Inicio Sin categoría Lo que debes saber para elegir la malla perfecta

Lo que debes saber para elegir la malla perfecta

248

El mundo de la serigrafía es muy versatil y existen diferentes aplicaciones de ella, las cuales han ido evolucionando con el paso de los años. Todas sus aplicaciones, ya sean en tela, vidrio, plástico, papel, etc. tienen algo en común: los instrumentos y sustratos básicos que sirven para trabajar en ésta técnica de impresión, los cuales son:

– Marco

– Malla

– Emusión

EL MARCO.

Toda la industria de la serigrafía se basa en una pantalla que es el tema que nos atañe en este artículo. Entonces vamos a comenzar con el primer instrumento básico: el marco.

El marco es el esqueleto de nuestra pantalla y que sirve para mantener la malla tensada a fin de que sea posible el pase de la tinta a nuestra superficie a imprimir. Esa es la función sustancial del marco, independientemente del tamaño y del material.

Existen marcos elaborados con madera, (los cuales son además económicos y ligeros) pero ¿qué sucede con la madera?, en comparación con otros materiales, su principal desventaja es que tiene baja resistencia y tiende a “pandearse”.

Hay ocasiones en que solamente al comenzar a tensar la malla el marco no resiste y se fractura, y queda completamente inservible para su úso. Sin embargo por las necesidades económicas la madera es el material más usado para fabricar pantallas, y es comprensible  porque quizás para muchos talleres así se indica en sus costos de producción.

Otra desventaja es que cuando la madera se moja su secado es más lento y eso hace que el tiempo en el proceso de tensado se haga más lento.

Otro material también usado en marcos es el hierro, el cual tiene la ventaja de tener estabilidad, además que no corre el riesgo de pandearse como la madera y el tensado será estable. Pero coo todo tiene también ciertas desventajas: el hierro es pesado y por su mismo peso es complicado e incomodo a la hora de trabajar. Además que se oxida con facilidad.

Si me preguntaran de un material ideal para la fabricación de una pantalla sin duda alguna diría que el aluminio. Ya que éste mantiene la estabilidad del hierro y la ligereza de la madera. Además que por sus propiedades es capáz de soportar altas tensiones y es de fácil manipulación para los operadores. He conocido talleres en que se trabaja con pantallas de hasta dos metros sin complicación alguna. Cosa que resultaría dificil con un marco de esas dimensiones si fueran de hierro o madera.

La única desventaja que tiene es que los marcos de aluminio son de alto costo, pero en vista de las virtudes que tiene en relación a los otros marcos creo que vale la pena realizar un gasto extra.

LA MALLA

Si tenemos que definir el uso de la malla esta sería como “la base que soportará la emulsión” una vez tensada dentro de un marco.

Existen variables a considerar al hablar de la malla como tal, y una de estas es el hilo de la que está compuesta nuestra malla. Pero ¿por qué es importante conocer el hilo de una malla? porque a veces en el mercado o los mismos fabricantes confunden a la gente. En el mercado de la serigrafía existen el poliéster, nylon e incluso malla metálica.

El hilo de polyester que es el más común y el que más se usa, ya que nos dará excelente estabilidad. Si se requiere elasticidad lo ideal será el hilo de nylon, pero hay ocasiones en que hay aplicaciones de serigarfía que requieren de un estiramiento todavía mayor porque el material puede ser irregular, y es ahí donde entra la malla metálica. Ésta le dará estabilidad además de un efecto antiestático. La malla metálica se utiliza cuando el proceso de fabricación necesita de una temperatura alta y por lo tanto necesitamos más resistencia.

Ésta malla es ideal para aplicaciones en vidrio. Por su parte la malla de poliéster es la que normalmente se usa para la impresión de vasos o playeras. Estas diferencias son importantes de conocerse, ya que existen vendedores y fabricantes que sin escrúpulo alguno confunden a la gente y suelen darles nylon en lugar de poliéster.

Otra variable a tener en cuenta es la lineatura, lo cual no es más que el número de hilos que hay en un centímetro o pulgada de nuestra malla. Al hablar de lineaturas, existen de dos tipos:

Lineaturas abiertas: mallas de 12, 24, 32, hasta 55 hilos por centímetro.   

Lineaturas cerradas: a partir de la mallas con 77 y hasta 180 hilos por centímetro.

Dentro del tema de la malla existe otra variable a tener en cuenta: el tejido. Existen dos tipos de tejido de hilo,  la que se entrelaza 1-2,1-2 y la que se se entrelaza 1-1,1-1. 

