Inicio Articulos del mes El color y sus pequeños detalles

El color y sus pequeños detalles

1043

Los propios computadores están diseñados para diferentes especificaciones. Algunos tienen un ligero tinte verdoso mientras que otros tienden al azul. Las pequeñas diferencias en la fabricación también pueden ser significativas, incluso dos monitores del mismo modelo rara vez muestran colores idénticos.

color¿A quién no le ha sucedido? Estar con el cliente y que éste le exija el diseño en azul HP, rojo Marlboro, amarillo Kodak, verde Starbucks, etcétera. La lista es interminable, desgraciadamente los diseñadores inexpertos caen en la trampa y buscan de inmediato la caja de Marlboro, o el vaso de Starbucks para sobre ese “modelo” copiar el color, pero si lo pensamos bien nos estamos basando en aproximaciones hechas en algún tipo de impresión sobre un material que nada tendrá que ver con nuestro proyecto y por lo tanto nuestro trabajo está destinado al fracaso.

Algo que aprenden los impresores y diseñadores dolorosamente es que los colores son caprichosos y tienden a “cambiar” a la menor provocación, puedes estar un día al pie de una máquina de offset revisando “Pantonera en mano” que todos los colores de tu impreso estén bien y llegar un día después a la cálida oficina de tu cliente iluminada con atractivas bombillas incandescentes a sufrir para convencerlo de que el trabajo que le llevaste se verá como debe de ser bajo los anaqueles de venta.

¿Qué cambio? Existen miles de cosas que pueden dar al traste con tu trabajo, desde un pantone viejo hasta inconsistencia en los materiales, por eso siempre recurrimos a la salvadora prueba de color.
Hoy día estas pruebas de color se pueden hacer con dos tipos de dispositivos de salida: vía monitor (lo que ahora se llama “soft proof” o “Vista de prueba”) o Impresora (una “prueba física” o “hard proof”).

Softproof
Para lograr una “Soft Proof” medianamente aceptable tenemos que tener un buen monitor y éste estar correctamente calibrado. Calibrar un monitor es ponerlo en un funcionamiento óptimo, eliminar cualquier matiz de color que pueda tener al representar los tonos neutros (grises), y conseguir que represente lo mejor posible los detalles de las imágenes en las zonas oscuras (sombras) y en las más claras (luces), al tiempo que represente los tonos medios como tales, sin que sean demasiado oscuros o demasiado claros…

Ademas, se construye un archivo (ICC) que describe internamente cómo representa el color ese aparato. En lenguaje claro: Calibrar una pantalla es conseguir que represente el color de forma que lo que se vea sea realmente lo que hay. Eso evita las sorpresas al pasar los trabajos al papel o, simplemente, a otro ordenador.

La base de un sistema de administración o gestión del color comienza irremediablemente en la calibración de las pantalla. Hay quien afirma que es posible “calibrar” la pantalla simplemente a ojo. A ojo con ayuda de un programa y con un aparato de calibración y un programa especializado:
Ajustar a puro ojo: Algunas personas abren algún fichero de imagen e intentan luego “verlo mejor” ajustando los controles del monitor. A eso le llaman “calibrar”. También hay quien dice de que “ha calibrado” a ojo su pantalla para que se parezca a lo que imprime… En ambos casos, eso no es calibrar. Lo primero intenta serlo, pero es tan inexacto que no es posible tenerlo por calibración. Lo de forzar el comportamiento del monitor, directamente: No es “calibrar”.
Ajustar a ojo con un programa de calibración: Esta es la opción más usual entre los que se acercan por primera vez a la gestión del color. Es la que viene en los programas de Adobe con la utilidad llamada Adobe Gamma. Es mejor que la opción anterior y los resultados pueden satisfacer al que comienza en el mundo del tratamiento de imagen y, si no queremos gastarnos nada, Adobe Gamma o sus alternativas son mejor que nada. Pero son un método muy inexacto y dado a los errores.

Usar un calibrador: Aquí se usa un sensor especializado (colorímetro o espectrofotómetro) que va apoyado por un programa. Es con diferencia la mejor opción. La fiabilidad que ofrece un aparato como el Eye-One Display 2, de Gretag Macbeth (o las soluciones equivalentes de otros fabricantes) es mucho mejor que la que nos ofrece el simple ojímetro.

Hay que recordar que hay factores externos que afectan al monitor, como la luz ambiente, las características de color de la luz solar cambian a lo largo del día y alteran la visualización de los colores en la pantalla, por lo que es recomendable mantener las persianas cerradas o trabajar en una habitación sin ventanas. Para eliminar el tono verde azulado de la iluminación fluorescente, se puede instalar iluminación D50 (5000 Kelvin). También puede ver los documentos impresos con una caja de luz D50.

Esto sucede tanto con los monitores como con nuestras pruebas impresas, recordemos que lo que vemos es el reflejo de cierta cantidad de luz que golpea una superficie con una frecuencia o valor específicos, si nos encontramos en una oficina con luz cálida, esta afectará los valores de color de nuestro impreso dando una apariencia más rojiza y oscura, El color de la habitación puede afectar a la percepción del color del monitor y del color impreso. El mejor color para una sala de visualización es un gris neutro. Asimismo, el color de la ropa que se refleja en el cristal del monitor puede afectar a la apariencia de los colores en la pantalla.

