Inicio Sin categoría Vanguardia de corte y confección

Vanguardia de corte y confección

2980

La tela se abre camino en el mercado publicitario para competir con materiales como la lona y el vinil, que se han mantenido a la cabeza durante años. La durabilidad y practicidad son solo algunas de las ventajas que ofrece

textilLa tela es un producto muy utilizado en diversas industrias y ha resultado muy rentable por sus cualidades de duración, almacenamiento y variedad de aplicaciones que permite. Sin embargo, su introducción en el mercado publicitario es relativamente reciente y en México todavía no es tan usada como en otras partes del mundo. Si bien es cierto que el costo final de una aplicación en tela es más alto que el de otras opciones, como el vinil o la lona, las telas se pueden rehusar, doblar y guardar de manera muy práctica, además en la mayoría de los casos también se pueden lavar. La tela ofrece una variedad de posibilidades muy atractiva, y sin duda, su mayor cualidad es la estética.

Ventajas de la tela
Todo tipo se sustratos sufre un desgaste natural y tiene una vida útil, depende de muchos factores como la calidad, el uso que se le de, su exposición al medio ambiente e incluso la técnica de impresión. Al ser un producto que surgió para cubrir necesidades primarias, la tela es muy durable y puede mantenerse en buen estado hasta dos años al exterior, aunque no es el caso de los colores; la tela puede resistir muy bien, pero dependiendo de la intensidad del sol en el lugar que esté ubicada, los colores irán perdiendo fuerza más rápido que en un interior.
Es difícil hablar de resolución en la impresión en tela, pues depende de las características de cada una, y del proceso de impresión que se utilice. Hasta ahora, la mejor calidad y más alta fidelidad a los colores se logra con la sublimación, una técnica que perfectamente puede competir con otros métodos de impresión.
Las telas son además muy flexibles, ligeras y de fácil manejo, por alta que sea la cantidad de tela, ésta puede doblarse y almacenarse para optimizar el espacio, pues no se daña tanto a la hora de transportarla. Hay algunas telas que no se arrugan y otras que sí pueden marcarse al doblarlas, esto por el tratamiento que reciben antes de imprimirse. El peso es un factor muy importante si consideramos que a veces es necesario transportar largas distancias el material publicitario; las telas menos ligeras pesan 250g., mientras que la lona más usada de 13 onzas pesa 440g. Esto puede ayudarnos a reducir los costos en caso de que las telas se transporten en avión u otro sistema de cobro por peso.
Otra ventaja de la tela es que permite elaborar productos específicos, como banderas, y no se limita a la producción de anuncios. Además, existen diversas tecnologías de impresión en tela y cada una se puede adaptar a diferentes necesidades.
Algunos sustratos como el vinil adherible se pueden colocar casi en cualquier superficie, en el caso de la tela no es tan sencillo, pero una vez que se establece un sistema de colocación, es muy fácil hacerlo en aplicaciones futuras. Uno de los métodos más usados consiste en “enmarcar” la tela con un perfil de aluminio y una tira de silicón que se cose alrededor, de esta manera se logra pegarla a cualquier superficie y se mantiene tensa para otras ocasiones. También se puede coser en todo el perímetro de la tela un velcro y usarlo de la misma manera que el silicón.

El auge de la tela en la publicidad
La utilización de la tela con fines publicitarios surgió en Europa y tuvo mucho auge en Estados Unidos, pero en México aún está en proceso de aceptación y se mantiene a la alza.
Hasta el momento, la técnica más usada para imprimir en tela es la sublimación, por su alta calidad de imagen. Aunque es necesario que las telas tengan al menos un 70% de poliéster en su composición, este método conserva las cualidades de la tela como la suavidad, flexibilidad y textura. También existen otras técnicas de impresión digital con base solvente o con tintas UV, aunque ambas requieren un tratamiento previo del textil. Dependiendo de las necesidades del cliente, se elegirá el modo de imprimir.
Es claro que la tela nunca va a usarse en espectaculares y aplicaciones similares, ésta no viene a sustituir la lona o el vinil, llega como una nueva opción y una gran oportunidad de negocio, pues hay poca competencia y es un producto rentable.

