Inicio Lo más nuevo Corte y grabado: un negocio rentable

Corte y grabado: un negocio rentable

488

Aunque parezca una apuesta segura, comenzar un nuevo negocio es siempre una aventura llena de riesgos y oportunidades; no se diga en la industria gráfica que es tan competida y avanza de modo
vertiginoso.

En el caso del corte y grabado láser como una oportunidad de negocio, con total seguridad podemos decir que lo es, y que es este un momento oportuno para impulsar un negocio de esta índole. Sin embargo, el éxito o fracaso de una nueva empresa no siempre se trata de la temporalidad adecuada o la demanda del público, sino de muchos otros factores que a veces ignoramos.

Si es tu intención invertir en esta rama de la industria gráfica, te recomendamos tener en cuenta las siguientes consideraciones y evaluar tu entorno antes de comenzar.

ATRACCIÓN TOTAL
No hay duda de que el corte y grabado láser son tecnologías muy atractivas visualmente y sus resultados pueden ser bastante espectaculares. Por eso no es de extrañar que muchos impresores a veces especializados en otras ramas vean en ésta el potencial de hacer crecer un negocio, y ampliar considerablemente su catálogo de servicios y abrir la puerta a la creatividad de una forma inigualable. Sin embargo, es importante ser realistas y tener en cuenta que debido a la variedad de productos que pueden ser grabados y/o cortados, un negocio de sistemas láser tiene un potencial de ganancias limitado a tres factores: el tiempo, tus capacidades y tus intereses.

La variedad de productos que pueden gestionarse mediante estos sistemas es tan alta que va desde materiales tradicionales como papel, cartoncillo y madera hasta sistemas electrónicos de alta calidad, cristales muy finos, metales y más. Esto, por supuesto, es una ventaja, pero lo cierto es que fácilmente puede convertirse en un problema si no tenemos muy claro desde un principio hacia qué camino queremos orientar nuestro negocio. Lo más recomendable es siempre acotar en la medida de lo posible nuestros intereses y, solo si nuestras capacidades lo permiten, ampliar nuestra oferta poco a poco.

Pareciera que los mercados actuales de cualquier sector están hoy en día obsesionados con la idea de ser productivos. Claro que esta es una de las metas principales de cualquier empresa, pero ¿qué significa realmente ser productivo? La respuesta es muy sencilla: hacer más en menos tiempo. ¿Pero, para qué? Esa es realmente la pregunta que hay que hacerse, pues de nada servirá si logramos un flujo de trabajo altamente eficiente si no sabemos qué hacer con el tiempo que estamos ganando. Es decir, ¿queremos hacer más para obtener mayores ganancias, para tener más tiempo de reacción en caso de errores, para dar a nuestros trabajadores horarios flexibles, o para brindar una atención más personalizada a nuestros clientes? Toda respuesta es válida, lo importante es conocerla para establecer objetivos de productividad. Siguiendo estos primeros lineamientos podremos comenzar con un panorama general del tipo de negocio que pretendemos echar a andar y así será más fácil trazar una línea de crecimiento.

¿INDEPENDENCIA O SEGURIDAD?
Para muchos impresores e inversionistas de cualquier ramo este puede ser un dilema importante. A veces, adquirir equipos de ciertas marcas puede ser la puerta a una franquicia, por lo que habrá que evaluar a consciencia cuáles son nuestros objetivos como empresa. Pertenecer a una franquicia brinda seguridad, por supuesto, ya que el posicionamiento de la marca, la publicidad y el diseño de la identidad corporativa no representan ningún problema; sin embargo, esto suele significar una inversión alta, además de mantener gastos fijos de marketing.

Por otro lado, comenzar un negocio independiente nos garantiza libertad creativa, horarios flexibles y la posibilidad de llevar el negocio por los caminos que se vayan forjando con el tiempo, sin estar limitados a una estructura pre establecida.

Antes de tomar una decisión evalúa muy bien ambas opciones y sé congruente con la forma en que te gustaría llevar tu negocio.

PASO A PASO
Ahora bien, si has evaluado los aspectos anteriores y tus propias capacidades para emprender un negocio, y ambas respuestas han sido favorables, llegó el momento de poner en pie tu empresa. ¿Qué se necesita para comenzar? Antes que nada, mucha paciencia para informarse acerca de los equipos disponibles en el mercado, sus alcances, precios, rendimiento, durabilidad, necesidades y requerimientos.

Para comenzar formalmente se necesitan tres elementos fundamentales: la máquina láser, una computadora de alto rendimiento y un software de gestión de herramientas, así como materiales para grabar y/o cortar. Las dimensiones de estos recursos dependerán del giro de tu negocio y las necesidades de tu público meta.

