Inicio Sin categoría Añádele fibra al estampado, características que descifran al cliente de textiles

Añádele fibra al estampado, características que descifran al cliente de textiles

1140

textilEl crecimiento que comenzó hace unos años en el mercado de sublimación de tinta continúa en alza, gracias a que cada vez más proveedores de servicios de impresión descubren que el proceso ha evolucionado para bien en los últimos tiempos. El crecimiento del mercado sigue extendiéndose más allá del estampado de textiles, hacia muchos otros productos receptores.

La estampación por sublimación es un medio de transferir un diseño a una tela usando un paso intermedio, por lo que se trata de una técnica de estampación indirecta, mediante el uso de tres recursos: temperatura, presión y tiempo. Existe una tendencia en ciertos mercados, de llamar: “estampado por sublimación” a las aplicaciones sobre telas con fibras de poliéster y “estampado transfer” a las realizadas sobre fibras naturales, entre otras, lo que crea algunas confusiones.
A esto se le añade el simple hecho de que puede tomar algún tiempo acostumbrarse a las prensas de sublimación de tinta, independientemente del nivel de la experiencia de su personal en las empresas. Los más aventajados en estos procesos sacan gran provecho, descubriendo nuevos nichos potenciales de ganancias en un mercado que aún está en crecimiento.
En casos excepcionales se pueden encontrar empresas, que generalmente son grandes, ofreciendo ambos servicios: la producción de papeles de sublimación y la aplicación de estos sobre telas propias o de clientes.
Los primeros desafíos que se presentan al momento de sublimar prendas de vestir, es la fabricación de color, el contenido de la fibra (poliéster o textiles con diferentes polímeros) y las líneas del papel, los cuales se explican dentro del proceso estándar:

Pasos para el proceso de producción estándar
Primero se debe cuidar la limpieza de la pieza para que la tinta pueda adherirse con facilidad al sustrato sin ninguna complicación. La prenda, preferiblemente compuesta por tejidos naturales y polímeros, debe estar totalmente lisa, después se pasará por la superficie un rodillo de quita pelusa para eliminar pequeñas partículas e hilos que no son visibles a la vista, pero que pueden dejar imperfecciones en el producto final.
Posteriormente, se debe asegurar que esté colocada en la dirección correcta.
Se puede colocar arriba del papel alguna hoja lisa (blow out), teflón o papel tipo periódico, como precaución por si se colocó de forma incorrecta el papel, para que éste no se pegue con la plancha de calor, aunque, algunas planchas cuentan con una capa de teflón integrada.
El siguiente parámetro de la sublimación estándar es dejar la tela en la plancha alrededor de 60 segundos a una temperatura de 204.40 grados centígrados con una presión de 40 PSI (pounds per square inch, libra-fuerza por pulgada cuadrada). Estos son los ajustes tradicionales para obtener una óptima sublimación, aunque no significa que se pueda experimentar un poco con otros parámetros, pero no se recomiendan cambios muy drásticos porque la impresión puede salir alterada.

Cuando el estampado se ve afectado por las líneas del papel
Dentro del proceso de sublimación estándar, pueden existir errores comunes, como es el caso de las líneas que se forman cuando los bordes del papel transfer se pegan con la tela, haciendo que las fibras se deformen y quede una marca visible e irreversible.
Para prevenir que aparezcan las líneas del transfer, se puede experimentar con los parámetros de presión y temperatura para establecer los lineamientos reales con los que trabaja su equipo, aumentando o disminuyendo los valores estándar de tiempo, temperatura y presión. Generalmente, reduciendo el tiempo y el calor se puede evitar este error, porque entre más prolongada es la exposición de la prenda al calor hay más posibilidades de que queden pegados los bordes. Para evitar desperdicios, hay que registrar los parámetros e irlos bajando poco a poco.

Sublimación de telas compuestas con materiales mixtos
La tinta estampada por sublimación perdura más tiempo en fibras de poliéster. Con una tela de composición mixta, por lo regular no se obtiene la misma intensidad en los colores, pero puede hacerse.
El gran defecto de la sublimación diseñada por ingeniería química en fibras de poliéster es que si se emplea en algodón, el estampado no será permanente, la sublimación va desapareciendo, porque no sólo se trata de estampar la tinta sobre la tela, las fibras de poliéster se dilatan y absorben la tinta mientras que en las fibras de algodón esto no ocurre.
Si se compara una playera de 100% poliéster con una que está compuesta por 50% poliéster y 50% algodón, veremos que en la primera el diseño original se ve exactamente igual, mientras que en la segunda, los colores no son tan brillantes, se desvanecen y mientras más se laven se irán desvaneciendo aún más. Actualmente, a este efecto se le puede sacar ventaja porque algunos diseños de prendas de vestir son deslavados para lograr un resultado original.

