Sistemas de impresión para envases flexibles

0
532


La complejidad de los productos que se comercializan para las diferentes industrias exigen cada día más variedad de envases personalizados y con distintas características. Fruto de esta necesidad, se han descubierto muchos materiales aptos para la fabricación de recipientes con sus caracteristicas, materiales y usos propios.

La mayoría de estos envases, ya sean para la industria alimenticia, de higiene personal y farmacéuticos llevan algún tipo de impresión, ya sea por motivos funcionales, informativos o de marketing.

En este artículo exploraremos los diferentes tipos de impresión para envases flexibles, así como los materiales que existen en el mercado para éstos.

En base a su estructura, podemos distinguir dos tipos de envases flexibles:

Envases flexibles monocapa, formados por una capa de un único material.

Envases flexibles multicapa, formados por varias capas de distintos materiales.

Más allá de esta diferenciación tan sencilla, existen otros tipos de envases flexibles con características diferentes debido a su modo de fabricación. Veamos los principales:

Envases de dos soldaduras

Estos envases disponen de dos soldaduras en extremos opuestos y un termosellado inferior. Son adecuados para piezas sólidas de forma rectangular, como por ejemplo las barritas de cereales o las tabletas de turrón.

Envases flexibles de tres soldaduras

Son los más comunes en los embalajes flexibles y se usan en productos no rectangulares. Consisten en introducir el producto en el envase y cerrarlos en su parte superior. Su estructura simple y eficiente se utiliza con frecuencia para envasar productos congelados como pescados, verduras o platos preparados.

Envases de cuatro soldaduras

Son similares a los envases de dos soldaduras, aunque van soldados en los cuatro lados. Durante la fabricación, primero se cierran tres lados, luego se introduce el producto y, finalmente, se sella la parte superior.

Puedes encontrar este tipo de envases flexibles en el caso de productos en polvo, como el café o el cacao o en otros casos, tales como el pan de molde, los alimentos para mascotas o los detergentes industriales.

Envases flexibles estables

Se conocen también como envases flexibles de fondo estable, ya que disponen de un fondo reforzado, de modo que el producto puede colocarse de forma vertical, pero permitiendo que el resto del envase sea más flexible.

Este tipo de envase es frecuente en productos como aperitivos, galletas y otros snacks. Además, puede usarse un sistema de autocierre en la parte superior, con lo cual resulta muy práctico para almacenar en el hogar.

Envases termoformados

El termoformado es una técnica que consiste en calentar una lámina de plástico, como PET o PVC, para que se pueda moldear con la forma que uno desee. 

Esta lámina se coloca en un molde de aluminio, madera u otro material, de manera a que quede impregnado y cree una burbuja. A continuación, se corta para crear envases individuales.

Se trata de otro envase muy frecuente, sobre todo en el sector alimenticios. Por ejemplo, se utiliza en bandejas para alimentos refrigerados, alvéolos para alimentos como bombones o cruasanes y estuches, tanto para alimentos como para otros productos. 

Las posibilidades de este material permiten crear blísteres (como las pilas u otros objetos pequeños) y cunas que protegen productos frágiles, como cosméticos o medicamentos.

Envases flexibles al alto vacío

Este procedimiento consiste en extraer el aire que rodea al producto que se va a envasar, lo que consigue el vacío dentro del envase. Al eliminar el oxígeno, se frena la proliferación de bacterias y hongos, de manera que se consigue alargar la vida útil de alimentos como embutidos, carnes, quesos o platos preparados.

¿Qué materiales son los más comunes en los envases flexibles?

En los diferentes tipos de envases que hemos descrito, son comunes los siguientes materiales en que están fabricados:

Aluminio, ya que aísla los alimentos de gases, rayos ultravioleta, grasas y vapor de agua. La desventaja es que se desgarra fácilmente, a menos de que se complemente con algún tipo de material sintético.

Polietileno, uno de los tipos de plásticos más flexibles, económicos y aptos para el termosellado. Sin embargo, no es impermeable a los gases y el oxígeno, una característica que lo convierte en poco apropiado para algunas aplicaciones.

