TINTAS QUE BRILLAN

2916

Aptas para iluminar en la oscuridad, las tintas Glow in the dark son el ejemplo perfecto para demostrar que más allá de la tecnología se requiere una amplia imaginación.

Con frecuencia se piensa que los trabajos más artísticos e innovadores son hechos con aparatos novedosos, pero no siempre es así. Alta tecnología y nuevos avances pueden llegar a faltar cuando la creatividad es desbordante.
Las tintas Glow in the Dark funcionan por medio de pigmentos fosforescentes que contienen sulfuro de zinc y actúan como complejos de metal. Éstos se comportan como si fueran pequeñas baterías que se cargan con cualquier luz.
Y se hizo la luz…
Estos abrillantadores ópticos contienen sulfuro de zinc, el cual es una sal química y tiene propiedades fosforescentes. Brilla en la oscuridad cuando es excitada por la luz, principalmente ultravioleta. Se remonta al año 1800 cuando el brillo sólo duraba media hora. Sin embargo, en los últimos veinte años el brillo ha alargado su vida gracias a un compuesto llamado Strontium de aluminio y se le ha agregado el activante Europium para prolongar el brillo hasta por 13 horas. Presenta bajos índices de radiactividad, por lo que es seguro en su uso decorativo.

¿Fluorescente o fosforescente?
Unos dicen “fosforescente”, otros “fluorescente” y hay hasta quienes pronuncian “florescente”, pero es importante señalar que la fosforescencia y la fluorescencia son dos conceptos diferentes. Muchas veces se utilizan ambos términos para referirse a lo mismo, pero cada uno tiene su propio significado y uso.
Se llama fluorescente porque viene de un mineral llamado fluorita que está compuesto por flúor y calcio, y es abundante en la naturaleza. Fluorescencia es la propiedad que poseen ciertas sustancias para emitir luz mientras reciben la excitación de ciertas radiaciones, su relación con la fosforescencia se debe a que junto con ésta, son las dos manifestaciones más importantes de la fotoluminiscencia.
Por esta razón, las tintas Glow in the Dark también se conocen como tintas foto luminiscentes, pues manifiestan fosforescencia y fluorescencia.
A su vez, la fosforescencia es la propiedad de algunos cuerpos para brillar en la oscuridad, sin que la temperatura aumente. Un ejemplo de la fosforescencia es cuando la superficie del mar brilla en la noche y esto es debido a los organismos que en él habitan.
Los fosforescentes se ven en la noche o en cualquier lugar oscuro y se cargan durante el día. Los colores comunes son: verde, azul y naranja. La fosforescencia es un fenómeno, como ya se dijo, de la fotoluminiscencia, caracterizado por la emisión de luz durante un lapso relativamente largo. A menor temperatura la duración aumenta y la intensidad disminuye. Esa es otra diferencia, pues la fluorescencia no depende de la temperatura.

Tan antiguas como el apagador
Para darse una idea del tiempo que estas tintas fotoluminiscentes llevan en el mercado basta con voltear a cualquier pared y encontrar el apagador de luz. Este es una de las aplicaciones más frecuentes que contienen el pigmento fosforescente, ya que a pesar de la oscuridad, permite ver dónde está el switch.
Rubén Sáenz, Director Comercial de Tecma Comercializadora, agrega que en la fecha del Día de Muertos podemos ver con frecuencia la aplicación del pigmento fosforescente, pues se hacen muchas camisetas o productos que tienen calacas y les aplican la pintura fosforescente para que sea visible durante la noche.
Con base en lo anterior, Rubén Sáenz explica que este pigmento funciona por unos complejos de metal. Se comportan como si fueran pequeñas baterías que se cargan con cualquier tipo de luz: natural, artificial, ultravioleta, etc.
El tiempo de duración va a depender del tipo de pigmento y de la cantidad de pigmento que esté dentro de la formulación. A mayor pigmento, se obtendrá mayor efecto.

Tres colores
La pintura fosforescente está disponible en tres colores. El color verde fue el primero que se desarrolló y también hay naranja y azul.