Sublimación: ¿es posible sublimar el algodón 100%?
Una de las preguntas que frecuentemente recibimos es sobre la posibilidad de sublimar el algodón; esto no es posible. Existen técnicas, son muchas y no son nuevas, que “ofrecen” sublimar el algodón, son diferentes pero se centran en la misma operación: aplicar sobre el algodón una capa de polímeros sintéticos y sublimar sobre éstos.
Nosotros no las recomendamos, ya que si bien el resultado instantáneo es la apariencia de que se logró sublimar el algodón, no es así; lo que se sublimó es la capa de polímero sintético, no el algodón, y al hacer pruebas de lavado el polímero empieza a ceder, se va perdiendo y por lo tanto a desaparecer la imagen impresa. Recordemos que el sublimado realizado sobre las telas correctas es permanente, por lo que no se deslava, cuartea, decolora, despinta, etcétera.
Lo que nosotros podemos recomendar es la utilización de diferentes telas sintéticas en un 95%, sobre las que se obtendrán todas las ventajas de la sublimación.
Dentro de la búsqueda de telas adecuadas para sublimación es posible que se encuentren con telas que al sublimarlas les aparece un “fantasma”, esto se debe a que la tela encoge al momento de sublimar. La solución es sencilla, se deben “thermofijar” estas telas, es decir, se deben pre-planchar a 210 grados por 30-45 segundos antes de sublimar.

Otras opciones
Cuando se trata de trabajar entonces con textiles de fibras naturales vamos a encontrar tecnologías que han hecho posible que podamos imprimir en otros textiles con impresoras de gran formato. Eso es una realidad en México y su aplicación está en crecimiento. La impresión textil ha abierto nuevas vías a la hora de imprimir, y es ampliamente utilizado en el campo de la moda, el diseño de interiores, la ingeniería y hasta en el campo militar entre otros.
Así como existen muchos tipos diferentes de tejidos utilizados en la estampación textil, también hay muchos tipos diferentes de tintas para impresoras utilizadas en la impresión sobre tejidos. Estas tintas se unen a las fibras de la tela para que la impresión resultante tenga un alto nivel de calidad, así como la durabilidad.
A continuación se muestra una lista de algunos de los tipos de tintas para impresora que se utilizan para la estampación textil en impresoras de gran formato:

1.Tintas ácidas: principalmente para teñir telas de fibras de proteína animal como la lana, el mohair y seda. La base para las tintas de colorante ácido es el ácido acético o el ácido cítrico. El ácido colorante puede ser tóxico y debe usarse con cuidado absoluto.

2. Colorantes dispersos: se utilizan para la impresión de las fibras sintéticas, tales como fibras de acrílico, nylon y poliéster. Se llaman colorantes dispersos ya que requieren un agente dispersante para extender el tinte sobre la tela. Las altas temperaturas suelen ser necesarias para dispersar los tintes para el trabajo.

3. Las tintas pigmentadas: las tintas pigmentadas para impresora textil son en su mayoría para telas de algodón. Son conocidas por su durabilidad, aunque no son tan buenas en la representación de los colores en comparación con el tinte de las tintas. Sin embargo, el nuevo tipo de tintas pigmentadas que han salido al mercado está produciendo colores comparables a los producidos por las tintas dye.

4. Colorantes Reactivos: Reactiva tintas dye se utilizan para imprimir en telas de celulosa o de origen vegetal como el algodón y el lino. El calor es un componente importante en la impresión textil con tintas reactivas colorantes, que libera los colores de la tinta y el colorante se une a la tela.

5. Tintas de curado UV textil: UV textil trabaja en una variedad de telas. El proceso de impresión consiste en exponer la tinta de la impresora a la luz ultravioleta mientras se está curando o secando. La luz UV saca a relucir los colores de los cartuchos de tinta de la impresora sin soltar los compuestos orgánicos volátiles o VOCs en el medio ambiente.