Según los expertos y los estándares de precios que manejan las marcas más comerciales, empezar un negocio modesto de corte y grabado puede costar alrededor de 200 mil pesos mexicanos.

LA MAQUINARIA PERFECTA
Elegir el equipo ideal no es tarea fácil y es una de las más importantes. En el mercado existe una amplia variedad pero es importante tener en cuenta que la respuesta correcta no es siempre optar por el equipo más nuevo, robusto o atractivo, sino el que mejor se adapte a nuestras expectativas de negocio.

Pregúntate para qué usarás el equipo, y aunque por supuesto es imposible adivinar exactamente qué proyectos atenderás, tener una idea cercana de los servicios que ofrecerás a tus clientes te ayudará a determinar tus prioridades. Por ejemplo, saber qué es lo más importante para ti entre calidad o velocidad, te ayudará a acotar la búsqueda y limitarla a ciertos equipos.

LA CLAVE DE LA RENTABILIDAD
Para obtener las ganancias que te has planteado como meta desde la concepción de tu negocio es necesario que éstas sean congruentes con el alcance y calidad de los equipos que has adquirido, el número de personas que trabajarán en tu negocio, su experiencia y el tiempo que podrás dedicarle a cada proyecto, pero en general podemos decir que para que un negocio de corte y grabado rinda frutos económicos la clave es buscar siempre la optimización de los tiempos de trabajo. Elegir equipos de altas velocidades, capacitar correctamente al personal y trabajar siempre con materiales de buena calidad pueden ser factores determinantes para reducir el margen de error en cada trabajo y hacernos más rentables.

En este sector, como ya mencionamos, delimitar nuestras actividades, al menos en un inicio, puede ser la clave del éxito. Según expertos, podemos dividir al grabado en tres grandes sectores
comerciales:

– Regalos, trofeos y premios. Contrario a lo que se cree, éste sigue siendo un mercado muy rentable y popular en el que la personalización cobra cada vez más relevancia. Ya que al mismo tiempo se brinda el producto y la impresión al cliente, la ganancia es mayor.


– Señalización. Sin duda uno de los mercados más demandantes de la industria gráfica y con enormes áreas de oportunidad por delante, este sector representa uno de los más competitivos para alguien que planea emprender un negocio de corte y grabado. Así mismo hay que considerar que también es uno de los más complicados, pues la creatividad es el principal ingrediente.


– Grabado industrial. Si bien es menos exigente en cuanto a creatividad se refiere, es probablemente una de las aplicaciones con estándares de calidad más altos, ya que suele involucrar asuntos de seguridad sanitaria o financiera. Hacer este tipo de trabajos requiere muchos cuidados y responsabilidad en el manejo de los datos.

No significa que estas sean las únicas aplicaciones posibles para el corte y grabado láser, en realidad se trata de un mercado muy amplio capaz de satisfacer a muchos tipos de consumidores: el sector publicitario, el diseño de interiores, la señalética personalizada y algunos otros campos muy especializados como la fabricación de instrumental médico son algunos de los principales nichos para esta tecnología.


¿ESPECIALIZACIÓN O DIVERSIDAD?
Sin duda una de las preguntas más importantes que debemos plantearnos a la hora de comenzar un negocio de corte y grabado. Elegir cualquiera de estos caminos representa grandes retos y bondades, de modo que lo mejor es basarnos, otra vez, en nuestros intereses personales. Piensa en qué disfrutas hacer, cuánto tiempo estás dispuesto a dedicarle, qué esperas obtener y qué clase de empresa deseas administrar.

Si eliges la diversificación será mejor que gustes de la constante capacitación, que te interesen las nuevas tendencias y estés dispuesto a mantenerte al día. Si, por otro lado, optas por la especialización, será mejor que pongas empeño en armar un equipo de trabajo experto y no te cierres nunca a la experimentación de técnicas para alcanzar los mismos resultados. En este sector el retorno de las inversiones suele ser bastante rápido porque no es la técnica más económica para el usuario final, ya que brinda acabados de muy alta calidad. Algunos impresores incluso aseguran que su inversión ha retornado con un solo proyecto grande. 

Cualquiera que sea el giro que quieras darle a tu empresa de corte y grabado, lo importante es que seas consciente desde el principio; entre más claros sean tus objetivos más fácil te será alcanzarlos. Evalúa tus posibilidades, conocimientos, e intereses y concéntrate en crear un negocio congruente con ellos. Si lo haces así desde el inicio, lo más seguro es que muy pronto comiences a ver resultados favorables.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

    ImpresaElectrónica

    Nombre del suscriptor

    Cargo

    Nombre de la Empresa

    Teléfono

    Email

    Calle

    Número

    Colonia

    Delegación o municipio

    Código postal

    País

    Giro de la empresa