Poliéster, también conocido como PET, rígido y con gran resistencia al impacto. Se puede hacer metalizado al vaporizarlo con aluminio, aumentando todavía más su resistencia.

Papel, que proporciona gran estabilidad y resistencia, es ecológico si es reciclado y facilita la impresión exterior.

Características de la impresión de envases flexibles

Si consideramos los envases flexibles desde el punto de vista del proceso de impresión, los métodos de impresión dominantes son:

Offset: Este sistema combina una impresión híbrida de offset con flexografía que otorga a los colores mayor opacidad y una definición increíble. Es ideal para tiradas cortas y medias en productos con alta rotación de diseños. O para combinación de diseños en una misma tirada.

Serigrafía y tampografía: Las aplicaciones de la serigrafía y la tampografía en el embalaje flexible se multiplican gracias a la cantidad de materiales que admiten y que no se limitan únicamente, –como en el caso del huecograbado o la flexografía–, a la impresión de plásticos o papel, soportes que van, por lo general, de bobina a bobina y que, una vez impresos, se manipulan, laminan, cortan o acomplejan para su incorporación a las líneas de envasado. Cuando se habla del uso de la serigrafía y la tampografía en la especialidad del embalaje flexible se engloban una serie de productos fabricados en polietileno, polipropileno, PVC, etc.

Existen diversas máquinas serigráficas y sistemas o equipos ink-jet que, combinados entre sí, sirven para la impresión de soportes en los que se quiere destacar alguna característica especial, como, por ejemplo, la inclusión de una marca de oro en una caja de botellas de cava. 

Hot Stamping: El hot stamping se utiliza para aplicar logotipos, información del producto, fechas de caducidad, códigos de barras y otros datos relevantes en envases y embalajes, tanto en materiales rígidos como flexibles. Esto ayuda a mejorar la apariencia del producto y proporciona información importante al consumidor.

flexografía y el huecograbado. Mientras que la impresión en huecograbado se consideraba tradicionalmente el proceso con la mayor calidad de impresión, la impresión flexográfica ha evolucionado hasta convertirse en una alternativa igual, especialmente en vista de la tendencia hacia tiradas de envases flexibles más pequeñas y medianas.

La mayor parte del volumen total de envases flexibles se produce en la impresión rollo a rollo, lo que significa que un rollo de banda de impresión flexible en blanco se desenrolla, se imprime y se vuelve a enrollar en la máquina de impresión. La impresión se realiza así en una banda continua. Alternativamente, la impresión se realiza en línea en una o varias plataformas de impresión (flexo) durante la producción del material de envasado, por ejemplo, en máquinas de extrusión de folios o en el proceso de conversión, por ejemplo, en máquinas de bolsas.

Normalmente, los sustratos de impresión son bastante sencillos de procesar. Por ello, en muchos casos la velocidad de impresión es de media a alta y puede llegar a 800 m/min (2600 pies por minuto).

Etiquetado: Las etiquetas para tubos flexibles, son cada vez más utilizadas en productos que anteriormente realizaban la impresión directamente en el envase, como es el caso de los productos dentífricos, cosméticos, farmacéuticos y alimenticios, entre otros.

Este tipo de etiquetas, se elabora con un compuesto innovador que forma una película transparente, adaptándose perfectamente a la forma de tubo y cubriendo completamente la superficie del envase.

Las etiquetas pueden ser realizadas para tubos de diferentes diámetros y longitudes. Asimismo, ésta actúa como barrera contra el oxígeno, la humedad  y proporciona una superficie ideal para una impresión de alta calidad.

IPE Innovaciones Para Etiquetajes manifestó que con estas etiquetas se consigue un aspecto muy atractivo, que simula la impresión en el envase y es más económico, que la impresión directa al tubo flexible.

Impresión digital: Este sistema de impresión digital no precisa de planchas ni elementos añadidos. Reproduce toda la información del ordenador a la impresora con tintas convertidas en heptacromía. Ofrece una calidad muy elevada, similar a la de sistemas como el huecograbado y el offset. Se trata de un sistema perfecto para tiradas cortas y muy cortas en campañas puntuales o de promociones.

¿Cómo se está desarrollando la impresión digital para laminados de tubos?

