Cómo aplica tu mercadotecnia a la generación Z

262

Qué les está pasando a nuestros jóvenes?

Faltan al respeto a sus mayores, desobedecen a sus padres. Ignoran la ley. Se amotinan en las calles, inflamados con nociones salvajes. Su moral está decayendo. ¿Qué será de ellos?

Esta frase aunque parezca normal de estos días, en realidad es del siglo IV antes de Cristo y se le atribuye al gran filósofo Platón.

De hecho, esta noción tiene sus raíces en una perspectiva usualmente personal: las personas autoritarias piensan que los jóvenes son menos respetuosos con sus mayores, las personas inteligentes piensan que son menos inteligentes y las personas con buena lectura piensan que les gusta leer menos.

Aunque las generaciones mayores se han quejado de los jóvenes durante milenios, resulta que pueden estar equivocados, al menos, cuando se trata de los adolescentes de hoy, también conocidos como Generación Z.

Un análisis estadounidense desacredita la idea de que los jóvenes de hoy están en una espiral descendente sin retorno. Aquí hay 5 cosas que debes saber.

1. Todavía les gustan los libros.
Los puntos de vista de aquellos que creen que los jóvenes de hoy no leen bien se filtran por sus propios recuerdos de lo mucho que disfrutaron leer de niños.

2. Probablemente sean más inteligentes que tú.
La misma filosofía se aplica cuando se trata de la percepción de la inteligencia, a pesar de que los niveles de inteligencia han aumentado durante décadas.

3. Pero no toman riesgos.
En los Estados Unidos, los adolescentes de hoy corren muchos menos riesgos que sus mayores. Es menos probable que beban, fumen, consuman drogas o peleen y reflejando la imagen global, los embarazos adolescentes también han disminuido.

4. A pesar de que están buscando salir adelante.
Los jóvenes Gen Zers están más impulsados por la ambición. Más de la mitad de los adolescentes estadounidenses ven el éxito personal como lo más importante en la vida, un 10% más que los Millennials.

Los jóvenes también ven el trabajo duro como la ruta para lograr ese éxito: el 69% de los adolescentes creen que tener éxito tiene poco o nada que ver con la suerte.


5. Sin dañar el planeta u otros
Se preocupan profundamente por la responsabilidad social corporativa: el 85% de la generación de Greta Thunberg espera que las empresas ayuden a resolver problemas sociales, y el 57% dice que su creencia personal en la causa que una marca apoya es importante para ellos, en comparación con el 25% de los Millennials.

En general, la imagen ahora es de una generación que está tomando un enfoque más considerado de la vida.

Mucho antes de que se acuñara el término “influencer” los jóvenes desempeñaban ese papel social creando e interpretando tendencias. Ahora ha entrado en escena una nueva generación de influencers. Los miembros de la Generación Z, personas que nacieron entre 1995 y 2010, son auténticos nativos digitales: desde los primeros años de la juventud, han estado expuestos a Internet, a las redes sociales y a los sistemas móviles. Ese contexto ha producido una generación hipercognitiva muy cómoda con la recopilación y referencias cruzadas de muchas fuentes de información y con la integración de experiencias virtuales y fuera de línea.

A medida que aumenta la conectividad global, los cambios generacionales podrían desempeñar un papel más importante en el establecimiento de la conducta que las diferencias socioeconómicas. Los jóvenes se han convertido en una poderosa influencia en personas de todas las edades e ingresos, así como en la forma en que esas personas consumen y se relacionan con las marcas.

En Brasil, la Generación Z representa ya el 20 por ciento de la población del país. McKinsey recientemente colaboró con Box1824, una agencia de investigación especializada en tendencias de consumo, para realizar una encuesta que investiga los comportamientos de esta nueva generación y su influencia en los patrones de consumo en Brasil. La encuesta combinó ideas cualitativas sobre la Generación Z en tres de las principales ciudades del país (Recife, Río de Janeiro y São Paulo) con datos cuantitativos multigeneracionales que abarcan todas las clases socioeconómicas. Su objetivo era comprender cómo las opiniones de esta nueva generación podrían afectar a la población en general, así como al consumo en general.

El estudio reveló cuatro comportamientos centrales de la Generación Z, todos anclados en un elemento: la búsqueda de la verdad de esta generación.

– Los Generación Z valoran la expresión individual y evitan las etiquetas.

