Inicio Impresiones Gran Formato Evite los líos “pegajosos”, Instalar y retirar gráficos en pisos, paredes, vehículos...

Evite los líos “pegajosos”, Instalar y retirar gráficos en pisos, paredes, vehículos y ventanas

751

remove-vinilLas pruebas de compatibilidad sirven para ayudarle a elegir el tipo de vinil adecuado, así como ayudarle a prevenir daños a la pintura o la superficie del muro.
Al momento de quitar vinil, procure siempre tirar de él en ángulos menos a 90° con respecto a la superficie. Esto evitará que se rompa y tenga que desprenderlo en trocitos.

Instalar y remover imágenes y gráficos en vinil suele tener diferentes particularidades. Interiores, exteriores, ventanas y vehículos: cada uno tiene un reto distinto. Conozca algunos tips para facilitar estos procesos.

Al momento de instalar
Para Ritchie Daize, especialista en aplicación de vinil de la empresa Arlon, hacer una prueba para medir la compatibilidad entre sustrato y la superficie donde se colocará es un paso esencial.
En muros exteriores, el primer paso es analizar e identificar los diversos retos que cada tipo de superficie representa. Por ejemplo, los canales de cemento en las paredes de ladrillo generalmente son hondos y gruesos, mientras que en los muros de block suelen ser más delgados y poco profundos. Sin embargo, los segundos poseen una superficie altamente texturizada. Por otra parte, si los muros de cemento están recubiertos con pintura, ésta debe pasar por dos pruebas que demuestren el grado de adhesión de la pintura a la pared y la compatibilidad del vinil con la pintura. Por último, las paredes con relieve texturizado o “stucco” representan uno de los retos más grandes para la aplicación de vinil.
Después, defina el tiempo de vida de su aplicación. ¿Será necesario aplicar un laminado o protector al vinil? Si es así, tendrá menos definición en los recovecos profundos del muro, pero podrá resguardar la imagen de peligros como el clima y el desgaste por rayos UV. Si opta por un proceso de laminado líquido, Daize recomienda que lo extienda 3 cm hacia afuera de los bordes del gráfico. Esto le dará estabilidad al vinil, ya que reduce las probabilidades de que se encoja.
Para las aplicaciones en interiores, lo primero que debe hacer es evaluar el nivel de brillo o “gloss” de la superficie. Dado que existe un extenso rango de pinturas para interiores en diferentes marcas, acabados y bases (agua, aceite, látex), es importante realizar el siguiente examen de compatibilidad. Antes de comenzar, asegúrese que el área de prueba esté limpia. Al comparar todas sus opciones en vinil, se recomienda trabajar con muestras impresas en tamaño carta debido a su practicidad.
Si está trabajando con viniles autoadheribles, asegure su muestra a la pared por la parte superior utilizando un trozo de cinta y retire la mitad del protector desprendible (esto le ayudará a tener mayor control y evitar arrugas o burbujas). Termine de remover el papel y comience a pegar el vinil a la pared en movimientos horizontales de arriba, hacia abajo.
Si tiene más muestras impresas en otros tipos de vinil, realice el mismo proceso, procurando numerar cada muestra a manera referencial. Concédale mínimo 24 horas a los adhesivos para que desarrollen su proceso de fijación. Después de este periodo, podrá comparar la compatibilidad de los tipos de vinil con el “gloss” del muro: para entonces, es posible que se hayan formado burbujas en alguna de las muestras y que el vinil se haya comenzado a desprender de la pared.
Por último, retire suavemente la parte superior de la muestra que haya presentado los resultados más favorables para verificar si el adhesivo formó un enlace químico con la pintura. Si es así, grandes secciones de la pintura se desprenderán al momento de retirar el vinil. Esto implica que la pintura no fue debidamente curada al momento de su aplicación.
Una vez que haya desprendido la mitad de la muestra, corte ese pedazo con una navaja. Para remover la segunda mitad, sujete con fuerza el vinil y jálelo de un tirón. Si pequeños trozos de pintura se desprenden al momento de quitar el sustrato, no se preocupe: esto significa que si instalase ese vinil por un par de años, la pintura no se descascararía al momento de quitarlo.
En exteriores, una vez que haya analizado el muro y decidido el tiempo de vida de la aplicación, es momento de elegir el tipo de vinil. En el caso de las paredes de ladrillo y/o block, es importante tomar nota de los siguientes aspectos. ¿Qué tan pronunciados están los contornos? ¿El muro está recubierto con pintura? La mayoría de las pinturas y revestimientos de pared para exteriores son químicamente resistentes. Al igual que en los muros para interiores, es indispensable realizar pruebas de compatibilidad para verificar que el vinil de su elección se adherirá bien a esa superficie.
Primero, realice un chequeo pasando sus manos sobre el muro. Si siente que hay partículas de muro que se desprenden al tacto, es importante removerlas en seco, sacudiendo el muro con una escoba. Acto seguido, pase un trapo ligeramente húmedo. Recuerde que el propósito es deshacerse de polvo y partículas sueltas sin humedecer la pared, especialmente porque los ladrillos, blocks o cemento pueden tardar días en secarse. Sin embargo, Daize señala que algunos muros en espacios públicos, como los del metro, deben ser lavados a presión para remover la suciedad acumulada. Si este es su caso, asegúrese de que el muro estará 100% seco cuando instale las muestras.
El proceso es bastante similar a las pruebas realizadas en interiores. Pegue sus muestras a la pared por la orilla superior y desprenda la mitad del papel protector. El adhesivo para exteriores suele ser potente, por ello, es importante que vaya trabajando por secciones, aunque se trate de una muestra. Procure ir alisando el vinil sobre la pared, aplicando presión únicamente en los puntos de alto relieve. Asegure muy bien las orillas de la muestra antes de aplicar calor para evitar que éstas se encojan. Pase la pistola de aire caliente del centro hacia afuera, presionando a medida que vaya. Repita estos pasos con cada una de las muestras que desee probar y numérales a manera referencial. Permita que transcurran 24 horas antes de comparar resultados.
Por último, realice las pruebas de compatibilidad del adhesivo con el muro. Si tiene que aplicar muchísima tensión para retirarlo de la pared, el sustrato es compatible con las características del muro. Si la pared está recubierta con pintura, realice la siguiente prueba: de un tirón rápido y con fuerza, jale el sustrato y verifique si hay partículas de pintura adheridas al vinil. De ser así, notifique a sus clientes sobre lo que deben de esperar al momento de quitar su gráfico.

