Ricoh lanza UV Ricoh Pro™ TF6250, una nueva impresora plana

951

Los mercados de rotulación, cartelería, gráficos y decoración pueden producir un amplio abanico de aplicaciones con inigualable flexibilidad en la producción gracias a la nueva impresora plana UV de gran formato Ricoh Pro™ TF6250. El sistema compacto de 2.5m x 1.3m está diseñado para ayudar a los sectores de la rotulación, las artes gráficas y la industria a aprovechar nuevas oportunidades de mercado en el ámbito de la decoración industrial, el packaging, la serigrafía, la decoración de interiores y la personalización.

Con la misma estructura industrial que el modelo Ricoh Pro™ T7210 de mayores dimensiones, el nuevo equipo garantiza productividad, versatilidad y alta calidad de imagen gracias a los potentes cabezales de impresión de gota bajo demanda de Ricoh. No sólo alcanza una velocidad de impresión sorprendente, sino que su productividad global se ve reforzada por la automatización del mantenimiento diario. Además, los nuevos juegos de tinta disponibles permiten gran flexibilidad en la elección de soportes a la vez que consiguen una gama de color más amplia.

El sistema Pro TF6250 posee una arquitectura plana real, con carro y brazo móvil y una velocidad de producción de hasta 64.6 m2/h, líder en la industria, además de una increíble flexibilidad para el manejo de soportes de hasta 110 mm de grosor. La tecnología LED reduce el consumo de energía y permite el secado a bajas temperaturas, por lo que se pueden usar materiales más finos sin riesgo de ondulación o deformaciones a causa del calor.

El mantenimiento y el uso del equipo también son fáciles. Gracias a ello los impresores pueden aprovechar al máximo su inversión en tecnología. El mantenimiento diario automatizado limpia y purga los cabezales para garantizar un funcionamiento óptimo. Los pines de registro ayudan a mantener la perfecta ubicación del material y cuatro zonas individuales de vacío mantienen los soportes siempre registrados, independientemente de la forma y el tamaño. Además, un sensor automático ajusta los cabezales de impresión a la altura correcta para mantener la precisión, y la capacidad de impresión a sangre elimina la necesidad de corte.

La impresora Ricoh Pro TF6250 estará disponible a partir del segundo trimestre de 2019.