Inicio Aplicaciones Rotulacion Señales bajo el agua, rotulación en la profundidad

Señales bajo el agua, rotulación en la profundidad

2011
Básicamente existen dos grandes opciones para la señalización de albercas olímpicas: la pintura y una amplia variedad de vinilos plásticos que pueden usarse tanto dentro como fuera de las albercas.

De los muchos mercados que atiende la industria gráfica, sin duda la señalización es uno de los más complejos e interesantes; pues debe sujetarse a distintas normas de seguridad y calidad que pueden llegar a ser muy exigentes, al tiempo que llama la atención y permite proponer diseños vanguardistas.

Es bien sabido que la principal característica de los señalamientos, cualquiera que sea su aplicación, es la durabilidad. Por lo general los letreros e indicaciones están expuestos a muchos agentes de desgaste como agua, polvo y luz solar, de modo que los fabricantes de sustratos han centrado su atención en el desarrollo de materiales resistentes y atractivos. Cada vez es más amplia la cartera de los mismos y por eso la señalización ya no se trata solamente de prevención de accidentes y seguridad, sino de diseño.

Este es el caso de la señalización para albercas, donde la resistencia de los materiales cobra otro sentido, pues no es suficiente con que los materiales soporten agua en su superficie impresa, sino que deben ser capaces de estar todo el tiempo bajo el agua sin perder su calidad ni la viveza de los colores.

Albercas de alto rendimiento

La alberca olímpica surgió en Gran Bretaña a finales del siglo XVIII y fue la National Swimming Society, fundada en Londres en 1837 la primera fundación en organizar una competencia de nado. Desde entonces, las albercas han evolucionado mucho tecnológicamente hablando y se conforma de las siguientes partes fundamentales: poyote o banqueta de salida, que suele tener una altura entre los 0.5 y los 0.75 metros por encima de la superficie del agua, se construye con material antideslizante y su ángulo de inclinación no puede exceder los 10 grados; señalización de carriles, que se da mediante bandas de color con longitud de 0.48 metros y un ancho de 0.30 metros; cuerda de salida falsa, que bordea la alberca y se encuentra a 15 metros de la salida a una altura de 1.20 metros; el carril que mide 2.5 metros; y los banderines, ubicados a cada extremo de la piscina a 1.80 metros de altura para indicar los virajes de espalda.

Por lo general las albercas olímpicas están divididas en 8 carriles de 2 metros y medio de ancho para evitar las molestias ocasionadas por el oleaje de los nadadores de carriles centrales. Con 21 metros de ancho y 50 de largo, las piscinas tienen una profundidad aproximada de 1.80 metros y la temperatura del agua debe estar por encima de los 24ºC cuando se trata de competencias.

Además de garantizar la seguridad durante una competencia de natación, la señalización de las albercas olímpicas tiene la función de garantizar resultados justos y favorecen la visibilidad de los jurados, el público y los competidores.

Características de los señalamientos

La señalización acuática constituye una rama muy amplia y en el caso particular de las albercas olímpicas, está sujeta a normas muy precisas que garantizan la seguridad de los usuarios. Según las regulaciones generales, los señalamientos deben cumplir las siguientes características:

Colores llamativos: como en cualquier tipo de señalética, los colores son muy importantes a la hora de diseñar indicaciones para albercas. Éstos deben ser llamativos pero se recomienda que no sean demasiado brillantes, pues podrían generar efectos visuales molestos tanto para los espectadores como para los competidores.

Por lo general, las albercas olímpicas cuentan con cuatro tipos de señalización: las marcas en el piso indican a los competidores los límites entre cada carril, mientras que las boyas flotantes cumplen la misma función con los espectadores y jurados. Además, en los bordes de las albercas suele indicarse la profundidad de la misma y, en algunos casos, la temperatura del agua. Por último, las banderas sirven para dar indicaciones más precisas. Ya que las albercas tienen fondo azul claro para mayor visibilidad, son populares las señales en azul marino, rojo, amarillo y/o blanco.