Hora de decir adiós: consejos para remover vinil
Todas las aplicaciones del vinil presentan retos bastante similares entre sí. Daize apunta que dos de los retos principales consisten en combatir los residuos de adhesivo y lograr que el vinil se desprenda en la menor cantidad de piezas posibles.

Tome en cuenta las siguientes consideraciones:

1. Busque la información básica. ¿Cuánto lleva instalado ese vinil? ¿Qué tipo de vinil es? Entre más tiempo lleve ahí, mayor será la cantidad de tiempo que tarde en quitarlo. De saber la marca o tipo, revise las especificaciones o llame a sus proveedores para verificar que no tengan instrucciones o tips particulares para retirarlo.

2. Cuente a sus aliados. La pistola de aire caliente es un buen aditamento, ya que se utiliza para calentar ligeramente el sustrato sin provocar daños a la superficie sobre la que se había montado. Aunque hay quien prefiera utensilios más grandes como sopletes o vaporizadores, tenga en cuenta la superficie sobre la que está aplicada el vinil para no causar deformaciones en el soporte.

3. Encuentre el ángulo perfecto. Por regla general, algunos profesionales recomiendan remover el vinil desde un ángulo de 90°. Los sustratos suelen romperse en pleno proceso de desinstalación cuando se tira de el en un ángulo de 180º con respecto a la superficie.

4. Prepare la superficie para el futuro. Si planea instalar un gráfico nuevo sobre la misma superficie, debe realizar una limpieza final con un limpiador o solvente para eliminar restos de adhesivo.

Uno de los errores más comunes al tratar de remover window graphics radica en utilizar demasiado calor. Si no regula la temperatura de la pistola de aire caliente, el cristal podría quebrarse en menos de 3 segundos.

