Tintas de Silicona. Una opción de sostenibilidad para Serigrafía Textil

855

La serigrafía es una de las técnicas de decoración textil más antiguas, pero que cuenta con gran vigencia, aunque se ha perfeccionado y tanto en sus técnicas como en los materiales que utiliza. Esto ha derivado en el desarrollo de insumos – tintas, emulsiones, disolventes- que inicialmente han resultado altamente contaminantes con el fin de mejorar la mejor eficacia técnica.

Es por eso que de cara a las exigencias de sostenibilidad se ha trabajado en el desarrollo de tintas serigráficas textiles en base a insumos de origen natural, con el fin de intentar reducir el impacto ambiental causado por el uso de estos materiales.

Si bien el concepto de moda que conocemos y que cambia cada temporada está vigente desde mediados del siglo XX, el fenómeno conocido como moda rápida o fast fashion ha presionado el medio ambiente, generando no solamente una gran cantidad de residuos y desperdicios sino también un gran reto en cuanto a la inocuidad de los materiales que se utilizan.

Este modelo de producción ofrece dos tipos de prendas básicas de baja rotación en tienda, y prendas de tendencia, de alta rotación y fácilmente reemplazables; se intenta entonces que los productos respondan y se adapten rápidamente a las necesidades de los consumidores los 365 días del año. La rotación constante de moda motiva a que los tiempos de consumo y desecho sean cortos, por lo que el modelo productivo del fast fashion genera un volumen de residuos muy alto.

El impacto ambiental de la moda rápida es innegable. El volumen de prendas manejado implica también una gran cantidad de acabados textiles; las sustancias químicas utilizadas para los distintos procedimientos -como el teñido o estampado -, el consumo de recursos energéticos e hídricos, la liberación de gases de efecto invernadero, así como los desechos materiales y/o vertidos, afectan en gran medida a tanto a impresores como a usuarios.

No se puede negar que la producción de grandes cantidades de prendas aumenta el uso de la técnica serigráfica y por ende el consumo de insumos para la misma. En 2017 se estima que un total de 34 mil millones de metros cuadrados de tela fueron estampados, principalmente mediante serigrafía industrial. Se presume que entre el 11% y el 13% del total de los productos textiles producidos ese año fueron hechos mediante estampado, y que el crecimiento es del 2% anual.

Las tintas plastisoles son probablemente las tintas textiles más utilizadas en la industria de la serigrafía, debido en parte a su gran versatilidad y facilidad de aplicación. La formulación de las tintas plastisoles usualmente sigue la siguiente fórmula: Plastificante + Pigmento + Resina (PVC) + Aditivos

Las tintas plastisoles son suspensiones de resinas en líquidos no acuosos. Lo particular de ellas es el tipo de resina que se utilizan como el PVC en forma de copolímero, es decir, de macromolécula; que contiene también pigmentos y aditivos que permiten modificar las características termoplásticas de las resinas que forman parte de la tinta.

El estado líquido-viscoso propio del plastisol se debe a que las resinas que lo componen tienen un alto punto de fusión, entre 120 y 180ºC lo que le permite mantenerse en su estado original a temperatura ambiente, o a temperaturas altas que no alcancen los puntos de fusión.

Los plastificantes son el solvente del plastisol, de la misma forma que el agua es para las tintas de base agua. Son líquidos incoloros e inodoros, y tienen la doble misión de funcionar como dispersantes y aportar flexibilidad a las partículas de PVC, presentes en la tinta. Esta última función es posible gracias a diversos compuestos químicos que permiten darle flexibilidad al PVC, “incrustándose” entre las moléculas de las resinas para espaciarlas, lo que genera la fluidez del plastisol. Los diferentes plastificantes le dan a la película final distintas características.

Los plastisoles se clasifican en dos tipos dependiendo del grado de compatibilidad con el polímero, primarios, cuando la compatibilidad es alta, y secundarios, cuando la compatibilidad es menor, por lo que es necesario emplear otros plastificantes para un mejor resultado. De acuerdo a la cantidad de plastificante utilizado para conseguir las propiedades del plastisol, se clasifica su eficiencia; cuanto menos plastificante se necesite para lograr las propiedades, más eficiente es. Es importante que el plastificante que se utilice sea lo más compatible posible con las partículas de PVC para que resulte en tinta de mayor calidad. La compatibilidad se mide acorde a la capacidad de mezcla de dos sustancias que tiene como consecuencia otra sustancia homogénea.

El problema es que algunos de los plastificantes pueden contener ftalatos, su mayor desventaja es que algunos de estos compuestos son considerados cancerígenos y de alto riesgo para la salud; la exposición a los mismos puede darse mediante inhalación, vía oral o dérmica, es decir, que puede darse absorción por la piel lo que pone en riesgo a los usuarios de los textiles decorados con estas sustancias. Afortunadamente existen plastificantes sin presencia de ftalatos en su composición como fosfatos, poliméricos, tipo epoxi, etc.

Buscando la sostenibilidad en la serigrafía

En los últimos años se han desarrollado plastificantes derivados de fuentes naturales y biodegradables, tales como los ésteres de ácidos grasos epoxidados, y aceite de linaza epoxidado, que permiten la existencia de tintas plastisoles más benévolas con el ser humano y el medio ambiente.