Normalmente el tejido 1-1 es el correcto para la mayoría de la serigrafía. Si en algún momento necesitamos por alguna razón incrementar la cantidad de depósito de tinta tenemos que usar 2-1, pero eso es algo muy específico, eso es algo que necesitamos revisar si realmente en su proceso lo necesita, de lo contrario no es necesario, 1-1 siempre será el ideal. Cabe comentar que por el grosor de la tela, el tejido 2-1 va a ser mayor, la unión entre hilo e hilo dará 64 micrones, mientras que la unión entre hilo e hilo 1-1 dará 57 micrones. Eso va a ser que el área abierta del tejido 2-1 sea mayor que el área abierta del tejido 1-1, por lo tanto habrá una variedad en cantidad de tinta ente un tejido y otro.

Todos los fabricantes de malla normalmente las fabrican con tres tipos de diámetros de hilo: delgado, mediano y grueso. Los de diámetro delgado siempre tenderán a obtener mejores resultados más definidos en la impresión, y los gruesos tendrán más resistencia. El objetivo es que sepan elegir bien su malla en base al trabajo que están realizando para que una vez definido, lo estandaricen y ya después lo hagan de la misma forma.

Tensado de la malla. Otra variable importante es el tensado de nuestra malla. Hay quienes lo hacen personalmente, hay quienes la mandan tensar, y para esto existen diferentes aplicaciones, sin embargo normalmente hay dos procedimientos: el neumático y el mecánico.

Los equipos de tensado neumáticos trabajan por medio de aire que contienen pinzas de 25 cm. y en el centro es donde se coloca el marco para que finalmente el equipo estire por los cuatro lados de la malla de manera uniforme. Este tipo de equipos son los mejores a la hora de tensar mallas, porque siempre tendrán un grado alto de exactitud.

Por su parte los equipos mecánicos requieren de un operador físico el cual realiza la tensión de manera manual, y esto nos lleva a concluir que cuando hay fuerza manual siempre existirá un grado de riesgo porque no se pueden controlar todos los factores que se involucran en la hora del tensado y por ende no habrá constancia, ya que el factor humano no puede controlar ni prevenir riesgos. En resumen con respecto al tensado, siempre hay que seleccionar el equipo que se necesite pero les garantice resultados productivos y consistentes, que no generen problemas dentro su proceso de producción. Piensen que lo barato sale caro porque a veces nos vamos por equipos que en el mercado con económicos pero no garantizan las tensiones que la malla necesita.


¿Por qué es importante la tensión?
Cuando nosotros respetamos y seguimos al pie de la letra las especificaciones que el fabricante nos da se logra que la malla haga un ángulo de 90 grados para lograr cuadros parejos, porque el área de los cuadros es por donde pasa la tinta, entonces si en lugar de cuadros tengo rectángulos o formas irregulares por no tener la tensión correcta pues obviamente el resultado no será favorable, la tinta no pasará de manera correcta. Para saber cual es la tensión correcta existe un instrumento que nos permite medir la tensión. La unidad de medida para medir la tensión sobre la malla es un “tensiómetro” el cual se debe controlar de acuerdo a la tensión que el fabricante recomienda y es por eso que se recomienda tener este instrumento.

Preparación de la malla. Ya se seleccionó el marco, ya se vieron las características de la malla, ya se hizo la tensión, y ahora se necesita hacer la preparación de la malla para recibir la emulsión. Al decir “preparar la malla” refiere a dejarla en condiciones óptimas para que la emulsión se adhiera correctamente y sea capáz de resistir largos tirajes.

El poliéster normalmente es liso, cuando se prepara la malla se logra cierta rugosidad que permitirá que la emulsión se ancle mejor. Hay químicos que permiten lograr esto, además de desengrasar logran esta rugosidad que va a hacer que absorba perfectamente el poliéster y que absorba la emulsión. Por eso es necesario que antes de emulsionar, la malla se prepare como tal, y para ello existen químicos especiales.

EMUSI”N.

Ya tenemos la malla preparada, ahora vamos con la emulsión. La función de la emulsión es delimitar el paso de la tinta. Si se tiene un buen emulsionado se logrará buenos resultados.

Existen tres tipos de emulsión: el Bicromato, que no es más que un sensibilizador antiguo que ya no se usa, además que resulta dañino para la salud y el ambiente y por estos motivos fue que se retiró del mercado. Para esto se fabricó el Diazo, el cual tiene mucha más ventajas que el bicromato. Y el fotopolímero. Todos son sensibilizadores y su función es que cuando la emulsión se exponga a la luz, su función será endurecer la emulsión, esa es su principal función, y esto puede hacerlo un bicromato, un diazo o un fotopolímero.