En la pasada edición de Interpack, la cuál se llevó a cabo en Düsseldorf, en mayo pasado, se expusieron diferentes soluciones para la impresión en envases flexibles.

La empresa Gallus expuso las perspectivas para la impresión de tubos junto con socios conocidos. Estos incluyen AISA Automation Industrielle S.A. para máquinas de producción de tubos e IWK Verpackungstechnik GmbH para máquinas de llenado de tubos, así como Stora Enso Oyj para material de impresión.

“Para Gallus, el desarrollo técnico en la impresión de tubos está asociado con una mayor disminución de las tiradas, lo que está cambiando la tecnología de impresión utilizada. Tiene perfecto sentido producir tiradas más cortas imprimiendo digitalmente ahora”.

Las empresas Uteco Group y Kodak lanzaron el sistema de impresión digital Sapphire EVO, la cuál utiliza la tecnologí­a de inyección de tinta KODAK Stream para ofrecer nuevas oportunidades a las marcas y proveedores de servicios de envase en el mercado de producción de alto volumen, usando tintas acuosas respetuosas con el medio ambiente. Permitiéndoles a proveedores y convertidores de envases tener una oferta digital sin comprometer la productividad ni los factores económicos, el sistema de impresión puede utilizarse para una amplia variedad de aplicaciones de bajo y alto volumen produciendo hasta 20 millones de metros cuadrados por año.

La combinación de Uteco y las tecnologí­as de Kodak no solo ofrecen una opción competitiva para la impresión digital de tirada corta, sino que además compite con las tiradas de impresión medianas-largas. El sistema de impresión Sapphire EVO lleva la impresión digital a la planta de producción con capacidades de impresión de más de 9000 metros lineales por hora, con una atractiva rentabilidad.

Por su parte, la empresa Alemana Heidelberg desarrolló la tinta de inyección de tinta UVF01, que ha demostrado su eficacia no solo en laminados de tubos, sino también principalmente en la impresión de cartón plegable. El nuevo sistema de tinta requería un sistema de secado diferente, que Gallus integró en la Labelfire “Tube-Edition” en forma de lámparas UV-LED.

La ventaja de utilizar la tecnología UV-LED en lugar de las lámparas de vapor de mercurio que se usaban anteriormente es que la energía penetra mejor en las capas de tinta gracias a la alta intensidad de los rayos UV-A y conduce a un curado más uniforme. La alta intensidad de los LED UV elimina la necesidad de refuerzos para intensificar el secado.

Esto permite procesar el laminado de tubo sensible a la temperatura sin que se vea afectado por el calor. También se utiliza gas inerte para curar la película de tinta de forma rápida y completa. El aumento resultante en el rendimiento de curado y la reactividad de los fotoiniciadores asegura el curado completo de la película de tinta. Además, el sistema de tinta se adhiere muy bien al sustrato sin necesidad de imprimación.

Domino Printing Sciences (Domino), ha diseñado la nueva generación de impresoras de transferencia térmica que maximizan el tiempo de productividad y el uso de ribbon. Además, todas las impresoras de la Serie Vx ofrecen impresiones de 300 dpi de alta calidad para texto, gráficos y códigos legibles por máquina de alta resolución.

La Serie Vx se ha desarrollado tras consultar y analizar la experiencia de clientes con amplia experiencia con impresoras TTO y envases flexibles. Las principales cuestiones que se plantearon se referían al tiempo de inactividad provocado por las complejas tecnologías Ribbon Drive y a los costes excesivos por el uso ineficiente del ribbon. De modo que la Serie Vx se diseñó para abordar estas cuestiones, para lo que se sometió a exhaustivas pruebas en las instalaciones de distintos clientes antes del lanzamiento.

Sin duda, los diversos tipos de impresión de envases, juegan un papel fundamental en la comunicación del packaging. El avance tecnológico de dichas técnicas, permiten la creación de diseños llamativos, que captan la atención de los consumidores. Garantizan una comunicación de 360º tanto en imagen como en texto.

Previous articleNavidad, la mejor época para impresiones y acabados increibles
Next articleRevista Visión Digital, diciembre-enero