Inicio Archivo Historico Pantallas de serigrafía: Paso a paso en la preparación y recuperación

Pantallas de serigrafía: Paso a paso en la preparación y recuperación

10107


La preparación de la pantalla es una de las etapas más importantes del proceso, pues el resultado de la impresión se ve influenciado por la calidad de la pantalla. Siga paso a paso los consejos para preparar y recuperar sus pantallas de serigrafía.

Charlie Taublieb es un reconocido experto en la impresión con serigrafía, consultor, presidente de Taublieb Consulting. Ha dirigido cientos de seminarios y talleres en ferias como SGIA, ISS, Fespa, entre otras. Además ha colaborado para revistas de serigrafía en distintas partes del mundo. Su página es: www.TaubliebConsulting.com

1. Extienda su pantalla a una tensión específica. Puede trabajar de acuerdo a un rango de tensión recomendado, según los hilos por pulgada de la malla. Los siguientes son los valores de tensión que es preferible mantener:
a) Hasta 110 hpp 50 N/cm
b) 110-158 hpp 45-50 N/cm
c) 175-230 hpp 35-40 N/cm
d) Más de 230 hpp 23-25 N/cm

2. Registre la tensión en la parte inferior de la malla, utilizando un marcador permanente. Es importante documentar el número de veces que tensa cada una de sus mallas y esta es una manera sencilla de llevar el seguimiento. La información le será útil al seleccionar pantallas para un trabajo en específico, dado que es muy importante usar pantallas que han sido retensadas el mismo número de veces, a fin de evitar un registro impreciso durante la impresión.
Una nueva malla afloja la tensión mucho más rápido que una vieja pantalla que ha sido retensada muchas veces. Si usa marcos rígidos, las nuevas pantallas permitirán una imagen más nítida que las viejas, ya que su tensión será mayor que las anteriores. En cualquier caso, tener pantallas de la misma edad y con el mismo número de usos, tensiones y recuperaciones, será recomendable para lograr imágenes de mejor aspecto.

3. Humedezca la pantalla. Lo mejor será que el taller cuente con dos fregaderos:
uno para el desengrase y el lavado, y otro para colectar los químicos de la recuperación de la pantalla y evitar problemas de contaminación y salpicaduras, pues usualmente de aquí surgen los “ojos de pescado”.
Si sólo tiene un fregadero, asegúrese de que está completamente enjuagado antes de continuar.

4. Desgaste la pantalla si es nueva, si está usando película capilar o si la pantalla se ha utilizado durante cinco o más veces sin recuperarla y no ha sido erosionada. El abrasivo “araña” la superficie de la malla, lo que permite a la emulsión tener mejor adherencia. Los abrasivos vienen en polvo o pasta; algunos desengrasantes contienen abrasivo. El cepillo utilizado para la abrasión de una pantalla sólo debe ser usado para ese propósito, lo mismo que con los demás cepillos empleados en las otras etapas del proceso.

5. Enjuague la pantalla y aplique desengrasante con el cepillo correspondiente. Desengrase ambos lados de la pantalla.

6. Seque la pantalla. Puede aspirar el agua y luego poner la pantalla en un armario de secado. Cuanto más rápido se seca la pantalla, menos posibilidades hay de que el polvo se asiente en la malla y cause problemas. Nunca utilice aire comprimido para secar una pantalla desengrasada, pues ese aire es sucio debido a los aceites y otros contaminantes del compresor.

7. Cubra la pantalla por la parte exterior primero (el lado que mira hacia abajo y toca la prenda), luego cubra la parte interna de la pantalla. Sólo coloque la cantidad de emulsión necesaria.

8. Deje secar la pantalla en un armario de secado con la cara exterior hacia abajo. La razón por la que hacemos al último el recubrimiento al interior de la pantalla y colocamos la cara exterior hacia abajo durante el secado es para tener una superficie suave en la parte interna, para que el rasero pueda deslizarse. El armario de secado debe mantener una temperatura de 35°C si utiliza emulsión pura de polímeros, o 40°C si usa emulsión diazo o de doble curado. Con estas temperaturas, la pantalla debe secarse entre 10 y 15 minutos. Use un termómetro en su armario de secado para checar la temperatura. No use ventiladores, pues arrojan polvo sobre la malla húmeda y crean problemas.

9. Una vez que la pantalla esté seca, es momento para exponerla. Si la pantalla se secó y estuvo almacenada, es necesaria una revisión de la humedad relativa antes de la exposición; para ello necesitará un hidrógrafo o higrómetro. La humedad relativa ideal es de alrededor de 40%. Si la humedad es superior al 50%, ponga la pantalla de nuevo en el armario de secado por unos 3 a 5 minutos antes de exponer la pantalla.
La emulsión atrae la humedad del aire y puede re-humedecer la pantalla. Una pantalla húmeda requiere más tiempo para exponerse apropiadamente que una seca. Muchos de los problemas que se presentan son resultado de la baja exposición de la pantalla, debido a la humedad que había en ella. Tocarla no es suficiente para conocer la humedad que contiene; se necesita utilizar el instrumento apropiado para obtener información precisa.

10. Moje la pantalla y déjela reposar por unos segundos antes de lavarla. La emulsión se va a empezar a suavizar en las áreas que van a deslavarse.
Use un compresor de 1000 psi a un metro de distancia para lavar la pantalla con agua a presión.
Si la exposición fue correcta, la emulsión no se descompondrá. Si hubo algún error, este es un mejor lugar para darse cuenta que la pantalla no fue hecha correctamente, en vez de esperar a notarlo en la prensa.

11. Seque la pantalla. Una aspiradora con boquilla especial es la mejor forma de hacerlo, pero el aire comprimido también funciona; ponga la pantalla en el armario de secado tras eliminar el exceso de agua. Asegúrese de que el área de la imagen esté seca.

2. Coloque bloqueador o cinta en el área alrededor del dibujo, para que no pase tinta en las áreas circundantes.

13. Después de que la pantalla ha sido usada, retire toda la tinta. Coloque la pantalla en el fregadero para su recuperación y mójela. Aplique degradante de tinta y extiéndalo con un cepillo; luego despegue el exceso de tinta con agua a presión utilizando el compresor.

14. Aplique el recuperador de mallas y después enjuague con agua a presión.

15. El quitafantasmas puede ser utilizado en este punto. Úselo cada cinco recuperaciones de la pantalla (es muy abrasivo, por lo que debe asegurarse de que el personal use el equipo de protección adecuado cuando trabaje con esta substancia). Si empleó el quitafantasmas, rocíe la pantalla con una mezcla de 50% vinagre blanco y 50% agua, para neutralizar el pH alcalino del químico.

16. Tensione nuevamente la pantalla y documente el grado de tensión.

17. Regrese al número 3 y comience a preparar la pantalla para usarla otra vez.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.

    Select list(s) to subscribe to


    By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Graphic Innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, http://www.vision-digital.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

      ImpresaElectrónica

      Nombre del suscriptor

      Cargo

      Nombre de la Empresa

      Teléfono

      Email

      Calle

      Número

      Colonia

      Delegación o municipio

      Código postal

      País

      Giro de la empresa