Inicio Lo más nuevo Juguetes fotográficos, ¡Experimenta y diviértete!

Juguetes fotográficos, ¡Experimenta y diviértete!

0
159

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomar fotos es muy divertido; pero hacerlo siempre igual, lo puede convertir en algo aburrido, como prácticamente cualquier cosa en la vida. Hoy, si tomas una foto con tu celular para subirla al Facebook, ya cuentas con herramientas para añadir dibujos o textos a tus imágenes, esto como parte de la innovación que combate a la monotonía que tarde o temprano comienza a permear todo lo que nos parece muy conocido. Pero no todo es lo virtual o lo digital; puedes volver a lo básico para combinar objetos muy simples con la tecnología de tu cámara, y divertirte a lo grande con muchos elementos que harán un gran papel al momento de tomar tus fotografías: ¡juguetes fotográficos!

¿Qué son los juguetes fotográficos?
Son prácticamente todos los objetos que puedas incluir en tu fotografía, pero no con su uso acostumbrado, sino que serán utilizados para crear un efecto novedoso en tu imagen. Por ejemplo, puedes incluir una coladera de cocina, pero no para retratarla, sino para crear efectos de luz y sombra.

Prepárate
Recuerda que, en muchos procesos creativos, nos es muy útil dividir nuestro trabajo en tres grandes bloques: la preproducción, la producción y la postproducción.

• Preproducción: Es la preparación de todos los elementos que necesitas para llevar a cabo tus fotografías; tener a la mano y listos tu cámara, equipo de iluminación, tripié, baterías, tarjetas de memoria, reflectores y todo el equipo que planees usar, además de los objetos que aparecerán en la foto. En esta ocasión, esta etapa es también la más importante, ya que es aquí donde vas a conseguir tus juguetes fotográficos y alistarlos para crear distintos efectos.

• Producción: Es el momento de la verdad, cuando aprietas el botón que capturará la imagen que vas a guardar y se transformará en algo tuyo.

• Postproducción: Cuando ya tienes esa imagen y se convierte en el material a pulir, a retocar, a trabajar en la edición para que quede tal y como tú la quieres.

¿Quieres intentarlo?
Hay muchísimos juguetes fotográficos, tantos como te dé tu imaginación. De preferencia, no compres nada, utiliza lo que tengas en casa, revisa tu cuarto, la cocina, los juguetes, los productos de belleza, cualquier cosa que te sirva para crear efectos de luz, composición o enfoque.

Sugerencias
Aquí van algunos ejemplos de lo que puedes hacer con objetos que fácilmente se convierten en juguetes fotográficos, para que después de practicarlos, te sea más fácil inventar los tuyos y lograr fotos más frescas y diferentes.

Vaselina: Sí, leíste bien: vaselina, o en su defecto, crema. ¿Has visto esas fotos que tienen un efecto onírico, como entre nubes, vintage y con la imagen distorsionada, sobre todo hacia las orillas? Pues este es un truco viejo. Lo único que tienes que hacer es colocar un filtro UV en el objetivo de la cámara y untarle la vaselina (por fuera, por supuesto). La grasa dispersará la luz y creará efectos muy interesantes. Es recomendable dejar un espacio limpio al centro para que la imagen salga con una parte más nítida, pero igualmente puedes untarlo a tu antojo y decidir cómo te gusta más.

Bolsa de sándwich: Ahora puedes darle doble uso a la bolsita transparente del sándwich, sólo quítale las morusas, ábrela un poco por abajo para que puedas meter por ahí el objetivo, sostenlo con una liga y deja que el plástico cubra un poco de la orilla externa de la lente. Esto también da un efecto de niebla como la vaselina, pero con llamativos reflejos y transparencias que se ven fantásticos en exteriores o en ambientes con mucha luz.

Copa: Toma una copa de cristal, llénala de agua, y observa cómo la imagen que se forma dentro está al revés. Esto te permitirá jugar con distintas situaciones y escenas, por ejemplo, puedes girar la foto para que lo que aparece dentro del recipiente tenga la perspectiva correcta mientras el resto del mundo está al
revés.

Bola de cristal: Si tienes una bola de cristal, no desaproveches la oportunidad de sacar fotos a través de ella, ya que lo que se encuentre atrás aparecerá invertido (de cabeza) dentro de la esfera, al igual que con la copa de agua.

Media: Pon sobre el objetivo una media de mujer y sostenla con una liga. Con este truco lograrás suavizar y difuminar la imagen, así como darle un efecto como quemado al agregar brillo y reducir el contraste. También puede funcionar con un trozo de tul sujeto al lente.

Coladera de cocina: ¿Eres amante de los patrones de luz y sombras? Seguro que en tu cocina tienes distintos tipos de coladeras. Pues bien, los agujeros por donde estos utensilios dejan pasar el agua, también servirán para permitir o impedir el paso de la luz y proyectarla de diversas maneras sobre la superficie. Busca un objeto pequeño para proyectar las sombras de la coladera, y después inténtalo con un sujeto más grande y en vez de la coladera aprovecha el juego de claroscuro que provocan las persianas entreabiertas.

Lámpara de mano: ¿Tienes alguna linterna a la mano? Entonces este será tu primer paso hacia el lightpainting, es decir, pintar con luz. Primero, coloca tu tripié en el lugar donde tomarás la fotografía; programa tu cámara con la sensibilidad ISO al mínimo, tiempo de exposición largo (o en modo bulbo), enfoca manualmente al lugar en el que va a estar la lámpara prendida y, si tienes disparador remoto, será la ocasión perfecta para usarlo y evitar que la cámara tenga cualquier vibración durante el disparo. Ahora sí, apaga la luz y quédate completamente a oscuras. Dispara, y mientras dura el disparo (segundos o incluso minutos), aprovecha para mover la linterna apuntando hacia la cámara y hacer alguna figura o secuencia en específico. También puedes prender y apagar la lámpara en distintos puntos o apuntar hacia ciertos lugares (por ejemplo, puedes tener un grupo de gente e iluminar sólo sus caras). Las posibilidades son enormes cuando comenzamos a pintar con luz.

Papel aluminio: Con este juguete puedes hacer unos bokeh fantásticos. Sólo arruga el papel, colócalo al fondo e ilumínalo con una lámpara. Después coloca un objeto delante del papel, no muy cerca de este, y abre el diafragma de la cámara al máximo para desenfocar el fondo. Enfoca a tu sujeto, dispara y ¡listo!

Como puedes ver, aquí te damos sólo algunas opciones de juguetes fotográficos, sin embargo toma este artículo como el primer paso para descubrir todo un universo de juguetes y recursos para lograr las fotos más originales. Porque, aunque el dominio de la técnica y la teoría es fundamental para llegar a ser un buen fotógrafo, también lo es la capacidad de divertirse jugando y el poner a trabajar la imaginación para hacer cosas nuevas y originales. ¡Hasta el próximo artículo!

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.