Inicio Articulos del mes Tintas ácidas en la impresión de tejidos orgánicas

Tintas ácidas en la impresión de tejidos orgánicas

409
Tintas ácidas para telas orgánicas

En general la impresión textil es una de las áreas de más rápido crecimiento en la impresión industrial y de gran formato. 

La impresión textil digital es uno de los sectores de más rápido desarrollo en la industria. Definitivamente ha facilitado mucho la tarea de imprimir sobre tela en comparación con la forma tradicional de impresión textil. 

La industria, que alcanzó un valor de 7 mil 500 millones de dólares en todo el mundo en 2016, ha revolucionado el modo de impresión de telas. Ha abierto las compuertas de nuevas oportunidades para los diseñadores y comerciantes de la industria de la impresión textil.

Esto se debe en parte a que la impresión textil es realmente un área muy grande de aplicaciones, que cubre varios tipos diferentes de tejidos, desde materiales sintéticos hasta materiales naturales, y desde señalización suave hasta ropa deportiva, ropa de moda y muebles para el hogar. Cada clase de material requiere su propio tipo de tinta y esa tinta, a su vez, determina qué nivel de pretratamiento y post procesamiento se requiere a la hora de imprimirse.

Sin duda la mayoría de los fabricantes de impresoras prefieren tener tintas que funcionen con una mayor variedad de textiles para aumentar sus aplicaciones. El resultado es que se han formulado muchas tintas para que funcionen en una amplia gama de materiales. 

Pero el hecho de que una tinta determinada pueda imprimir en un material no significa que sea la mejor opción para ese material, por lo que los usuarios deben elegir y probar todas las tintas posibles con las impresoras y los materiales reales en los que desean imprimir y ser conscientes de que el tipo de tinta puede afectan el precio que pueden cobrar por sus productos terminados.

Algunos proveedores pueden afirmar que sus tintas funcionan en telas sin recubrimiento, pero en la mayoría de los casos se necesita un tratamiento previo para ayudar a que la tinta penetre más en las fibras y para dar un acabado más uniforme. Este tratamiento previo puede incluir una serie de elementos para efectos específicos. Por lo tanto, los aditivos anti-migración pueden prevenir la migración de la tinta y prevenir el sangrado. Igualmente, la urea o los glicoles pueden aumentar el contenido de humedad del tejido, dando una fijación alta y uniforme de las tintas. En algunos casos, se agregan ácidos o álcalis para apoyar las reacciones de tintas ácidas o reactivas. Otros aditivos pueden incluir absorbentes de rayos UV para mejorar la resistencia de la tela a la luz solar, suavizantes o endurecedores de telas, así como antimicrobianos para brindar resistencia a cosas como el moho y las bacterias.

Hay cuatro clases principales de tintas textiles para inyección de tinta. Para la mayoría de las impresoras de formato ancho, el tipo más común de tintas textiles será la sublimación de tinta, que puede imprimirse directamente sobre la tela o imprimirse en un papel de transferencia y luego aplicarse a la tela mediante calor. Este tipo de tinta utiliza agua como solución portadora. Sabemos que el proceso de sublimación se activa con calor, que evapora el agua restante y convierte la tinta en un gas. El calor obliga a las fibras de polímero a abrirse de modo que cuando la tela se enfría, las fibras se cierran con el color incrustado en su interior. Esto ayuda a que el material conserve su apariencia y tacto y pueda soportar numerosos ciclos de lavado.

Sin embargo, la tinta de sublimación forma parte parte de una clase más amplia de tintas. Las tintas dispersas generalmente se dividen en energía baja, media o alta. La sublimación de tinta se puede clasificar como una tinta dispersa de baja energía, mientras que la mayoría de las tintas dispersas generalmente de mayor energía.

El siguiente tipo de tinta a considerar son las tintas ácidas y reactivas, que podemos clasificar juntas ya que ambas están hechas de colorantes y tienen propiedades similares.

Los tintes ácidos se utilizan para teñir fibras a base de proteínas como la lana y la seda, y también se pueden utilizar en poliamidas, cachemira y angora. Es posible utilizar otras tintas para seda y lana, pero como regla general, la tinta de colorante ácido da los mejores resultados con estos materiales, ya que los colorantes de la tinta crean enlaces iónicos o electrostáticos con estos materiales.

La tinta de colorante reactivo se usa típicamente para el algodón, así como para el lino, el nailon y el rayón, donde puede formar un enlace químico con la celulosa en la tela. Esta tinta ofrece colores fuertes y vibrantes con buena solidez al lavado y buena resistencia al frote porque las moléculas de colorante se unen a las fibras y se dice que son tolerantes a la transpiración.

Tanto las tintas ácidas como las reactivas funcionan mejor con materiales pretratados. El inconveniente es que deben “cocerse” al vapor después de la impresión, lo que crea una reacción que fuerza al tinte a entrar en las fibras. 

Estas impresiones deben lavarse de nuevo después de este proceso para eliminar los residuos de tinta. Deben lavarse al menos dos veces comenzando con un lavado en frío y luego seguido de un lavado más caliente para asegurarse de que se haya eliminado todo el color no fijado. En algunos casos, es mejor aplicar calor mediante secado y planchado después del lavado para prolongar la vida útil de la impresión.