Antiderrapante: por cuestiones de seguridad, todos los señalamientos deben tener cualidades de relieve y superficies antiderrapantes, pues los sustratos plastificados comunes se vuelven resbalosos al contacto con el agua. Incluso aquellos que se adhieren al fondo de las albercas deben tener cierta textura porosa.

Resistencia: los señalamientos no solamente deben ser capaces de soportar el agua, sino el cloro y todos los desinfectantes que comúnmente se usan en las albercas olímpicas; éstos podrían dañar tanto el color del material, como la adherencia del mismo, por lo que los materiales usados con este fin se someten a muchas pruebas de durabilidad.

Variedad de materiales

Básicamente existen dos grandes opciones para la señalización de albercas olímpicas: la pintura y una amplia variedad de vinilos plásticos.

La pintura para alberca es un recubrimiento desarrollado a partir de hule clorado, plastificante y pigmentos de color de alta resistencia. Por estas cualidades, la pintura forma una película de alta impermeabilidad, de modo que ni el agua ni los productos químicos que se usan en su purificación pueden penetrarla o gastarla.

La pintura puede lavarse repetidamente sin perder su color o brillo, y se aplica de forma tradicional con brocha o aspersión convencional. Antes de pintar una superficie, ésta debe cumplir las siguientes condiciones:

En albercas nuevas hechas de concreto es necesario dejar secar el material por lo menos tres meses antes de pintarla, pues el concreto fresco produce álcalis (polvo suelto muy fino), que fácilmente podría mezclarse con la pintura y afectar su acabado y adherencia. Una vez que la alberca esté perfectamente seca es necesario neutralizar la alcalinidad lavando la superficie con una solución de ácido muriático al 10 por ciento (nueve partes de agua por una de ácido). Para evitar todo residuo de ácido, es necesario enjuagar la alberca con agua a alta presión y dejarla reposar de tres a cuatro días. En algunos casos puede generarse nuevamente polvo alcalino, si es así, deberá repetirse todo el proceso. Finalmente, antes de pintar es recomendable realizar una prueba para garantizar la adherencia de la pintura.

En las superficies que han sido pintadas previamente, es necesario remover perfectamente las partes sueltas o flojas de pintura en los muros y/o piso de la alberca, luego resanarlas y posteriormente pintar.

En el mercado se ofertan distintas marcas de pintura para albercas como Berel, Sherwin-Williams, Sayer, Comex, Nervion, entre otras. Antes de elegir una es recomendable verificar su durabilidad y resistencia a la formación de algas, hongos y moho.

Los vinilos adheribles se han hecho muy populares en los últimos años por su practicidad tanto de aplicación como de desmontaje, pues esto hace posible personalizar las albercas de acuerdo a la temporada o con los colores de cierto evento deportivo. Además de utilizarse en la marcación de límites y señales de precaución, los revestimientos de vinilo pueden usarse para cubrir por completo una alberca, sustituyendo el montaje de azulejos o pintura. Conocido como vinilo liner, está compuesto de hojas de policloruro de vinilo flexible reforzadas con una malla de poliéster. El resultado es una membrana de 1,5 milímetros de espesor, de gran solidez y flexibilidad que le permite adaptarse a cualquier diseño de alberca. Gracias a su composición como si de un tejido se tratara, este tipo de vinilo garantiza la estanqueidad del agua, reduciendo la necesidad de mantenimiento para corregir fugas.

Este tipo de vinil puede imprimirse con diversas texturas y resulta más económico y rápido que el montaje de azulejo, por lo que se ha popularizado tanto en albercas privadas como olímpicas. Ya sea que la alberca esté pintada, recubierta de azulejos o con un revestimiento de vinil, la señalización con láminas de vinil es la más popular en el mercado actual.

Contrario a lo que pudiera pensarse, la aplicación de láminas vinílicas es más sencilla de lo que parece, ya que aprovecha la presión del agua para mantenerse adherida al fondo de la alberca. En algunos casos ni siquiera es necesario vaciar la piscina, pues el pegamento se activa con el agua y se necesitaría gran fuerza para moverlo de su posición original.