6. Tintas de sublimación: Tintas de sublimación térmica de colorantes que se utilizan popularmente en los diferentes sustratos de impresión, y no sólo en la tela. Estas funcionan de manera similar a la impresión térmica con calor para transformar la tinta de la impresora de su estado sólido antes de que se pueda enlazar a las fibras de la media de la tela. Sin embargo, el proceso de sublimación no pasa por el estado líquido, la tinta se “funde” a partir del estado sólido al estado gaseoso y se solidifica en el tejido.
Estas son las tintas de impresora más comunes que se utilizan para la estampación textil en impresoras de gran formato. Hay diferentes tipos de estas tintas, algunas sólo funcionan con ciertas telas y los resultados específicos son por lo general los que se esperan con cada combinación.

Características de tintas
Algo de información sobre los antecedentes de las tintas por sublimación y el proceso de adhesión será bueno para quienes no lo conozcan. He aquí un desglose de la diferencia entre tintas reactivas, ácidas, de pigmento, por sublimación y dispersas.
Los colorantes reactivos y ácidos son solubles en agua. La tinta reactiva contiene colorantes solubles en agua que crean enlaces covalentes con celulosa cuando se calienta en condiciones alcalinas. Antes de su fijación, la tinta se imprime en tela precalentada.
De igual forma, las tintas ácidas requieren un tejido previamente tratado para una adhesión correcta. Los colorantes que componen las tintas ácidas crean enlaces iónicos o electrostáticos en textiles que contienen aminos como seda, lana y nilón. Estos tejidos estampados con tintas reactivas y ácidas deben lavarse antes de la transferencia para eliminar cualquier sustancia residual.
Las tintas reactivas y ácidas tienen que fijarse en los textiles con un procedimiento al vapor posterior al procesamiento, para adherirlas de forma permanente, en especial en el caso de telas elásticas para vestuario, como la Lycra y el Spandex. Las sedas y los nilones usan el vapor en tintas a base de ácidos para producir una alta saturación del color en tonos brillantes y fuertes en estos tejidos específicos.
Las tintas de sublimación son pigmentos. Las partículas sólidas de pigmentos pasan por una fase de cambio de sólido a gas cuando se calientan hasta su punto de sublimación. Cuando se encuentra en estado gaseoso, el colorante penetra la estructura molecular de materiales polímeros (ej. poliéster) para formar un enlace físico mientras el material vuelve a la temperatura ambiente. A diferencia de los colorantes reactivos y ácidos, la tinta de sublimación no requiere un tratamiento previo, ni un procesamiento posterior.
El colorante disperso es similar al de sublimación ya que ambos son insolubles en agua, son una categoría de tintes que se disuelven en poliéster y algunas otras fibras sintéticas bajo la influencia del calor.
La diferencia entre los tintes dispersos y los de sublimación es la cantidad de energía empleada para pasar de un estado de la materia a otro. Los colorantes dispersos requieren más inversión de energía para cambiar la fase de los pigmentos de sólido a gas. El nivel elevado de energía permite el uso de tecnología de tintas dispersas en mercados de alta resistencia a la luz, como el mercado de la industria automovilística.
Aunque presenta nuevas oportunidades de aplicación, el requerimiento de más energía de la tinta dispersa, que también se traduce en más tiempo en un vaporizador o prensa de calor, es una desventaja con respecto a la tinta para sublimación, además de requerir menos energía, las tintas de sublimación ofrecen mayor intensidad de color y pueden ser empleadas en cuatro colores, en vez de ocho, haciendo así el proceso de impresión más rápido y económico.
Un ejemplo de equipos de tintas reactivas es la Durst Kappa 180 que ha ganado la certificación GOTS; el “Estándar Textil Orgánico Global” (por sus siglas en inglés). Sólo los textiles, que contienen al menos un 70% de fibras naturales de cultivo ecológico controlado, son adecuados para su certificación. Las tintas Kappa pueden ser utilizadas para imprimir distintos textiles.
Kappa Ink R (sistema de tinta reactiva) para algodón y mezclas con un contenido de algodón superior al 60%.

Kappa Ink D (sistema de tinta dispersa) para fibras sintéticas, poliéster y mezcla de poliéster con un contenido de poliéster superior al 50%

Kappa Ink A (sistema de tinta ácida) para seda y mezcla de seda.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.