Fotografía para eventos sociales

554

Cuando vas a tener una fiesta ya vas de gane, pero si además vas a ser el encargado de tomar las fotografías de ese evento, pues seguramente tendrás doble diversión. Retratar aquellos momentos que se van a dar en esa celebración, es una buena responsabilidad y un excelente motivo para demostrarles a los demás lo que significan para ti.

Bodas, aniversarios, bautizos, cumpleaños, navidades, con mucha gente, con poca gente, en la noche, en el día, exterior o interior… Son muchos los factores a tomar en cuenta para hacer bien tu trabajo. Debes estar siempre alerta para capturar las emociones de los invitados, los momentos importantes, los detalles espontáneos. Todo esto, sin molestar ni alterar la forma en que fluya la ceremonia.

Para lograr preservar en muy buenas imágenes esos instantes tan especiales para tu familia y amigos, debes tener en cuenta los consejos que encontrarás en este artículo, que te convertirán en un gran cronista gráfico.

Sé parte de la fiesta sin olvidar tu cometido

Goza la fiesta, eres parte de ella, así que compórtate de manera familiar con los demás para que la gente actúe normalmente frente a ti y no te tome como el “fotógrafo oficial”, porque esto hará imposible que tomes fotos naturales y no posadas. Sin embargo, debes estar atento a los momentos importantes de la celebración, porque si te dejas llevar por el ambiente, puede que se te escapen, y el tiempo no regresa.

Casual

Cuando vayas a tomar tus fotos, si quieres que sean de lo más casual posible, no te des tanto a notar, no les hables ni digas el clásico “A ver, ¡sonrían!”. Sé parte del ambiente y no trates de cambiar el paisaje ni a sus protagonistas. Toma en cuenta que tienes recursos, por ejemplo, un telefoto, para hacerla un poco de paparazzo.

Juega con la perspectiva

Acuérdate de que una composición atractiva juega un papel muy importante en el logro de una buena foto. Muévete y explora tu encuadre. Agáchate, súbete a una silla, ve a un lado y a otro para observar a través de la lente de tu cámara las perspectivas que logras, pon atención en las líneas que se forman con los elementos de la foto. Todos los elementos cuentan, capta la esencia y el ambiente de la celebración.

Profundidad de campo

Cuando quieras que solo una pequeña zona en la fotografía salga nítida, es decir que haya menor profundidad de campo y que lo que esté delante y detrás del sujeto salga desenfocado, entonces usa aperturas grandes (números f pequeños, como f/2 o f/2.8, etc.).

Si lo que quieres es que salga enfocada una mayor parte de la celebración, entonces tendrás que optar por aperturas pequeñas (números f grandes, como f/16, f/22, etc.).

Te recomendamos enfocar manualmente cuando hagas tomas de elementos estáticos, pero utilizar el modo de enfoque automático para las escenas de movimiento. Claro, como en todo, hay excepciones, además de distintos gustos en el modo de trabajar; finalmente todo depende de cómo te sientas más cómodo. La profundidad de campo depende del efecto que quieras lograr.

Tomas muy abiertas

Son imágenes en donde la nitidez es muy importante, y donde tenemos tiempo suficiente para buscar el enfoque perfecto en el punto exacto, así como la profundidad de campo que queramos.

• Enfoca manualmente, a un punto único y con prioridad en el enfoque (One Shot/AF-S). 

Retratos

Detecta a los personajes principales de la celebración y asegúrate de hacerles muy buenos retratos. Siempre enfoca a los ojos de tu modelo, y tienes dos opciones dependiendo de si tu personaje está estático o en movimiento:

• En sujetos estáticos enfoca manual o automáticamente con prioridad en el enfoque (One Shot/AF-S), y a un punto único.

• En sujetos en movimiento moderado usa enfoque automático con prioridad en el enfoque (AI Servo/AF-C), y a un punto único.

Fotografía macro

Este es un estilo de fotografía donde el enfoque es crucial, además de difícil de lograr. Para conseguir los mejores resultados es recomendable que trabajes de la siguiente forma:

• Enfoca manualmente, a un punto único y con prioridad en el enfoque (One Shot/AF-S).

¿Ya fotografiaste el pastel?

En las fotografía de ese tipo de objetos solemos controlar casi todos los parámetros, ya que se trata de elementos inmóviles dispuestos en un espacio con condiciones de luz y ambientes más estables.

• Enfoca manualmente, a un punto único y con prioridad en el enfoque (One Shot/AF-S).

¿Fiesta en la noche?

Recuerda que cuando hay poca luz es muy difícil que la cámara se pueda enfocar sola, date tus mañas para lograr nitidez en tus imágenes. Si puedes, usa un tripié; si no traes uno, apóyate en algo.

• Siempre que sea posible, usa el enfoque manual. El área de enfoque dependerá del tipo de fotografía que quieras tomar.

• También puedes enfocar en modo automático, iluminando el punto de enfoque con una linterna (en caso de que tu cámara no tenga infrarrojos de apoyo), y una vez enfocado pasar al modo manual para que en el momento del disparo la cámara no intente enfocar nuevamente.

Fotos del baile

Aquí no tenemos tiempo para ponernos exigentes con el enfoque porque nuestros personajes están en constante movimiento y todo puede ser cuestión de milésimas de segundo.

• Usa el enfoque automático con prioridad en el disparo (AF-C/AI Servo), en un área de enfoque dinámica.

• Si prefieres usar el modo manual, puedes hacerlo, por ejemplo, puedes enfocar al suelo de la pista, así cuando estén bailando “Payaso de rodeo” tendremos enfocada la distancia. Y claro, no cambies la cámara de posición.

El momento cumbre

En la boda, cuando se dan las arras o el anillo; en el bautizo, cuando vierten el agua bendita; en los cumpleaños, el pastel… Aquí tampoco tenemos mucho tiempo para enfocar, porque todo sucede de manera rápida y en situaciones que por lo regular no podemos controlar. El momento crucial será irrepetible y nos importa mucho más la precisión del disparo que la nitidez de la imagen.

• Usa el enfoque automático con prioridad en el disparo (AF-C/AI Servo), en un área de enfoque dinámica.

Como puedes ver, son muchos los factores que debes tomar en cuenta para tomar las fotografías en una celebración. Tenlos en mente, pero relájate y confía en tu buen ojo de fotógrafo al mismo tiempo que te diviertes en grande. Te deseamos que logres unas fotografías con momentos bellísimos e inolvidables. ¡Salud!