Casi todos los tintes ácidos que se utilizan hoy en día, como el negro ácido, el amarillo ácido y el rojo ácido, etc., son ecológicos y no contienen ninguna de las aminas prohibidas aunque sí cobre, cromo y cobalto, por lo que el agua con la que se procesa debe ser tratada de manera especial para que estos metales no lleguen a los ríos. Tanto los tintes ácidos como las tintas dispersas funcionan mejor en los cabezales de impresión piezoeléctricos. Uno de los motivos de que los tintes dispersos sean tan populares es que el proceso posterior necesita menos calor y presión en comparación con los otros procesos que utilizan tintes ácidos y tintas reactivas. 

Aunado a los procesos de fijado, debemos recordar que los textiles decorados con tintas ácidas deben tener el pre-tratamiento del que hablábamos al principio, y es que las telas a imprimir, ya sean tradicionales o digitales, deben prepararse cuidadosamente limpiándolas de cualquier impureza que pueda comprometer la impresión.

La impresión digital implica imprimir puntos pequeñísimos sobre el textil. Utilizar un pretratamiento resulta menos costoso que la tinta, y así, ésta se puede conservar más en la superficie de la tela. Sin un pretratamiento, mayor cantidad de tinta penetra en la tela, usando más tinta para aumentar el brillo del color y alcanzar la apariencia buscada. Un pretratamiento también mejora el desteñido en seco y húmedo.

Es entendible que algunas personas cuestionen el uso de un pretratamiento porque creen que es un gasto adicional, pero en realidad reduce la cantidad de tinta que se necesita para ahorrar dinero y ofrecer un producto superior.

La tela que está correctamente preparada no tiene  aceites ni contaminantes de procesamientos anteriores y está perfectamente enrollada en la base apropiada para evitar residuos o golpes del cabezal. Mediante la química adecuada, se realiza un pretratamiento para permitir el rendimiento deseado de uso final en una variedad de telas, desde ropa y edredones hasta carteles y decoración para el hogar.

También se prepara para ser hidrófila, estar perfectamente lisas y estabilizadas en dimensiones. Además de todos estos requisitos, para estar listo para la impresión digital, el tejido debe ser tratado previamente para:

· Permiten la fijación del colorante contenido en la tinta al sustrato textil

· Optimizar la intensidad y el brillo de las impresiones.

· Controlar la difusión de la tinta sobre la tela, mejorando así la definición de las imágenes impresas.

· Apoya la absorción de tinta en la tela, facilitando el secado.

En general, la preparación de la tela es fundamental para todos los procesos de impresión digital, excepto para la impresión con tintas pigmentadas en ese caso resulta una medida opcional pero puede ser útil para obtener tonalidades intensas y brillantes.

Se puede aplicar mediante varios sistemas de aplicación, como acolchado, por toda la impresión o por pulverización. El acolchado es el método más común gracias a la facilidad de uso y al óptimo control dimensional del tejido.

Después de la aplicación del preparado el tejido debe secarse. En caso de preparación destinada a imprimir sobre seda, lana, poliamida u otras fibras de celulosa, la temperatura de secado no debe exceder los 105 ° C y el secado debe realizarse de tal manera que tenga una humedad residual en el material de aprox. 50% de la tasa nominal de recuperación.

Los valores de humedad residual más bajos desperdician energía y pueden conducir a la degradación térmica de algunos componentes de la preparación y la consecuente pérdida de rendimiento de color.

En el caso de las fibras de poliéster, no hay restricción de temperatura, pero un secado demasiado rápido podría afectar negativamente la definición de la
impresión.

EQUIPOS DE IMPRESIÓN QUE USAN TINTAS ÁCIDAS
Los grandes fabricantes de impresoras no han dejado a tras este mercado de impresión, algunos de los equipos que tienen la capacidad de imprimir con tintas ácidas son: la Monna Lisa Evo de Epson: permite el uso de tintas ácidas, reactivas y dispersas y representa la evolución de las impresoras textiles digitales industriales de Epson, es ideal para impresión de alta calidad en campos de aplicación como alta alta costura y moda rápida, complementos, textiles para el hogar y ropa deportiva. La Mimaki Tx300P-1800 Este modelo de nivel de entrada encaja perfectamente en lugares con espacio limitado, como estudios de diseño o instalaciones escolares. Ofrece impresiones de alta calidad en una amplia gama de textiles. El nuevo cabezal de impresión permite imprimir en varios tipos de textiles mientras se mantiene una impresión de alta calidad, la configuración de espacios altos del cabezal de impresión permite imprimir no solo en textiles gruesos sino también en varios patrones tejidos o superficies de fibras elevadas. Puede usar tintas ácidas, reactivas, dispersas y de sublimación.

EFI Reggiani con sus equipos Bolt, Flexy,  Vogue, Power : son impresoras digitales capaces de procesar cualquier tipo de sustrato garantizando los más altos estándares de productividad y calidad. Gracias a las tintas, exclusivas de EFI las impresoras EFI Reggiani son totalmente ecológicas. Cada uno se ajusta a una necesidad distinta.

Con la impresión textil pasando a la alta tecnología a través del modo digital, los compradores y vendedores de hoy no están restringidos por las barreras geográficas. El cliente puede controlar su diseño y vigilar el proceso de impresión desde ubicaciones remotas. Esto ha acortado el tiempo de todo el proceso de impresión y también lo ha hecho muy rentable. Los tiempos de la moda rápida aun sobre textiles orgánicos está llegando más pronto de lo que parece. 

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.

    Select list(s) to subscribe to


    By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Graphic Innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, http://www.vision-digital.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

      ImpresaElectrónica

      Nombre del suscriptor

      Cargo

      Nombre de la Empresa

      Teléfono

      Email

      Calle

      Número

      Colonia

      Delegación o municipio

      Código postal

      País

      Giro de la empresa