Inicio Impresiones Gran Formato De solventes a eco solventes, las TINTAS que NO SE ACABAN

De solventes a eco solventes, las TINTAS que NO SE ACABAN

0
1173


Si bien es cierto que las tintas solventes
presentan problemas de toxicidad,
también es una verdad el hecho de que
su resistencia no tiene comparación, de modo que
en las condiciones adecuadas, y sobre todo para
aplicaciones en exteriores,
siguen siendo las más usadas del mercado.

Aunque no es exclusivo de las artes gráficas, el avance tecnológico es tan vertiginoso en este sector que actualmente cuesta imaginar algo que no pueda hacerse. Son tantas las técnicas de impresión, corte, diseño y más, que es sólo cuestión de elegir la más adecuada para cada proyecto. Por supuesto, el desarrollo de consumibles como tintas, adhesivos y más también ha influido en el crecimiento de la industria.

Sin embargo, hay productos que se niegan a quedar en el pasado y ese es el caso de las tintas solventes y eco solventes. A pesar de que nuevas tintas de alto rendimiento surgen constantemente, éstas se mantienen entre las favoritas y eso sólo puede responder a su alta calidad y buenos resultados.

Vale la pena recordar que estas tintas han atravesado por un importante proceso de evolución y perfeccionamiento que se ha adaptado a las demandas de los consumidores, de modo que su éxito no es gratuito. Sobre todo respondiendo a las tendencias de diseño más innovadoras y el creciente interés en el cuidado del medio ambiente, las tintas solventes han encontrado la forma de permanecer en el mercado por mucho más tiempo.

Volver a los orígenes: el surgimiento de las tintas solventes
Recordemos que por mucho tiempo fueron las tintas base agua las que dominaron el mercado, gracias a la viveza de colores que ofrecían y sus bajos costos, sin embargo, no todas eran durables y después de un tiempo aquellas basadas en tintes perdían intensidad y por lo tanto atractivo. Las tintas acuosas no son tóxicas durante el proceso de impresión ni después de éste, son completamente inodoras y son fáciles de usar. Principalmente recomendadas para la impresión de papel y cartón como pósters, carteles, fotografías, material artístico, carteles, señalización interior y más, estas tintas se usan en la mayoría de las impresoras inkjet.

Sin embargo, a pesar de sus beneficios, las tintas base agua no son recomendables para aplicaciones en el exterior, o para usarse en materiales no absorbentes, de modo que en muchos casos era necesario usar sustratos de poco grosor con recubrimientos especiales para la captación de tintas acuosas, o agregar a éstas pigmentos especiales para hacerlas más durables, lo que terminaba incrementando los gastos de producción.

Es ante esta problemática que surgen las tintas solventes, rápidamente aceptadas por el público gracias a la durabilidad de las aplicaciones que lograba.

Se trata de tintas cuya base de disolución es un solvente volátil que transporta a los pigmentos; se utilizan principalmente para señalización exterior por su alta resistencia a las  inclemencias del tiempo. Las impresiones con tinta base solvente son muy duraderas y tienen buenos resultados en soportes de plástico o papel. Por su composición, el solvente se disuelve sobre las superficies a imprimir de modo que el pigmento queda fijo mientras el solvente se evapora. La durabilidad y la fidelidad son las principales ventajas de estas tintas, sin embargo, el solvente contiene sustancias volátiles orgánicas (VOCs), que generan un olor muy intenso durante el proceso de secado e incluso en el trabajo ya terminado durante mucho tiempo más. Por este motivo, los trabajos impresos con tintas solventes no son recomendables para interiores o espacios reducidos donde las personas están en contacto cercano con ellos.

Principalmente usadas en proyectos de cartelería y publicidad exterior, las tintas solventes llegaron al mercado en un momento decisivo en que las necesidades de impresión se volvieron más exigentes, sobre todo en el sector de la publicidad, que siempre está en busca de nuevos materiales y aplicaciones atractivas.

Las tintas solventes por lo general se usan en impresoras de gran formato con anchura de dos a cinco metros que trabajan con cabezal piezoeléctrico.

Con su llegada, las tintas solventes abrieron un nicho de mercado muy importante para aplicaciones que antes no eran posibles con tintas acuosas, de modo que tanto la publicidad como el diseño se vieron beneficiados y ampliaron sus límites.

Durante años estas tintas dominaron el mercado y, a pesar de no ser ecológicas ni recomendables en aplicaciones como envases, etiquetas de productos comestibles e impresiones para interiores, cualidades como su fidelidad al color, adhesión a distintos sustratos y alta durabilidad, las mantuvieron durante años a la cabeza de la tecnología en tintas.

Hacia el camino verde
Afortunadamente, el sector de las la industria gráfica ha vivido desde hace algunos años una importante orientación hacia las tecnologías más ecológicas y de cuidado al medio ambiente, priorizando equipos, técnicas, tintas, y consumibles con conciencia ecológica, pues el público mismo así se lo ha demandado a la industria. Con esta corriente, y como respuesta a las principales debilidades de las tintas solventes es que surgen las eco solventes.

