Inicio Archivo Historico Fotografía en movimiento domina la técnica motion blur y dale dinamismo a...

Fotografía en movimiento domina la técnica motion blur y dale dinamismo a tus encuadres

1993

La configuración de la velocidad nos permite congelar o capturar el movimiento, mientras más rápida sea, mayor congelamiento obtendremos, y mientras más lenta sea, mostraremos más movimiento.

foto¿Cuántas veces te has sorprendido al ver una fotografía con desenfoque de movimiento y con su sujeto principal nítido?, esas imágenes que dan la impresión de gran dinamismo, pero que a su vez fueron tomadas con bajas velocidades, por ejemplo, bailarines cuya figura se multiplica en la escena, el efecto de zoom en algún túnel o de algún sujeto, elementos giratorios, carreras de motocicletas, personas o animales corriendo, donde se registra su movimiento y se transmite la sensación de velocidad gracias a la estela que el sujeto lleva tras de sí…

La técnica motion blur (distorsión debida al movimiento) consiste en capturar a baja velocidad imágenes que tienen un sujeto u objeto en movimiento dentro de la escena, lo que provoca que la estela de su desplazamiento también pueda apreciarse en la fotografía.
Esta técnica trata de jugar con la luz o los desplazamientos dentro del encuadre, provocando que éstos queden reflejados dentro de la foto. A continuación vemos tres ejemplos de ello.

1. Fondo desenfocado con sujeto en movimiento
Para conseguirlo tendremos que seguir al sujeto en movimiento con el objetivo de nuestra cámara al mismo tiempo que hacemos la fotografía con una velocidad de obturación baja que puede ser de entre 1/15 y 1/60.
Ojo, no es necesario moverse de lugar, el movimiento de tu cámara debe ser muy similar al que realizarías con la cabeza o los ojos cuando observas pasar al sujeto frente a ti. Por supuesto que hay que tener cuidado con el pulso y realizar movimientos suaves, sin agitar la cámara. Puede ser útil usar un tripié para que la cámara no cambie de altura, pero que te permita girar el cabezal para seguir al sujeto.

2. Objeto congelado con flash
El flash congela al sujeto iluminado en la imagen, independientemente de que la cortinilla de la cámara no se haya bajado aún o esté a punto de bajarse. Esto se debe a que la luz ya fue captada por la cámara y ya se formó una imagen en el sensor. De este modo, si se continúa la toma de la fotografía tras iluminar nuestro objeto con flash en primera cortinilla, se registrará un haz de movimiento que refleje su trayecto posterior al flashazo. Por el contrario, si programamos el flash en la segunda cortinilla, el sujeto se congelará en el último momento y el haz de movimiento reflejado será el de su trayecto previo.

3. Efecto de zoom
Aquí, el movimiento de la imagen no lo producen los sujetos en movimiento, sino el fotógrafo al modificar la distancia focal del objetivo mientras se toma la imagen.
El secreto está en usar una velocidad de obturación lenta que nos permita cambiar el zoom mientras se toma la foto. Para ello es necesario tener al sujeto en el centro de la imagen y tratar de mover lo menos posible la cámara mientras giramos el anillo del zoom. Una velocidad adecuada para este efecto puede ser 1/30.

Equipo necesario
A veces necesitamos que nuestra cámara permanezca estática, estable, bien plantada en su lugar. Para ello, como ya lo hemos mencionado en ocasiones anteriores, es importante contar con un buen tripié que la mantenga en su lugar a pesar del viento o de las posibles vibraciones que podamos provocar al manipular el equipo. Sin embargo, a veces, cuando vamos por la calle o estamos en algún lugar muy lleno de gente, el equipo ostentoso puede ser más un estorbo que una ayuda; para estos casos puede ser útil un monopié y que aprendas a ingeniártelas para encontrar en el entorno puntos de apoyo para la cámara, como un poste, sobre la mochila, una barda o en el piso.
En este tipo de fotografías resulta ideal el uso de un disparador a distancia o, en caso de no contar con uno, utilizar el temporizador (disparo automático o timer) de la cámara
Usar velocidades bajas durante la noche no es gran problema, pero la cosa se complica cuando intentamos hacerlo de día, ya que debemos usar diafragmas muy cerrados, y a veces, aunque lo cerremos al máximo, las fotos salen sobreexpuestas, por lo que se vuelve necesario usar algún filtro de densidad neutra.
Cuando nos proponemos dominar las velocidades bajas en fotografía, nos damos cuenta que tendremos que hacer las paces el tan temido u odiado flash, y que éste poco a poco puede convertirse en uno de nuestros mejores aliados, sobre todo cuando lo configuramos a segunda cortina, es decir, para que dispare justo en el momento anterior a que se cierre el obturador, momento en que congelará el elemento en movimiento, creando un rastro u estela borrosa detrás de él.

Ajustes de la cámara
A estas alturas ya sabemos que el ajuste indispensable es el de la velocidad lenta, y ésta puede variar de acuerdo con el grado de desenfoque que deseemos o con la rapidez con la que se está moviendo nuestro sujeto, así, podemos ir desde el 1/15 hasta los 15 segundos o más. No te desesperes, porque al principio tendrás que hacer muchos intentos, hasta dar con los ajustes ideales.
Puedes poner la cámara en modo de prioridad obturador (S o Tv) si no te sientes muy seguro y quieres que la cámara te ayude a lograr la exposición correcta, pero ya que lo domines de ese modo, prueba usar la cámara en manual y ajustar tú mismo todos los parámetros, esa es una de las mejores maneras de aprender fotografía. Entonces, ya en modo manual, podrás reducir a tu antojo la apertura para que entre la menor cantidad de luz posible, y bajar la velocidad todo lo que quieras para registrar el movimiento de la manera que te plazca.
Mientras más bajo sea el ISO (100 o 200) es mejor, así lograremos estelas de movimiento sin ruido. Esto es tu mejor aliado al momento de resolver problemas de exposición, ya que hará que tu sensor sea menos sensible a la luz, sobre todo cuando tenemos un sol muy intenso.

En caso de que tu objetivo tenga sensor de movimiento, desactívalo.

Por supuesto que la técnica del motion blur tiene muchísimas variantes, te recomendamos que te eches un clavado por internet y revises imágenes realizadas con esta técnica para que te inspires y veas la gran cantidad de opciones que tienes para poner en práctica tu creatividad y tu ojo fotográfico, ponte a disparar y verás que tarde o temprano dominarás la técnica y pulirás tu estilo propio.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.

    Select list(s) to subscribe to


    By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, http://www.vision-digital.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

      ImpresaElectrónica

      Nombre del suscriptor

      Cargo

      Nombre de la Empresa

      Teléfono

      Email

      Calle

      Número

      Colonia

      Delegación o municipio

      Código postal

      País

      Giro de la empresa