 Las pastas de estampación a base de elastómeros de silicona constituyen aún una innovación en el campo de la serigrafía textil. Además de las pastas de estampación acuosas, los productos actuales representan otra alternativa ecológica a los plastisoles.

Las tintas de Silicona no contienen ni PVC ni ftalato ni formaldehído y tampoco los liberan.

Al principio, gracias a sus propiedades antideslizantes, los elastómeros de silicona se utilizaron casi exclusivamente para la producción de estampados denominados “antideslizantes”. Después de un intenso trabajo de desarrollo, se ha originado una nueva generación de productos que convence por sus excelentes propiedades de estampado.

Las pastas de estampación de silicona se distinguen por sus características positivas y únicas. Estas pastas tienen un largo tiempo de apertura del molde y, sin embargo, un corto tiempo de secado intermedio.

Además, los elastómeros de silicona destacan por una elevada elasticidad, un tacto suave y una elevada solidez al lavado. No es obligatoria la fijación en caliente. Según los requisitos, es posible obtener superficies brillantes o opacas en el estampado.

Una característica especial de los elastómeros de silicona es la anti-adherencia. Por ejemplo, un folio metalizado se puede aplicar al lado de un estampado de silicona sin dejar
residuos. 

En cuanto a su aplicación, se utilizan diferentes tipos de elastómeros de silicona.

Gracias a sus propiedades se aplica particularmente sobre calcetines para bebés. Igualmente, gracias a sus superficies opacas y su estabilidad, se aplican especialmente en el campo de ropa para deporte y atletismo. Para obtener efectos de gel en la sobreestampación o el estampado directo o efectos metálicos o escarchados se usan pastas de estampación de
silicona.

Algunas cosas comunes que se pueden personalizar con la tinta de impresión de transferencia de silicona son: Uniformes,   Ropa interior, Camisetas, Sudaderas, Suéteres, Calcetines, Ropa de dormir, Bermudas, Camisas, entre otros productos.

Las tintas de impresión de silicona de primera categoría permiten numerosos efectos especiales únicos, que incluyen: Efecto gota de agua, Antideslizante, Flocado multicolor, Polvo metálico, Cuenta de vidrio, Impresión de puntos a cuatro colores  transpirable. Anti-agrietamiento a baja tempe-
ratura, Migración anti-color, Efecto de aspecto ambarino, Posibilidad de imprimir en elástico, Impresión 3D con borde afilado, Matriz de polos de puntos de impresión 3D.

Generalmente, se requieren de 5 a 8 capas de tinta para obtener una cobertura adecuada. Con solo unas pocas capas de tinta de impresión de silicona, se puede obtener el mismo efecto, con un acabado menos voluminoso, un uso de material más barato, un ciclo de vida de producción más corto y menos costos de mano de obra.

Las proporciones de tintas de base a color realmente no están predeterminadas, por lo que puede cambiar el color de la tinta de impresión. (se recuerda que primero deben realizarse las pruebas de compatibilidad).

Los materiales a base de silicona, en comparación con los materiales de base orgánica, a menudo tienen requisitos más exigentes, que van desde los que funcionan a temperaturas más altas hasta los que trabajan en condiciones climáticas adversas durante períodos de tiempo prolongados. La tecnología de silicona es un acelerador importante para una amplia variedad de aplicaciones que benefician el proceso serigráfico. 

Ventajas de la tinta a base de silicona:

– Capacidad para soportar temperaturas muy altas de 205 ° C: el material de silicona es capaz de soportar temperaturas muy altas. Como resultado, puede usar la tinta para imprimir en guantes de cocina. La tinta no solo resistirá las altas temperaturas, sino que también resistirá fácilmente el roce contra cualquier cosa que esté
mezclando.

– Tinta de silicona de grado alimenticio: la tinta de silicona SE está hecha de silicona pura. Por esta razón, la tinta para imprimir se puede utilizar para usar en espátulas, tapetes de silicona para hornear y muchas otras aplicaciones de utensilios de cocina.

– Alta resistencia a rayar, doblar y estirar: las tintas de silicona SE son las más flexibles de la industria. Los artículos que se estiran como gorros de natación, muñequeras de silicona serían ideales para imprimir con la tinta de silicona SE.

– Durabilidad: cuando se imprime en un producto, la tinta SE pasa a formar parte del producto. Esta característica hace que la tinta sea perfecta para los botones o teclados de computadora, además permite manejar una presión constante.

– Estas características clave dan a las tintas de silicona, la capacidad de funcionar extremadamente bien cuando se utilizan tanto para aplicaciones diarias, aplicaciones médicas y aplicaciones extremas.

– Otras aplicaciones de tinta de silicona son productos promocionales hechos de caucho de silicona. La cantidad de aplicaciones de tinta de silicona que se pueden imprimir con la tinta de silicona es infinita.

Nuevamente la serigrafía se adapta a los avances tecnológicos, las tintas de silicona responden a una necesidad de crear productos más inocuos tanto para el usuario final como para proteger a los trabajadores del proceso serigráfico.