El proceso de corte de vinil, los errores más comunes

11563

Aparentemente un rótulo en recorte de vinil es una de las cosas más simples que se pueden realizar hoy en día, sin embargo, sabemos que ningún trabajo está exento de presentar problemas que pueden ser un dolor de cabeza para el rotulista que esperaba un proceso sencillo, los errores comunes pueden incluir desde la elección del vinil correcto hasta fallas en el software de la cortadora o efectos indeseados en el material.

Si eres nuevo en el trabajo con vinil o tienes muchos años de experiencia en la creación de letreros de vinil, existen problemas comunes que todos se topan. Pueden ser increíblemente frustrantes y, en ocasiones, alejar a los clientes de tu empresa o hacer que alteren su visión de un proyecto. El más común de estos problemas puede relacionarse con problemas de adherencia y
limpieza.

No realizar cortes de pruebaLa mejor manera de evitar el desperdicio de material es realizar uno o más pequeños cortes de prueba cada vez que inserte el portanavajas o se corte un material nuevo. No debemos asumir que la configuración recomendada para cualquier material dado siempre será la correcta. Hay muchos factores que afectan la forma en que se cortará un material, como el filo de la cuchilla, el estado del vinil, la complejidad del diseño, la exposición a la humedad y el color del tinte utilizado en el material. Si en la prueba no puede obtener un buen corte, casi seguramente en el resto de su proyecto tampoco va a funcionar bien.

También es una buena idea seleccionar una forma similar a la que se usa en su proyecto. En otras palabras, si está cortando un título, use una letra pequeña como forma de corte de prueba. Si está cortando una plantilla de figuras de imitación, pruebe cortando un pequeño patrón de, por ejemplo, diez círculos de tamaño similar al que se usa en el diseño.

Si está cortando formas grandes y simples, puede usar una forma básica como un círculo, un cuadrado o un corazón.

Culpar al vinil de una configuración incorrecta o viceversa El ejemplo más extremo de esto es cuando el operador vuelve a instalar el software en un intento de “arreglar un corte incorrecto”. Podría ser la solución si la computadora y el cortador no se están comunicando aunque, incluso en ese caso, se debe probar primero la reinstalación del controlador.

Conocer las posibles causas de varios problemas, tales como: Identifique en el cortador (de la marca que utilice) los problemas que pueden presentarse y aprenda cuales son las posibles causas como:

Nada se corta o la fuerza es demasiado baja; no hay suficiente exposición de la cuchilla; la cuchilla está demasiado alta sobre el material; la cuchilla está
astillada.

Cortes parciales: la fuerza es demasiado baja; la cuchilla está demasiado cerca del material; el material no está estabilizado; se necesita más de un pase; la velocidad es muy
alta.

Desgarres en el material: demasiada fuerza a la cuchilla; el material ha estado expuesto a la humedad; el material no es adecuado para cortar

El punto final está desviado del punto de inicio: la fuerza es demasiado alta (se necesita menos fuerza y más pases); la velocidad es demasiado alta; el material no está estabilizado.

Esquinas redondeadas: el desplazamiento de la cuchilla es demasiado bajo.

Burbujas en las esquinas exteriores o hendiduras en las esquinas interiores: la desviación de la hoja es demasiado alta.

No estabilizar completamente el material para cortar
La estabilización es el proceso de tener algún tipo de respaldo al material que no es penetrado por la cuchilla. Este respaldo evita que la cuchilla cambie el material y evita que las piezas cortadas se “caigan” del material a medida que otras partes del proyecto continúan siendo cortadas. El vinil y muchos productos de corte ya tienen una capa de respaldo que no penetra la hoja y sirve como estabilizador. Sin embargo, los productos de papel deben estabilizarse presionando sobre una base limpia y pegajosa que también no debe ser penetrada por la cuchilla, sino sólo rozada por la punta.

Cuando hay un problema donde el material muestra ciertos lugares que no cortan limpiamente (refiérase a la foto de arriba) primero deben revisar la estera de corte de cerca, para ver si falta la pegajosidad en esos lugares en particular. A menudo, esto sucede exactamente donde los rodillos de arrastre se desplazan. Pero también puede ser simplemente una pérdida general de adherencia debido a las fibras de material invisible que recogen e interfieren con la
adhesión.

Las base de corte se pueden lavar con agua tibia y un poco de jabón. Este proceso permite que estas fibras sean absorbidas por el agua y eliminadas por enjuague. El adhesivo que todavía está sobre la estera no se eliminará y, al secarse, la superficie debería estar bastante pegajosa nuevamente. Pero hay que revisar toda la superficie y agregar de ser necesario más adhesivo reposicionable a cualquier punto que ya no sea pegajoso.

Tener demasiada hoja expuesta en el soporte de la cuchilla
Demasiada cuchilla expuesta. Este es un problema que surgió por primera vez con los equipos Wishblade y Craft Robo hace diez años. Los usuarios no podían entender por qué el aumento de la exposición de la cuchilla (al cambiar el color de la tapa en los portacuchillas) no resolvía los problemas de corte que estaban teniendo. El hecho es el mismo con todos los cortadores: más cuchilla no proporcionará un mejor corte. La cantidad de cuchilla que se muestra debe ser el grosor del material más solo la menor cantidad posible. Si tiene muchas más cuchillas expuestas, no sólo estará cortando innecesariamente la estera y entorpeciendo la cuchilla, sino que verá más incidentes de rasgaduras, esquinas arrugadas y cortes incompletos. Cuando la punta de la cuchilla se extiende hacia abajo del material, luego de levantarla al final de una trayectoria, es más probable que jale el material lejos de la base, lo que lo desestabiliza y posiblemente
rasga.