Tips para casos particulares
Window graphics
Por un lado, Daize señala que remover vinil de ventanas es muy distinto a quitar gráficos adheridos a otro tipo de superficies. “Existen muchos sustratos que puedes desinstalar aplicando calor o tirando tan fuerte como puedas sin miedo a romper nada”, comenta Daize.
Típicamente, el vidrio puede resistir temperaturas de hasta 2,000°C si se calienta de manera uniforme. Sin embargo, si sólo se aplica calor a una parte del cristal (aunque se trate de una temperatura tan baja como 150°C) es muy probable que éste termine por quebrarse. Esto es de suma importancia en el caso de ventanas con doble cristal, ya que el calor que se acumule entre los dos cristales puede producir fisuras.
Daize apunta que éste es uno de los errores más comunes al tratar de remover a los llamados window graphics. La mayoría de las lámparas de calor y pistolas de aire caliente disponibles para esta tarea –tales como las de las marcas Bosch, Porter Cable y DeWalt –pueden llegar a alcanzar temperaturas promedio de hasta 1,000-2,000°C. Si la temperatura no se regula de forma adecuada, el vidrio se romperá en menos de tres segundos.
Otra de las principales causas que provocan que los vidrios se quiebren al momento de desinstalar radica en el uso incorrecto de la fuerza. Para evitar que su cristal se rompa o sufra alguna avería, es necesario tomar en cuenta el tamaño del gráfico y el área total que éste cubre. Un error común es intentar remover un gráfico de dimensiones considerables jalándolo entero. Esto puede hacer que el vidrio se doble más allá de su umbral de flexibilidad.
Dado que los sustratos de vinil colocados sobre materiales de vidrio se adhieren con más fuerza a estas superficies que a otras, los gráficos chicos son más fáciles de remover. Si está tratando de quitar un gráfico grande, daize recomienda utilizar una técnica denominada como “desinstalación por corte seccional”. Para ello, debe emplear un cutter especial para cortar vinil (liner cutting tool) y una regla.
Con éste, usted podrá cortar el gráfico en áreas pequeñas y uniformes sin lastimar el cristal. Sólo necesita ajustar la presión de la navaja antes de elaborar los cortes. Una vez que haya segmentado el gráfico en secciones relativamente iguales, podrá tirar del vinil con toda la fuerza que considere necesaria sin temor alguno. Para auxiliarlo en esta tarea, Avance y Tecnología en plásticos ofrecen accesorios para cortar y depilar vinil de la marca Avery.
Si el cristal tiene rastros de pegamento, puede utilizar removedores de adhesivo industriales como los de la marcas 3M, Avery y Remux (distribuido por Avance y Tecnología). De no contar con estos, Daize indica que el alcohol isopropílico y la gasolina blanca son dos buenas opciones de disolventes. Aplique cualquiera de estas soluciones utilizando un atomizador o un trapo.

Automóviles
En aplicaciones automotrices, el tirar del vinil desde un ángulo erróneo puede tanto dejar fragmentos de pegamento difíciles de quitar, como provocar que éste se rompa, haciéndolo desprenderse en pequeñas tiras. Como estrategia, Daize recomienda aplicar calor con una pistola a no más de 50°C. En cuanto a la técnica correcta, tire del vinil en un ángulo entre 15° y 20°.
Para obtener los mejores resultados, extienda los dedos de una mano sobre el vinil, aplicando tensión, y jale el sustrato con la otra para tener mayor control. A medida que las orillas se enfrían, vuelva a aplicar calor sobre la sección más próxima. Trate de remover un gráfico completo trabajando metódicamente de abajo hacia arriba o de lado a lado. Esto le ayudará a completar la tarea de forma más rápida y eficiente.
Por otra parte, Daize propone un par de consejos para remover sustratos texturizados. Los sustratos de especialidad para rotular vehículos, específicamente los viniles tipo “fibra de carbono”, suelen ser más difíciles de quitar debido a que la textura provoca grosores inconsistentes. Esto significa que hay puntos en el sustrato que serán más delgados y, por ende, más frágiles.
Para removerlo, aplique calor en la orilla por donde comenzará a desinstalar el vinil. Comience levantando poco a poco pequeñas secciones de aproximadamente una pulgada hasta desprender toda la orilla. Hecho esto, utilice una pistola de calor sobre el área que removerá primero (no sobrepase los 40°-50°C). Jale arriba y hacia afuera de forma vertical, procurando seguir un ángulo menor a 90°. Habiendo levantado entre 15-20 cm de sustrato, vuelva a aplicar calor sobre la siguiente zona y los espacios aledaños a ésta.

Agradecemos la información proporcionada por la empresa Arlon para la elaboración de este artículo.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.