Hard proof
Ésta puede ser inyección de tinta o láser que bien pueden ser usados para imitar el espacio de color de una prensa offset.
Obviamente, en ambos casos para efectuar la prueba de color es necesario “conocer” la máquina offset y el papel sobre el que se va imprimir, ya que no es posible imitar el comportamiento de algo desconocido. Técnicamente “conocer” significa disponer del perfil ICC de la combinación prensa offset-papel. Sin este perfil, no hay nada que hacer. La emulación no es técnicamente posible. En un mundo ideal, es el impresor quien crea los perfiles de sus aparatos (para cada tipo de papel) y se los proporciona a los mismos clientes. En el mundo real en que vivimos, es difícil —al menos en México— que un impresor haga eso. De hecho es aun bastante raro encontrar un impresor que sepa qué es un perfil de color. Si el impresor no está en condiciones de proporcionar el perfil de sus dispositivos de impresión, lo más inteligente que puede hacer el cliente es usar un perfil estándar. En el estándar ISO para impresión offset se definen cinco tipos de papel. A través de Internet, es posible obtener los cinco perfiles para estos tipos de papel. Han sido creados por la ECI (European Color Initiative) y tienen nombres como ISO Coated, ISO Uncoated, Etcétera.

Una vez en posesión del perfil de la máquina del impresor o, al menos, de un perfil estándar, el diseñador puede hacerse sus pruebas de color. Todos los programas de diseño están en condiciones de realizar una prueba en pantalla o una prueba impresa. Sin embargo, no se debe cometer el error de llevar esa prueba de color al impresor y pretender que sea la clave para imprimir el trabajo. Las cosas funcionan al revés: El impresor hará una prueba de color y la entregará como tal. Esa segunda prueba es la que debe valorar. La prueba del diseñador es sólo una descripción orientativa general, que sirve para dar idea de cómo se ha hecho el trabajo y cómo debe salir aproximadamente.

Por el contrario, la prueba del color del impresor, hecha en principio con maquinaria y programas más adecuados y especializados, debe tenerse como base. Se da por hecho que el impresor imprimirá la tirada de forma que la diferencia entre su prueba y las copias impresas este dentro del margen de error tolerado.

Soporte o medio de Impresión
Una de las ventajas que nos dan las nuevas pruebas digitales de color es que las impresoras de inyección de tinta de hoy en día puede imitar el tipo de punto que utiliza el impresor en la prensa offset y las condiciones principales es que debe tener un gamut de color más amplio que el del dispositivo de impresión final y el sustrato debe imitar al sustrato final sobre el cual se va a imprimir. Un papel brillante reflejará la luz de forma distinta a un papel mate, aunque se trate de la misma tinta y se imprima en la misma máquina, incluso el hecho de aplicar un barniz o plastificado a nuestro producto final afectara la tonalidad de este.
El valor de la gestión de color aumenta cuando existen más variables en el proceso de producción. Se recomienda usar si se tiene previsto reutilizar los gráficos de color en medios impresos y en línea o al usar varios tipos de dispositivos para un mismo medio (como diferentes prensas de impresión) o si se trabaja con varias estaciones de trabajo.

Un papel blanco ideal visto con una luz blanca ideal reflejaría hacia el ojo de forma uniforme las tres longitudes de onda R.G.B. pero ni éste modelo, ni el C.M.Y.K. (Cian, Magenta, Amarillo y Negro) definen adecuadamente el color. Por esta razón, se han realizado varios intentos para definir un espacio de color universal que pueda incluir los colores luminosos de la pantalla y los colores de reflexión de un papel impreso. Estos espacios de colores se basan en modelos tridimensionales que se utilizan para hacer transformaciones.

La mayoría de los softwares de gráficos dan la posibilidad de especificar el color en diversos modelos. La forma de definir los colores depende de cómo vaya a imprimirse el trabajo. Los sistemas R.G.B. y H.S.B., Focoltone, Trumach se han diseñado para imprimir con tintas de cuatricromía, mientras que Pantone y Toyo dependen de tintas especiales suministradas por el fabricante del sistema del color (los colores Focoltone también pueden imprimirse con tintas especiales, además de C.M.Y.K.).

El ojo humano presume de captar la gama más amplia de colores; esta se conoce como la gama visible. En el mundo de la reproducción del color, los dispositivos basados en el sistema de color RGB (como los escáner y monitores) ofrecen la gama más amplia. Los colores directos premezclados PANTONE y las tintas de cuatricromía CMYK son las siguientes, por ese orden. Estos dos últimos sistemas de colores ofrecen las gamas más limitadas.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.

    Select list(s) to subscribe to


    By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, http://www.vision-digital.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

      ImpresaElectrónica

      Nombre del suscriptor

      Cargo

      Nombre de la Empresa

      Teléfono

      Email

      Calle

      Número

      Colonia

      Delegación o municipio

      Código postal

      País

      Giro de la empresa