Tecnologías de impresión
Existen diferentes métodos de impresión sobre tela, la impresión digital, que puede hacerse con tintas base solvente o UV, y la sublimación, que se subdivide en dos categorías: la impresión directa y la transferencia por papel.
En el caso de la sublimación por transferencia, primero se imprime en papel y luego, por medio de calor y presión, la tinta pasa del papel a la tela; a diferencia de la impresión directa, que consiste en imprimir sobre la tela y darle un tratamiento de calor para que la tinta se fije en el tejido. Las ventajas de usar sublimación es que las telas conservan todas sus cualidades, además de que la calidad de la imagen es muy alta, y los colores son vivos. La principal desventaja de esta técnica es que requiere de un equipo especializado, además de la impresora es necesaria una máquina de fijación de color a través de calor.
Una gran ventaja de la impresión con base solvente es que se puede usar el mismo equipo con el que la mayoría de los impresores ya cuenta y lo usan para imprimir lona o vinil autoadhesivo, sin embargo, para que las telas acepten las tintas solventes, necesitan un tratamiento, lo que encarece el producto final.
Es casi el mismo caso en la impresión UV, pero las tintas deben tener características específicas. En cuanto a calidad, esta técnica tiene mejores resultados que la impresión con base solvente.
En ambos casos –impresión por solvente y UV-, las telas necesitan un tratamiento especial para recibir la tinta, se trata de un recubrimiento que sella los poros de la tela y evita que la tinta se filtre entre las fibras. Por lo general, las telas impresas con estos métodos pierden un poco algunas características del textil como la suavidad y flexibilidad, quedan rígidas y no pueden lavarse, a diferencia de las telas impresas por sublimación.

Público objetivo
Por lo económicos que resultan en comparación con la tela, el vinil y la lona no van a desaparecer con su llegada, pero el textil sí puede sustituir estos sustratos en algunos sectores y captar un nicho de mercado muy importante. Su principal aplicación se da en mercados Premium como automóviles lujosos, cosméticos, moda, etc.
La tela permite crear un ambiente diferente al de otros sustratos, mucho más atractivo, sofisticado e íntimo, de modo que está orientado a personas dispuestas a dar un toque especial a su publicidad. Son muchas las ventajas que el textil representa, pero sin duda, el máximo fin de utilizar tela es estético.
Si estás dispuesto a invertir un poco más en la comodidad de tus clientes y en una publicidad más exclusiva, la impresión sobre tela es para ti.

Tipos de tela sublimables
Tomando como referencia las posibilidades que ofrece la empresa Impresión en tela, lo que sigue es un pequeño resumen de los materiales más innovadores en cuanto a tela imprimible para publicidad exterior.

Sarga: Empleada en displays en expos, en stands de prensa o en arañas y paredes gráficas. Al ser mate las fotografías no le causan brillo. Es muy flexible a la hora de doblarse y transportarse, y no tiene un peso muy alto. De fácil manejo.

Raso mate y brillante: Una tela completamente lisa muy utilizada por diseñadores. Se puede utilizar para camisas o para anuncios publicitarios normales. Su ventaja consiste en que puede combinarse mate y brillante.

Satín: Se ocupa para publicidad en banners, en roll offs y en paredes gráficas. Se trata de una tela muy delgada que tiene el punto muy cerrado, lo que ofrece un brillo en diferentes áreas que le otorga mucha visibilidad

Calado: Una tela especial que se utiliza para colocar bocinas. Permite el paso del sonido. Suele utilizarse para tapar las bocinas con el logotipo de la banda.

Polar: Una tela tipo cobija, pero delgada. Se utiliza en colchas y cojines, y por supuesto hay quien los usa con fines publicitarios por una cuestión estética.

Licra: Tiene muchísima flexibilidad y se puede ajustar a cualquier cosa más grande estirándola. Es la tela más fina de todas, y su textura es mate. También es de las más caras.

Z3: Se parece mucho a la tela de los jugadores de basket. Se utiliza en jerséis, sobre todo. Tiene microperforaciones verticales.
Tiburón: Muy parecida a la tela de gabardina, se emplea también en carpas. No permite el paso del agua porque el punto es muy cerrado. Se ocupa para los techos.

Tampa: Una tela gruesa, parecida a la tela tiburón, aunque cuenta con más flexibilidad. Se ocupa para forrar carpas y permite el paso del agua.

Silver: una tela translúcida que cuando se coloca en fondos que tienen mucha luz. Se trata de una tela un poco más delicada, pues el doblez queda marcado, pero puede ocupar para sombrillas y paraguas, entre otras cosas.

Tergalina: Una tela semitransparente con un punto muy abierto, tanto que no permite la visibilidad al otro lado de la tela. Se usa generalmente para banderas de playa. Permite el paso del aire.

Agradecemos a Pedro Villaseñor de Ulsymex, por su colaboración para la elaboración de este artículo.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

    ImpresaElectrónica

    Nombre del suscriptor

    Cargo

    Nombre de la Empresa

    Teléfono

    Email

    Calle

    Número

    Colonia

    Delegación o municipio

    Código postal

    País

    Giro de la empresa