Surgidas en el año 2000, se trata de tintas con menos componentes tóxicos que sus antecesoras que no generan ningún olor durante o después de la impresión, de modo que las impresoras que usan este tipo de tintas pueden trabajar perfectamente en lugares cerrados y con poca ventilación como oficinas, sin ocasionar daños a la salud o resultar incómodo para los operadores de los equipos.

Naturalmente, estas tintas se pueden considerar un perfeccionamiento de las primeras, sin embargo, su desarrollo no ha hecho desaparecer a las tintas solventes y la razón es muy sencilla: aunque representan una forma más cómoda y segura de imprimir, además de ser respetuosas con el entorno, su calidad no es tan alta como la de las tintas solventes.

La vida útil al exterior de los plásticos impresos con tintas eco solventes oscila entre 18 meses y tres años, un tiempo considerable y más que competitivo, pero que no se compara con los cinco años que ofrecen las tintas solventes. Además, la intensidad de los colores es relativamente menor. Una ventaja importante de las tintas eco solventes es que se secan rápidamente gracias a su residencia térmica, sin embargo, durante las 24 horas posteriores a la impresión se produce cierto grado de evaporación en el material impreso, así que es necesario esperar un tiempo considerable antes de laminar los impresos, pues de lo contrario pueden generarse burbujas de aire que podrían arruinar el trabajo.

Frente a este panorama resulta natural preguntarse, si las tintas eco solventes traen consigo tantos beneficios, ¿por qué las tintas solventes no han desaparecido del mercado, y no solo eso, sino que siguen teniendo una presencia importante?

Las tintas que llegaron para quedarse
Si bien es cierto que las tintas solventes presentan problemas de toxicidad, también es una verdad el hecho de que su resistencia no tiene comparación, de modo que en las condiciones adecuadas, y sobre todo para aplicaciones en exteriores, siguen siendo las más usadas del mercado. Gracias a que sus cualidades se equiparan a éstas, las tintas eco solventes han ganado su propio lugar en la industria y, a pesar de que en los últimos años han surgido otras alternativas, es un hecho que ambas siguen siendo altamente competitivas.

La tecnología en tintas avanza a pasos agigantados con un claro objetivo en mente: diseñar sistemas más eficientes en cuestiones de durabilidad y calidad del color, y el más reciente desarrollo de gran importancia es el de las tintas látex, que rápidamente han ganado terreno.

Muchos han abierto el debate respecto a qué tintas son mejores e incluso han colocado en los mismos estándares de calidad a las tintas látex y las eco solventes. Sin embargo, es un hecho que las tintas eco solventes tienen una gama de colores más amplia que las látex, lo cual se nota principalmente en los colores rojo brillante, naranja, magenta, azul, cyan y verde; además las tintas eco solventes tienen una cualidad satinada que ningún otro tipo de tinta ofrece, pues interactúan directamente con las fibras del sustrato, asimilando los atributos de éste, de tal forma que al imprimir en materiales brillantes, la tinta tendrá un aspecto vivo y satinado; las tintas látex, por el contrario, se quedan en la superficie del sustrato y tienen una calidad mate incluso en materiales brillantes. Esto sin mencionar que los negros intensos y los colores reflectivos de las tintas eco solventes siguen siendo incomparables.

Gracias a que las tintas eco solventes son más densas y con mayor pigmentación, se necesita una menor cantidad de la misma para imprimir un color específico, lo que se traduce en menos tiempo y costo de producción que otras tintas como las látex o base agua.

A pesar de la aceptación que han tenido las tintas eco solventes en el mercado, las solventes no han desaparecido, se han perfeccionado y en el camino han surgido otras opciones conocidas como solventes suaves, se trata de tintas que ofrecen mayor durabilidad que las tintas eco solventes, pero aún desprenden cierto olor y gases que requieren ventilación para ser seguras. Es esta la forma en que la tinta solvente se ha mantenido viva, combatiendo sus principales limitaciones.

La durabilidad y resistencia no son las únicas ventajas de la tinta solvente, además es más económica que muchas otras opciones en el mercado. A los impresores que desde sus inicios han trabajado con ellas y ya han creado a su alrededor una cartera importante de clientes, acostumbrados a cierta calidad y rango de precios, no les interesa particularmente probar otros sistemas de tinta y son ellos probablemente quienes han mantenido a las solventes en la industria.

Ante la aceptación que han tenido las tintas eco solventes en el mercado, las solventes no han desaparecido, pero sí se han perfeccionado y en el camino han surgido otras opciones conocidas como “solventes suaves”, se trata de tintas que ofrecen mayor durabilidad que las tintas eco solventes, pero aún desprenden cierto olor y gases que requieren ventilación para ser seguras.

No cabe duda que cuando de impresión se trata, la elección de los materiales y consumibles depende de la aplicación final y, aunque existan muchas opciones en el mercado, siempre habrá sistemas más adecuados que otros. Mientras las tintas solventes y eco solventes sigan ofreciendo las cualidades que hasta ahora las han caracterizado, seguirán en el mercado por mucho más tiempo, sin importar las tecnologías que vayan surgiendo en el camino.

 

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.