Inicio Impresiones Serigrafía Equipando un taller de serigrafía básico

Equipando un taller de serigrafía básico

0
2988
serigrafía
Mucha gente ve en la serigrafía una manera rápida de hacer dinero, muchos no dedicarán más de un trabajo o dos a ello, por otro lado si las cosas salen bien, montar un pequeño taller de serigrafía puede ser el inicio de un negocio que nos permita vivir de ello, Charlie Taublieb nos ofrece una guía de los equipos básicos a comprar para montar un taller pequeño.

Una de las fuentes de trabajo inmediata de cientos de jóvenes iniciados en las artes gráficas es la serigrafía, esta premisa tiene sentido si consideramos que es una técnica que tiene más de 3000 años de antigüedad. Se estima que las impresiones más antiguas hechas con una versión primitiva de la serigrafía se hicieron en las islas Fidji, en el año 3,000 antes de cristo usando hojas de plátano que eran agujeradas para hacer pasar la tinta. De esa época también datan documentos chinos elaborados gracias a plantillas hechás con cabellos de mujer laqueados y tensados en un marco. Además, los japoneses fueron pioneros de la utilización de cinco colores en la impresión serigráfica.

Los egipcios también usaron algo parecido a la serigrafía para la decoración de murales y diseños de interiores. La técnica “moderna” por así  decirlo inicia en el siglo 20, cuando la técnica fue popularizada y bautizada en inglés como ‘Silkscreen printing’ (impresión sobre seda) por el artista plástico estadounidense Anthony Velonis. En español el nombre ‘Serigrafía’ proviene del latín ‘Sericum’ (seda) y ‘graphe’ (escribir).

Gracias a los experimentos realizados por Velonis y a los cambios que se dan en Estados Unidos se da paso a lo que se conoce como la serigrafía industrial, En 1914 el artista norteamericano John Pilsword desarrolló un método para la impresión combinada de colores, cuya técnica fue posteriormente utilizada en la rama de la publicidad gráfica.

Es en Inglaterra donde se crea el primer taller utilizando este método con fines comerciales: la Selecta de Londres (1924). Hacia 1935 se crean en Nueva York las oficinas del Proyecto Federal del Arte, en el que se realizan impresiones de afiches publicitarios, carteles ligados al servicio municipal y portadas de libros.

En 1948 la técnica se había masificado, por lo que la serigrafía se desarrolló en áreas del arte y la publicidad, siendo de vital influencia en el desarrollo de artistas de vanguardia como Roy Lichteinstein y Andy Warhol.

La serigrafía también ha sido utilizada para fines especiales, como la marcación de material bélico durante la segunda guerra mundial.

En la actualidad el estilo ha evolucionado, hasta conseguir una mayor calidad de impresión en gran variedad de aplicaciones (estampado de tejidos, decoración de objetos, impresión calcográfica, rotulación de materiales).

Su versatilidad al uso es una de las razones para entender la multiplicidad de variantes que se pueden encontrar en el estilo serigráfico.

Este sistema, por sus especiales características, permite imprimir sobre cualquier soporte: blanco, transparente o de color, grueso o fino, áspero, rugoso o suave, de forma regular o irregular, mate,  semimate o brillante, pequeño o grande, de forma plana o cilíndrica, y se pueden emplear todo tipo de tintas, previamente formuladas de acuerdo con los materiales en los que se va a imprimir, con diferentes gruesos de capa por depósito de tinta, calidades opacas, transparentes, mates, semimates, brillantes, fluorescentes, reflectantes, barnices y lacas, vinílicas, acrílicas, gliceroftálicas, catalépticas o de los componentes, al agua, etc. Se aplica sobre cualquier tipo de material: papel, cartulina, cartón, cuero, corcho, metal, madera, plástico, cristal, telas orgánicas o sintéticas, fieltro, cerámica, etc., y sin ninguna limitación en el número de colores planos o tramados, pudiendo hacerse la impresión manual o por medio de máquinas.

¿Cuáles son estas máquinas?, siempre hay que iniciar por algo y si deseamos empezar un negocio necesitamos algunos aditamentos básicos para lograr el éxito.

Pulpos

En lo primero que tenemos que pensar es en la máquina o pulpo manual, estos equipos son muy comunes y se pueden conseguir con sistemas de uno hasta  14 colores. Para alguien que quiere iniciar una máquina de 6 colores con 4 estaciones se puede considerar perfecta. La razón de esto es que un pulpo con más de 6 colores es más difícil imprimir y toma mucho más tiempo, además de que el retorno de inversión es menor, equipos de más colores se usan normalmente para crear muestras que pueden pasar después a una máquina automática o para producir tu mismo una línea completa.

Si eres un impresor o estampas, la mayoría de los trabajos que te van a llegar van a ser de uno a tres colores, tener un equipo de 6 colores te da la oportunidad de trabajar con un segundo proyecto sin tener que desmontar el otro. Una de las cosas que debes de contemplar es que estos equipos tengan micro-registro, sean muy estables y sólidas.

Los equipos automáticos normalmente tienen más de 6 colores y en el mercado se pueden encontrar equipos que llegan a los 56 colores, en general los más comunes son de 10 colores con 12 estaciones ya que necesitas hacer flashing o flocking.

