Fotografía de modas para redes sociales

927
Fotografia de moda para redes sociales

En la actualidad, las redes sociales son un elemento muy importante para la promoción de casi cualquier marca y, en ellas, un aspecto decisivo es el visual; los gráficos y las fotografías impactantes pueden determinar el éxito o el fracaso de tus piezas de comunicación, y como consecuencia de aquello que estés promocionando. Por eso, hoy te compartimos algunos consejos para lograr fotografías impactantes para los posts de tu marca.

Retratar moda es retratar ropa, modelo y producto, es capturar una situación, el lucimiento de cada uno repercute en el otro y tú tienes la responsabilidad de dotar a la fotografía de un excelente motivo para lograr que esto pase.

Para conseguirlo a través de una serie de muy buenas imágenes que destaquen a la moda, modelos y productos, debes tener en cuenta varias cosas. Aquí encontrarás algunos buenos consejos que te garanticen resultados como artista gráfico.

UNA MEZCLA DE GÉNEROS
Lo primero que debes entender es que la fotografía de moda puede entrar en el terreno de diversos géneros fotográficos: retrato, producto, artística, urbana, paisaje, etc., pero hay un punto en común que siempre debes tomar en cuenta: en la fotografía de moda debes contar historias y capturar momentos. ¿Qué historias? ¿Cuáles momentos? ¿Cómo vas a contarlas? Eso depende de tu propio estilo, pero, sobre todo, de la personalidad de tu marca.

BUSCA INSPIRACIÓN
En cualquier arte, los maestros son los maestros. Búscalos en las redes, en revistas en línea, conócelos, analiza sus imágenes, identifica las tendencias, piensa en por qué ellos son reconocidos y sus fotografías son exitosas, por ejemplo, Cecil Beaton, Martin Munkácsi, Edward Steichen, Horst P. Horst, Patrick Demarchelier, Terry Richardson, Mario Testino, Steven Meisel, Annie Leibovitz y David LaChapelle.

Si ya encontraste el común denominador, ahora planea tu trabajo. Puedes adaptar a tu gusto y necesidades algo que te haya gustado, y define cuál será tu estilo y qué quieres lograr.

MANOS A LA OBRA
Toma distintas versiones de una misma escena. Normalmente en los shooting para redes sociales se suelen explotar al máximo todas las posibilidades de una misma escena para usarlas en las distintas plataformas (Facebook, Instagram, Stories y ads), tanto como imagen fija como para hacer videos, incluso stop motions, a partir de ellas. Aquí lo importante es que al hacer varias tomas, explores las posibilidades de la imagen, practiques y tengas más confianza en tu trabajo. Pídele a algún amigo ser tu modelo y trabajen con lo que tengan a mano.

EL EQUIPO MÍNIMO
El equipo fotográfico para retratar moda puede ser muy basto, pero si estás empezando, te recomendamos al menos contar con los siguientes elementos para hacer tus primeros trabajos:

• Cámara réflex con un buen nivel de tolerancia al ruido.

• Tres objetivos: uno que te permita cubrir muchas posibilidades, como un 18-70 mm; un telefoto, y un 50 mm muy luminoso (f1.8 o menos) para retratos.

• Un flash externo.

• Tripié.

• Baterías de repuesto.

• Rebotadores de luz.

TRABAJA EL MOMENTO
No te preocupes tanto por el glamour o la sofisticación, si quieres que tus imágenes impacten, captura el momento, aquel que te dé fotografías naturales y no posadas, que sea importante para tu producto y tu finalidad. Planéalo, trabájalo y cuéntaselo a tu modelo, que para esto es tu cómplice. Debes estar atento también a los momentos improvisados, a los que surjan, no solamente a los planeados, para que no se te escapen.