La ventaja del fotopolímero es que se puede usar como emulsión sin agregarle algo extra.

Principalmente el bicromato tiene la desventaja que se preparaba y en 4 días de endurecía la emulsión. El Diazo puede durar hasta tres meses, obviamente en condiciones adecuadas, estas son simplemente evitar la radiación de alguna luz, y que no esté expuesto a altas temperaturas, 22 grados es una temperatura normal en la que el diazo va a poder mantenerse en condiciones correctas. En cambio el fotopolímero está diseñado para que pueda durar hasta 24 meses siempre bajo condiciones adecuadas de cuidado  de la emulsión. El fotopolímero es el sensiblizador de mayor tecnología, no ha sadlido nada nuevo, esta tecnología es lo más nuevo y actual.

Aplicación. La pregunta habitual en alguien que comienza a trabajar la serigrafía es ¿cuanta emulsión tengo que depositar? Existe un valor teórico que siempre debe estar presente en sus valores de producción:

La relación emulsión sobre malla es el 10%, eso significa que tengo que saber cuanto mide mi grosor de hilo, una malla 90 mide por ejemplo 45 micrones, y el 10% es 4.5. Esta es la cantidad que debe haber de emulsión encima de la malla, es un valor teórico que vale la pena considerar para partir de ahí. De ahí dependerá el número de pases ideal para el emulsionado. Pero, ¿Cómo se aplica?, imagínense un marco normal: tiene dos caras. Una es la zona de impresión (afuera) y por dentro la zona de emulsión. Pues se le da un pase por fuera y dos pases por dentro. Otra manera es dos por fuera y dos por dentro. Hay diferentes formas de emulsionar. Pero todo a final es para lograr una cantidad de emulsión adecuada encima de la malla. 

Otro factor importante a considerar es el secado de la emulsión. A veces porque tenemos prisa, porque están esperando las pantallas en producción y se tiene detenida la producción se trata de acelerar el proceso y se manda la pantalla sin que esté completamente seca la emulsión. Obviamente ese es un daño que sufre la emulsión y entonces ya no trabajará como debe, ya no tendrá resistencia, comenzará a porearse y el resultado será fatal.

Una variable extra es la exposición. El valor, el tiempo, dependiendo la luz que tengan puede ser LED, Aluro Metálico ó UV, dependiendo de la tecnología que usen siempre es necesario también controlar el tiempo de exposición, para garantizar que la emulsión se endurezca  lo suficiente para resistir el tiraje cuando ya se está imprimiendo. esa es la función de la luz, endurecer la emulsión y permitir que las zonas que necesito que se destapen se destapen perfectamente y tenga una calidad perfecta a la hora de emulsionar y para eso existe calculadores de exposición. Existen dos tipos de calculadores, uno por medio de filtros y el otro por medio de una tira que debe garantizar un endurecimiento, esto me permitirá saber hasta donde la emulsión se endurece. Cualquiera de los dos métodos ya sea por filtros o por el paso 21 que se llama, nos va a ayudar a medir el endurecimiento de la emulsión y asegurarme que estoy enviando a producción una emulsión completamente endurecida. Pero vuelvo a insistir, no se puede mejorar lo que no se mide o no se controla. es un instrumento muy económico que deben tener cuando fabrican pantallas para asegurar como control de calidad, de esa manera ya evito una variable más.

Recuperado. Básicamente hemos hablamos de los tres factores importantes en la serigrafía, y al final cuando ya tengo mi pantalla lista y se imprime en ella, la pantalla debe pasar por un proceso de recuperado. Para eso hay productos que ayudan a eliminar la tinta, que ayudan a eliminar la emulsión, a veces queda algún fantasma y estos son algunos de los productos que existen en el mercado que ayudan a recuperar su pantalla para volverla a emulsionar y volver a utilizarla. Es un cliclo que hay que estar haciendo constantemente y que necesita de contról para lograr que su pantalla tenga las condiciones y cumpla las necesidades que ustedes requieren.

Hablar de la pantalla perfecta es hablar de la pantalla que cada uno de ustedes puede conseguir mediante las mediciones y la mejora en sus proceso, cada quien de acuerdo a su contról de las variables que ya vimos va a obtener su pantalla que necesite en el momento para su aplicación, para lo que sus necesidades de producción exijan.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Para que puedas recibir nuestra revista es indispensable el registro

    ImpresaElectrónica

    Nombre del suscriptor

    Cargo

    Nombre de la Empresa

    Teléfono

    Email

    Calle

    Número

    Colonia

    Delegación o municipio

    Código postal

    País

    Giro de la empresa