Un horno de secado

Una vez que colocas la tinta tienes que secarla, un pequeño horno de secado manual puede bien cubrir las necesidades de alguien que apenas empieza con niveles de producción de entre 80 a 120 piezas por hora, este no necesita ser largo para ser eficiente. Estos equipos pueden lograr una temperatura de 160°C que serán suficientes para curar un trabajo realizado con tintas plastisoles  en tan solo unos segundos, si lo que se desea es trabajar con tintas base agua se requerirá en cambio un poco más de tiempo, esto dependerá de la marca y de la cantidad de tinta utilizada. Aunque hay químicos que se pueden añadir a la tinta para hacerlas secar más rápidamente.

En el mercado se pueden conseguir hornos eléctricos Infrarrojos, de Quarzo y a gas para talleres más grandes, mientras los infrarrojos y de cuarzo pueden ir de las 24 pulgadas a  las 60” de ancho, los de gas llegan hasta las 72 pulgadas y pueden hacer entre 1000 y 2000 playeras por hora dependiendo el largo.

Lo siguiente a considerar son las unidades de revelado

Estos equipos son mesas que contienen una fuente de luz para el revelado de los marcos, cuentan con una cámara de vacío que presiona el marco hacia el negativo para lograr mayor precisión, las más básicas son las más comunes, en su mayoría están fabricadas de luces fluorescentes pero pueden ser muy económicas, pueden costar  500 usd pero son muy lentas, puede tomar desde 6 hasta 15 minutos revelar un marco en una de estas unidades, si se esta comenzando y el taller es pequeño esto puede no ser un problema. Los más precisos eran los fabricados con lámparas de metal de Alluro, son muy rápidos y muy precisos su desventaja es que cada foco puede costar de 350 a 600 Usd o más y cada uno tiene una vida de 100 horas totales de trabajo. Cuando los estas usando por intervalos de uno a dos minutos, 100 horas se pueden pasar muy rápido.

Lo más nuevo son los fabricados en base a luces de LED, son más pequeños, tienen una vida útil de 50 mil horas a 100 mil horas y solo se conectan a la luz, no requieren ninguna instalación especial. Una gran ventaja es que esta durabilidad permite  que una vez que has hecho las fórmulas para revelar tu trabajo no lo tendrás que re-ajustar en mucho tiempo. Son muy económicas, su precio puede ir de los 2 mil dólares hasta los 8 mil dólares, las más grandes.

Unidades de Pre-secado

Estas son unas bases que cuentan con una cabeza tipo techo que pre-seca la tinta por medio de calor generado por resistencia, una unidad infrarroja o aire caliente. Esto es necesario por que en trabajos dónde apliquemos dos o más tintas en ocasiones es necesario pre-secar la primera capa antes de aplicar la segunda.

Lo más importante con estas unidades es que la cabeza de calor este totalmente paralela al marco, ya que comúnmente empiezan a vencerse o doblarse y entonces tienes partes que quedarán sin secarse adecuadamente mientras que en otro lado la tinta estará semi-curada.

Comúnmente la cabeza gira lo que permite ir secando cada color después de aplicarse. También puede adaptarse para que en el pulpo la unidad caliente una tinta mientras estas aplicando la segunda, algunos pulpos automáticos pueden tener una unidad de pre-secado automática que hace entrar la base de impresión. Estos equipos pueden costar desde los 400 USD, hasta los 3 mil dólares los automáticos.

Los marcos

Se recomienda siempre comprar marcos de aluminio o metal sobre los de madera, estos últimos no tienen estabilidad, tienden a deformarse y perder tensión de forma irregular, lo que ocasionará defectos en la impresión, además de hacer imposible la repetibilidad de un trabajo a otro, ya que la tensión cambia. Algunos de los marcos de  metal además cuentan con la ventaja de poderse re-tensar lo que permite trabajar con la misma tensión en tus trabajos, registrando estos parámetros puedes lograr la misma calidad siempre y por consiguiente la repetibilidad. Los marcos metálicos retensionables son más costosos que los de madera pero a la larga la inversión valdrá la pena.

El mínimo de marcos que debe tener un taller pequeño es de 3 o 4 para usarse en 3 días de trabajo, si la cantidad de trabajo es más grande esta cantidad se eleva proporcionalmente para un taller que tenga 10 trabajos al día debe tener mínimo 30 marcos. Una de las cosas más importantes es secar las pantallas de la forma correcta, es muy común que sean secadas con aire, esto es un error ya que el aire arroja basura a los marcos que puede dar al traste con un trabajo muy fino, lo ideal es comprar un gabinete de secado que elimine la humedad de los marcos por medio de calor. Estos gabinetes pueden secar hasta 10 marcos a la vez por medio de calor.

Por último y tal vez lo más importante es la hoja de orden de pedido de trabajo, en México se acostumbra a hacer todo en acuerdos verbales y usando la memoria, pero una hoja de pedido que nos permita anotar todos los datos posibles de cada trabajo como el tipo de tinta, los marcos utilizados, el número de hilos, la emulsión,  la tensión, los tiempos de curado y emulsionado, etcétera, nos puede ayudar muchísimo para lograr la repetibilidad si es necesario hacer una tirada extra, o por otro lado tener un control de cuáles son los tiempos y procedimientos correctos cuando un trabajo salió de maravilla.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.