-Se movilizan por una variedad de causas.

-Creen profundamente en la eficacia del diálogo para resolver conflictos y mejorar el mundo.

-Y Finalmente, toman decisiones y se relacionan con las instituciones de una manera altamente analítica y pragmática.

En contraste, la generación anterior, los millennials, a veces llamada la “generación yo”, comenzó en una era de prosperidad económica y se enfoca en el yo. Sus miembros son más idealistas, más conflictivos y menos dispuestos a aceptar diversos puntos de vista.

Tales comportamientos influyen en la forma en que los Gen Zers ven el consumo y sus relaciones con las marcas. Las empresas deben estar en sintonía con tres implicaciones para esta generación: el consumo como acceso en lugar de posesión, el consumo como expresión de identidad individual y el consumo como una cuestión de interés ético.

Junto con los avances tecnológicos, este cambio generacional está transformando el panorama del consumidor de una manera que abarca todos los niveles socioeconómicos y se extiende más allá de la Generación Z, impregnando toda la pirámide demográfica. Las posibilidades que ahora están surgiendo para las empresas son tan transformadoras como desafiantes. Las empresas deben repensar cómo entregan valor al consumidor, re-equilibrar la escala y la producción en masa frente a la personalización y, más que nunca, practicar lo que predican cuando abordan cuestiones de marketing y ética laboral.

CONOCE A LAS GENERACIONES
Las generaciones están formadas por el contexto en el que surgieron. Los baby boomers, nacidos entre 1940 y 1959, se sumergieron en el contexto posterior a la Segunda Guerra Mundial y están mejor representados por el consumo como una expresión de ideología.

La generación X (nacida entre 1960 y 1979) consumió estatus, mientras que los millennials (nacidos entre 1980 y 1994) consumieron experiencias.

Para la Generación Z, como hemos visto, el estímulo principal para el consumo es la búsqueda de la verdad, tanto en forma personal como comunitaria. Esta generación se siente cómoda al no tener una sola forma de ser ella misma. Su búsqueda de autenticidad genera una mayor libertad de expresión y una mayor apertura para comprender diferentes tipos de personas.

Si su mercado objetivo es la Generación Z, prueba estas estrategias para aumentar el conocimiento de la marca, los clientes potenciales y las ventas.

1. VENDE EXPERIENCIAS, NO PRODUCTOS
Los miembros de la Generación Z no están interesados en las ventas duras. Debido a que han crecido con Internet, son inmunes a las obvias campañas de marketing. No quieren saber por qué su producto es tan sorprendente; Quieren saber cómo les beneficiará, más específicamente ¿qué experiencia les traerá su producto?

Según los expertos en marketing, el 25% de lo que vendes es tu producto. El 75% adicional debe ser la sensación intangible que viene con dicho producto.

Piensa en la marca Brandy Melville. Nunca te imaginarías que es italiana, dadas las frías vibraciones de California que proyectan, pero eso es porque son muy buenos para vender las experiencias que traen sus ropas.

Claro, su ropa es barata, linda y viene en un solo tamaño (medidas de Reino Unido 6-8). Pero, ¿por qué los Generación Z compran su marca? Porque ellos también tendrán acceso a ese estilo de vida totalmente estadounidense proyectado en los canales de comercialización de Brandy Melville. Solo echa un vistazo a su Instagram, que presenta modelos en la playa o en viajes interminables por los Estados Unidos.

2. VIDEO, VIDEO, VIDEO
El contenido de video es clave. Una encuesta de Google reveló que YouTube es la primera plataforma a la que la Generación Z recurre cuando quieren animarse o entretenerse.

Pero eso no es lo único para lo que usan YouTube. Con el 85% de los adolescentes que utilizan activamente la plataforma, el 80% lo hace para ampliar sus conocimientos y el 68% para mejorar o adquirir nuevas habilidades. Otros encuestados dijeron que lo usaron para tomarse un descanso del estrés de la vida y profundizar las conexiones de la vida real, por lo que, en última instancia, YouTube no tiene fin.

Con la generación Z como audiencia cautiva en YouTube, es el lugar perfecto para conectarlos, pero es crucial que lo hagas bien.

Toma como ejemplo a Red Bull. Con más de 8 millones de suscriptores en su canal de YouTube, Red Bull tiene varias listas de reproducción, incluida una serie llamada Red Bull Travel Vlogs. Colaborando con vloggers, Red Bull publica regularmente videos de estilo de vida activo con todo, desde paracaidismo sobre el lago Tahoe hasta saltos base en los Alpes italianos.