En el caso de los vinilos con adhesivo tradicional que no se activa con el agua, lo más recomendable es aplicarlo sobre una superficie perfectamente limpia y seca, ejerciendo presión sobre el plástico y dejando secar durante unos días antes de llenar de agua la alberca.

También es muy popular la membrana de PVC (policloruro de vinilo plastificado), un material muy usado por su gran maleabilidad y resistencia al desgarro y la decoloración por los rayos uv, así como su amplia gama de colores disponibles.

Si se aplica siguiendo las instrucciones y se le da el mantenimiento adecuado, la señalización con vinil puede llegar a durar hasta diez años en perfectas condiciones sin mermar la calidad de la impresión o adherencia. Una gran cantidad de marcas en el mercado como Finn, Landy, Wayman, Vigor, Renolit, entre otras, ofrecen membranas de distintos grosores y otras cualidades para adaptarse a proyectos específicos.

Aunque el fin primero de la señalización en albercas es la seguridad de los usuarios, los materiales que se ofertan en el mercado actual también proporcionan cualidades de diseño e incluso de responsabilidad ambiental que pueden ser un plus a la hora de elegir el material más adecuado; lo más recomendable es evaluar su capacidad de adherencia, resistencia a químicos de limpieza y la nula formación de hongos o algas.

Fuera del agua

Al exterior de la alberca también existen señalamientos muy importantes para la seguridad y el mayor disfrute de una competencia de natación, entre ellos se desatacan los siguientes:

Banderines: se trata de banderines de vinil en forma triangular que generalmente miden alrededor de 16×27 centímetros y sirven para señalizar la aproximación de las líneas de salida y llegada durante competencias de nado de espalda, durante las cuales los competidores no tienen la mejor visibilidad.

Están fabricados con doble vinil sellado con orifico para colgar y son fácilmente imprimibles por ambas caras con varias tintas. Estos banderines se colocan en cuerdas atadas a dos postes de acero a 1.80 metros de altura y no necesitan anclajes.

Podium de salida: por lo general están hechos con superficies de aluminio de alta resistencia y suelen brandearse para competencias y eventos especiales. La numeración de cada panel y otra información suele imprimirse en vinil de alta resistencia autoadherible que soporta el contacto con el agua.

Torres de saltos: cuando se trata de albercas equipadas para competencias de clavados, las torres de saltos también se brandean con impresiones en vinilo, aunque la mayoría de las indicaciones se pintan con pintura especial. En cualquiera de los casos es muy importante el aislamiento de hongos y bacterias, así como un acabado antiderrapante.

Para estas aplicaciones lo más común es usar vinilo autoadherible que sea capaz de pegarse tanto a superficies sólidas como paneles de aluminio, y porosas como muros de cemento. Sabic Polymershapes ofrece un material muy popular y recomendable para estos fines conocido como Hi-Traffic, disponible en hojas y rollos de mayor tamaño con distintos acabados como Coin, Ceramic Tile, Diamond Tread, Levant, Rib, Wood Grain entre otros. Este material específico se imprime por la parte posterior con tintas UV en espejo.

También suelen usarse distintos tipos de acrílico resistente a la abrasión, se trata de láminas acrílicas fabricadas con un revestimiento por ambos lados que es muy duradero. Es muy popular en espacios deportivos por su resistencia a arañazos, humedad, luz solar y productos químicos de limpieza abrasivos. Tiene una excelente calidad óptica y es muy ligero, por lo que es recomendable para sustituir vidrio. Marcas como Sabic Polymershapes, Wee Tect, Plaskolite, entre otras, ofrecen este tipo de materiales.

Debido a las normas de limpieza que rigen el mantenimiento de una alberca olímpica, la elección de los materiales usados es de vital importancia, pues no basta con que tengan una apariencia atractiva, sino que deben ser durables y amables con el contacto humano.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.