Presumiendo que una cuchilla está astillada
Las cuchillas pueden astillarse si el portacuchillas se cae o golpea contra una superficie dura. En máquinas de fuerza alta, también se puede astillar una cuchilla si esta queda demasiado salida, junto con una fuerza excesiva. La cuchilla no solo penetra el material, sino que luego se empuja bien hacia la base, golpeando la superficie dura debajo. Dicho esto, el astillado no ocurre muy a menudo y no debe asumirse cuando de repente se obtienen cortes incompletos. Por un lado, la mayoría de las cuchillas desconchadas no cortarán ningún material en absoluto, en lugar de producir un corte menos que perfecto.

La manera más fácil de saber si la cuchilla está astillada es escanearla porque un escáner ampliará la imagen, lo que facilita mucho el examen de la punta de la cuchilla. Ahora, algunas cuchillas tienen una reducción para disminuir el tamaño de la figura y permitir un mejor detalle para formas pequeñas. No confundas el recorte como una cuchilla astillada.

La cuchilla está desgastada: Las cuchillas de corte se desgastan con el paso del tiempo. Cortando vinilo de poliuretano, las cuchillas tendrán  mayor vida útil, pero si cortas vinilo más grueso como el vinilo Glitter tendrás que cambiar la cuchilla con mayor frecuencia.

El vinil no se pega
Obviamente, el punto de trabajar con el vinil es que se adhiera a la superficie seleccionada. Cuando el recorte de vinil no se pega, puede ser increíblemente frustrante. Afortunadamente, generalmente hay dos razones por las que los recortes de vinilo se niegan a permanecer y ambos tienen soluciones simples.

Primero, la superficie seleccionada debe ser lisa. Cuantas más imperfecciones tenga una superficie, es menos probable que el vinil se adhiera a ella. Normalmente el vinil no se pegará adecuadamente a una superficie como la madera que tiene muchas imperfecciones o arañazos. Sin embargo, la madera y otras superficies ásperas pueden ser domesticadas lijándolas suavemente con una lija de grano fino y asegurando que no quede polvo. Si el vinil aún no se pega, intenta agregar una capa superior como barniz o resistol transparente para que sea más suave.

En segundo lugar, la superficie debe estar limpia, el polvo, la suciedad y los aceites son archienemigos de los viniles. ¡Esto incluye la grasa de las manos! No te preocupes, limpia la superficie con vinagre y agua, un limpiador a base de amoníaco o alcohol isopropílico. Comúnmente se usa alcohol isopropílico. Prueba una sección de su superficie para verificar daños antes de limpiar todo. Si las manos son particularmente grasosas, también puede considerar usar guantes.

Descarte difícil
Es frustrante cuando el exceso de vinil es difícil de separar de las imágenes que cortó. Esto casi siempre está relacionado con la profundidad de la cuchilla.

Probablemente no has cortado suficiente y posiblemente hayas conseguido cortar la capa de vinilo pero no la capa de adhesivo.

Has cortado demasiado: Si cortas con excesiva presión, habrás cortado el vinilo, el adhesivo y también el transportador y al intentar eliminar el sobrante, eliminarás también el transportador.

Intenta bajar la cuchilla en la máquina de corte y verifica si el problema mejora o desaparece. Si mejora, sigue bajando la cuchilla hasta que el problema desaparezca.

Si al cambiar la profundidad de la cuchilla no se corrige el problema, es posible que la velocidad de corte sea demasiado alta. Particularmente con cortes más finos para proyectos pequeños y detallados, se requiere una velocidad de corte más lenta. Si la máquina de corte de vinil le permite reducir la velocidad, intenta eso.

Si ninguna de estas opciones funciona, consulta el manual del propietario y experimenta. ¡Estamos seguros de que el problema puede ser
resuelto!


El forro de papel se adhiere a la estera
Este es muy común, pero también el problema más fácil de resolver! Todo está en tus manos, literalmente. Esto puede suceder cuando empujas el vinil sobre la alfombra demasiado fuerte. El tapete está destinado a mantener el vinil en su lugar por lo que sólo se requiere de una ligera presión. Si presionas demasiado se quedará pegado. Entonces, sólo jala un poco más suavemente.

Problemas de migración de color en vinil textil
Otro problema común es la migración de color, cuando los tintes de la prenda se transfieren al vinil aplicado. Esto suele ocurrir cuando se utiliza vinilo blanco sobre poliéster oscuro o camisetas oscuras de algodón y de baja calidad. El blanco del diseño/letras se convierte en gris. El tinte negro de la prenda se activa por el calor de la plancha transfer y migra hasta el vinilo. En este caso existen 2 soluciones:

Utiliza otro tipo de camiseta, el problema suele producirse con camisetas de poliéster teñidas o sublimadas, porque el calor de la plancha reactiva las tintas. También son problemáticas las camisetas de algodón de baja calidad. Utiliza camisetas de calidad.

Si estás obligado a utilizar una camiseta que presenta los problemas indicados en el punto anterior, puedes utilizar un vinil antisublimación que aporta una textura de mayor consistencia evitando la migración del color. Debido a que la oferta de colores para este tipo de vinil es limitada, si no encuentras el color que necesitas, puedes aplicar otra capa para conseguir mayor
opacidad.