¿Recuerdas el punto anterior de vender experiencias y no productos? Red Bull es un excelente ejemplo. Estos videos nunca muestran una lata de Red Bull, pero el canal de YouTube sugiere que sí compras los productos, también tendrás el impulso y la energía para viajar por el mundo, haciendo todas esas locuras aventureras que hacen los vloggers.

Y YouTube no es el único lugar para contenido de video: Instagram es enorme, especialmente con Instagram Stories, y tu sitio web también necesita contenido de video.

3. RE-PENSAR ESA IMPORTANTE CAMPAÑA CON INFLUENCERS
En 2018, se predijo que las marcas gastarían mil 8oo millones de dólares en personas influyentes de Instagram, con más de 14.5 millones de publicaciones patrocinadas, y contando.

Las publicaciones patrocinadas pueden costarle mucho dinero a tu negocio entre 7 mil pesos y hasta varios millónes, dependiendo de con qué influencer colabores.

Los principales influencers de 2019 son Cristiano Ronaldo, Ariana Grande y Selena Gomez, pero para la mayoría de las marcas, colaborar con una celebridad es muy poco probable, y eso no es algo malo.

Si quieres seguir la ruta del influencer, entonces opta por micro-influencers. Definido como cualquier persona que tenga entre 1,000 y 100,000 seguidores en las redes sociales, los micro influenciadores realmente generan más compromiso que sus homólogos famosos, porque la Generación Z puede relacionarse con ellos. Las estadísticas muestran que una vez que un influencer ha ganado más de 100,000 seguidores, los niveles de participación tienden a disminuir.

Los micro influenciadores impulsan niveles de participación 60% más altos y 22.2% más conversiones semanales, además de ser 6.7 veces más rentables por participación en comparación con personas influyentes con mayores seguidores.

Una marca que usa micro influenciadores en las redes sociales es E.L.F. Cosmetics a través de su campaña Beautyscape. Estos eventos permiten a las personas influyentes reunirse, probar los últimos productos y aprender nuevas técnicas de belleza, que comparten con sus seguidores en Instagram.

4. COMPROMETERSE CON LOS CLIENTES
Todos somos conscientes de la importancia que juegan las revisiones en la construcción de la confianza de la marca, pero esto es absolutamente crucial si tu mercado objetivo es la Generación Z.

De hecho, el 76% de los Generación Z han declarado que quieren que las marcas respondan a los comentarios y vean esta capacidad de respuesta como clave para determinar la autenticidad de una marca.

El 41% de esta generación lee al menos cinco comentarios en línea, antes de realizar una compra y comparten el doble de comentarios positivos que negativos.

Sin embargo, obtener esas revisiones es solo un paso: debes responderlas. Si se trata de comentarios positivos, adapta su respuesta para que los clientes potenciales puedan ver que no es solo una respuesta única o robótica para todos.

No hace falta decir que también debes responder a los comentarios negativos; debes mostrar a los lectores que has reconocido el problema y que está haciendo todo lo posible para resolverlo. Twitter sigue siendo un lugar destacado para las quejas.

5. Destaca tu dedicación a la privacidad
La investigación encontró que el 88% de los Gen Zers estuvieron de acuerdo con la declaración: “Proteger mi privacidad es muy importante para mí”.

Una encuesta realizada por IBM encontró que menos de un tercio de los adolescentes se sienten cómodos compartiendo sus datos personales en línea, además de la información de contacto y el historial de compras. Sin embargo, ese mismo estudio encontró que el 61% dijo que se sentiría mejor compartiendo esta información personal, si confiaran en que la marca la protegería de forma segura.

Entonces, si estás apuntando a una audiencia de la Generación Z, toma nota de esto. Cuando solicites recopilar información, házlo con transparencia y resalta abiertamente tu compromiso de garantizar que sus datos permanezcan seguros y protegidos. Mientras que los millennials y la Generación Z pueden parecer similares, si rascas la superficie y verás que hay más de lo que se ve a simple vista. Si tu mercado objetivo incluye al más joven de las dos generaciones, entonces al ajustar la estrategia de marketing digital para incorporar los consejos anteriores, puedes aumentar la confianza y la lealtad de la marca con la Generación Z.