BOBST combina un nuevo sistema de aplicación de hologramas de referencia con las herramientas conectadas para lograr la máxima calidad y eficiencia

0
126


Basándose en la tecnología innovadora de NOVAFOIL 106, BOBST lanza una nueva versión de la estampadora en caliente, dedicada a la aplicación de hologramas. Con un sistema de aplicación de hologramas totalmente rediseñado, la NOVAFOIL 106 H ofrece a los convertidores la máxima flexibilidad y eficiencia para la transferencia de estampado en caliente con hologramas.

La NOVAFOIL 106 se presentó hace solo dos años. Era la primera máquina en línea de estampación en caliente de BOBST que ofrecía una opción de estampado cruzado avanzado, aumentando su eficiencia y versatilidad. También ofrecía un nuevo nivel de calidad de embellecimiento con su sección de platina rediseñada, garantizando un tiempo de exposición más largo, una temperatura de platina estable y una mayor presión. La fiabilidad, acompañada de un uso económico de la lámina y una gran flexibilidad, es también la base de la nueva versión de esta máquina compacta y productiva.

Consciente de las necesidades particulares de la aplicación de hologramas, BOBST quería proporcionar una opción a los convertidores especializados en esta área de la transferencia en caliente. El resultado es un nuevo sistema con módulos de hologramas individuales, que puede montarse sobre rieles en la NOVAFOIL 106. Con hasta 2 rieles y 5 módulos cada una, 10 bobinas holográficas de 100 mm de ancho como máximo pueden convertir trabajos que antes requerían dos tiradas, en una sola pasada. Para garantizar la calidad con cero fallos que esperan los clientes, la NOVAFOIL 106 H se ha equipado con un registro para cada bobina con el fin de garantizar una precisión de aplicación perfecta. El avance del film se controla mediante un sistema electrónico y los ejes de avance con roldanas de presión garantizan una tensión perfecta del film. Los módulos pueden posicionarse rápidamente, y las bobinas holográficas pueden introducirse en cuestión de segundos. Es más, los módulos pueden conectarse directamente a una de las cajas de conexión a cada lado de la máquina. Este sistema «plug and play» garantiza unos cambios rápidos sin inconvenientes.

Para reducir aún más los tiempos de configuración, BOBST ha introducido también la herramienta de preparación digital (DMT, por sus siglas en inglés). Inspirada en la solución de control de la calidad que es la Mesa de Inspección Digital (DIT), permite enviar el PDF de cualquier trabajo de embellecimiento a la DMT, donde el diseño digital se proyecta directamente en el chasis en forma de panal. La proyección indica con precisión dónde deben posicionarse los troqueles, eliminando las largas comprobaciones de configuración. La DMT acorta la configuración y aumenta la precisión para garantizar una calidad de registro de estampado impecable, que a su vez reduce el número de hojas de desperdicio.

Todo está pensado para garantizar que los propietarios de NOVAFOIL 106 H puedan esperar un uso flexible, unas configuraciones cortas y una precisión máxima para la protección de marcas premium mediante la aplicación de hologramas. Al mismo tiempo, BOBST impulsa la eficiencia de la producción digital y conectada integrando continuamente nuevas innovaciones que abren el camino a la transformación del mundo de los embalajes.

Previous articleSun Chemical presentará una amplia gama de soluciones sostenibles para etiquetas y embalaje
Next articleLa serie Canon Colorado M ha recibido la aprobación para incorporarse al Programa de Garantía 3M