MODELO Y CÓMPLICE
Haz que tu modelo se sienta seguro, que sea él. Tienes que lograr que proyecte aquello que tú quieres, así que debes encontrar los recursos para hacerlo. Puedes preguntarle por sus propias historias de acuerdo a la emoción que necesitas que transmita, pedirle que se acuerde de tal o cual cosa. Guíalo como a un amigo, no le ordenes o fuerces a hacer algo que no le quede. El chiste es que sea auténtico y eso se plasme en tu imagen.

RETRATOS
A final de cuantas, algunas de estas fotos son retratos. Asegúrate de lograr muy buenos retratos. Siempre enfoca a los ojos de tu retratado, y toma en cuenta las dos posibilidades de tu modelo, si está inmóvil o en movimiento:

• En sujetos inmóviles enfoca manual o automáticamente con prioridad en el enfoque (One Shot/AF-S), y a un punto único.

• En sujetos en movimiento moderado usa enfoque automático con prioridad en el enfoque (AI Servo/AF-C),  y a un punto único.

LA ROPA, EL PRODUCTO
Acuérdate que se trata de promocionar ropa, de marcar moda. Y que las características y estilo de la ropa en cuestión dotarán a tu fotografía de determinada textura, así como de las sensaciones que esta provoque. Debes tener esto en cuenta para que logres un conjunto armónico en tu imagen. Utiliza la iluminación y la composición para resaltar las características de la prenda en cuestión.

Una composición adecuada es garantía de una buena foto. Explora tu encuadre desde diferentes perspectivas, no te conformes a la primera. Pon atención en las líneas que se forman en las mismas prendas, en sus patrones. Todos los elementos cuentan, exhibe la esencia del producto.

PRESENTA EL PANORAMA Y RESALTA UN ELEMENTO
Para hacer lucir a un elemento del producto o resaltar una característica esencial de este, es importante tomar en cuenta que para lograr presentar nítidamente solo a una pequeña zona en la fotografía, puedes hacer que exista una menor profundidad de campo y así lo que esté delante y detrás de esta zona saldrá desenfocado: Utiliza aperturas grandes (números f pequeños, como f/2 o f/2.8, etc.). Pero si tu objetivo es presentar la mayor parte de la imagen debidamente enfocada, te recomendamos que selecciones aperturas pequeñas (números f grandes, como f/16, f/22, etc.).

Si tus productos son estáticos, enfoca manualmente. Si los modelos están en movimiento, es mejor utilizar el enfoque automático de tu cámara. A menos, por supuesto, que tengas otra cosa en mente, como alguna alteración. Modificar tu profundidad de campo, depende del efecto que estés buscando.

DESCANSA SIN DESENFOCARTE
Tómate un descanso y dale también un respiro a tu modelo, pero el descanso es solamente de tu cámara, no de la sesión. Aprovecha el momento de relax para preguntarle a tu modelo cómo se siente y qué le ha parecido el trabajo hasta ese momento. Mientras tanto, obsérvale y ve si es necesario darle un retoque a su maquillaje o a su peinado, también revisa que todos los elementos que aparecerán en la fotografía estén en óptimas condiciones, de no ser así, también corrígelos o límpialos o desarrúgalos… El caso es que los dejes como quieres que sean retratados. Esto te hará más sencillo el trabajo de postproducción.

SELECCIÓN Y EDICIÓN
Independientemente de los programas de edición que utilices, el paso más importante en la postproducción en este caso es la selección de las fotografías que tomaste. Fíjate bien en cuáles van a quedar que armen buenas secuencias y ten siempre presente lo que te habías planteado en la planeación de tus sesiones.

Como en todas las fotografías bien planeadas y con intención, son muchos los factores que debes tomar en cuenta, pero no te deben abrumar, todo lo contrario, si tienes una buena etapa de planeación, esta te permitirá que goces tu trabajo. Simplemente debes tener los aspectos importantes en mente y saber que la esencia de la fotografía de modas consiste en contar historias, la narrativa de las imágenes es lo que te hace pasar de una imagen cualquiera a una fotografía con alma que interpela a quien la mira.

También te recomendamos leer: Fotografía publicitaria en redes sociales