Inicio Impresiones Transfer Hablando de calandras, calor a todo color

Hablando de calandras, calor a todo color

1494

Las calandras se usan para sublimar rollos completos de tejido antes de su confección, ideales para sublimar banderas o banners de gran tamaño.

calandrasLa búsqueda de la autenticidad y la diferenciación de la competencia, en materia de publicidad y diseño, ha hecho que la industria gráfica se mantenga en constante desarrollo; el surgimiento de nuevos métodos de impresión ha sido vital y quizá más aún el perfeccionamiento de las técnicas tradicionales. Tal es el caso de la sublimación, una de las tecnologías de impresión más usadas de la industria y que más se ha popularizado en años recientes, sin duda influenciado por el nuevo auge que han tenido los textiles.
Aunque comenzaron a ganar terreno como una opción publicitaria para productos premium, hoy en día las telas son fuertes competidoras de sustratos como el papel, el cartón, la lona, el vinil, entre otros. La ligereza del textil, sus posibilidades de diseño, transporte y almacenamiento, han hecho que se convierta en uno de los sustratos publicitarios más populares de los últimos años. Esto, por supuesto, ha significado una fuerte demanda de equipos de impresión textil.

La serigrafía, la sublimación y recientemente la impresión digital directa han tenido de esta manera un nuevo despertar comercial, por lo que no es sorpresivo que los grandes fabricantes de equipos y consumibles pongan sus esfuerzos en esta tendencia.

Todo para sublimación
Básicamente existen dos tipos de sublimación: la impresión de artículos promocionales y la textil; evidentemente son muy distintas entre sí y por lo general la textil es mucho más demandante en la calidad de productos y equipos que se requieren, esto por diversos motivos entre los que se destaca la exigencia de los consumidores finales en cuanto a la complejidad del diseño y la fidelidad al color, la durabilidad que se espera de las prendas, la homologación del color de las muestras solicitadas, uniformidad de color en toda la producción, la buena resolución de la imagen (debido a la corta distancia que suele existir entre el público y la impresión en tela), la pureza de los colores negro, azul y rojo, entre muchos otros.
Ya que los clientes de la impresión por sublimación han aumentado en cantidad y exigencia, es importante comprender que cada uno de los elementos usados en el proceso de impresión tiene un papel fundamental y del rendimiento de cada uno depende el acabado final.

Para cumplir con los estándares de calidad que persigue el público actual es necesario contar con una impresora de alta resolución y capaz de trabajar con altos volúmenes de material a una velocidad competente; un software que permita la homologación de colores y, en la medida de lo posible, automatice el proceso de perfilación de color. Así mismo, elegir tintas, papel transfer y textiles de alta calidad es fundamental para obtener buenos resultados. Aunque estos elementos suelen tenerse en cuenta, sobre todo las capacidades del equipo impresor, es un error común no prestar demasiada atención a la elección de las calandras, responsables de la última, y probablemente la más importante parte del proceso de impresión.

En la búsqueda de la calandra ideal
La segunda mitad del proceso de impresión por sublimación consiste en colocar el diseño impreso en contacto con el artículo sublimable y aplicar calor y presión para que se haga la transferencia. En el caso de la impresión textil, las opciones se reducen a una calandra, usada para sublimar rollos completos de tejido antes de su confección, ideales para sublimar banderas o banners. Y una plancha transfer de gran tamaño, que es una buena opción para personalizar prendas textiles completas como camisetas, sudaderas, vestidos, toallas, alfombras, y similares. La ventaja de ésta última es que no se limita al trabajo en telas, sino que con el mismo equipo se pueden sublimar artículos pequeños. Las calandras, por su parte, solamente se usan en la impresión textil de grandes tamaños y suelen tener una calidad superior precisamente por su especialización, esta es la única opción para realizar trabajos publicitarios por el área de impresión que permite trabajar.

Para elegir una calandra deben tenerse en cuenta tres aspectos fundamentales: el tiempo, la temperatura y la presión.

Tiempo: es importante que la calandra integre un contador digital para reducir los errores de producción, pues si bien es cierto que podría usarse un temporizador de cocina o un reloj cualquiera, una variación de segundos puede resultar en un mal trabajo. Aunque es muy cómodo contar con un sistema de esta naturaleza, ese no es el único factor que lo hace recomendable, sino que es una garantía de calidad y puede significar un incremento en la productividad ya que se puede hacer otras cosas mientras se vigila el trabajo de la máquina.

Temperatura: Cada tela, tinta y trabajo tienen sus propias necesidades de calor, por lo que es muy recomendable adquirir una calandra con un medidor digital de temperatura que cubra un espectro amplio con oscilaciones de 10 grados centígrados o más. Excederse con el calor puede quemar los colores o dañar los adhesivos de las tintas.

Presión: este aspecto es fundamental y también puede controlarse digitalmente, aunque solamente las calandras más sofisticadas ofrecen esta función. No importa si el indicador de presión consta de una pantalla digital o una aguja analógica, lo importante es disponer de un valor numérico que permita homogeneizar una producción. Las calandras con control de presión son de accionamiento automático.

Además de estos tres aspectos fundamentales, a la hora de adquirir una calandra para sublimación es recomendable tener en cuenta factores como el ancho máximo de trabajo, la velocidad de producción, el diámetro de los rodillos, el tipo de calefacción que integra, etcétera. En la medida en que estas características se ajusten a las necesidades específicas de cada impresor, los resultados serán mejores.

calandras2

La demanda de impresión por sublimación
ha crecido en número y en exigencia,
por lo que es fundamental contar
con equipos eficientes.

El ancho de la calandra, por ejemplo, determinará el tamaño de los textiles que pueden sublimarse; por lo general las máquinas miden entre 1.50 y 1.80 metros, siendo éstas últimas las ideales para impresores de gran volumen o de aplicaciones publicitarias. Así mismo, el método de calefacción que usa la calandra es un factor a considerar, pues para obtener buenos resultados es importante que los cilindros del equipo se calienten de forma uniforme, esto puede ser mediante un sistema térmico de aceite, en el cual el cilindro está sellado al vacío en un baño de aceite diatérmico que circula, o de resistencias eléctricas, que consiste en el calentamiento vía eléctrica de los cilindros metálicos. Ambos sistemas han demostrado ser muy eficientes, la elección dependerá de los requerimientos del impresor.

Algunas calandras integran un sistema de bandas para transportación de piezas cortadas o rollos de tela, esto facilita el trabajo del operador y permite agilizar la producción. Aunque son un poco más voluminosos, estos equipos son muy recomendables para los impresores de altos volúmenes.
Entre los equipos que se han vuelto populares y han tenido buena aceptación en el mercado se destacan los siguientes.

Sublimarts GS170: con un ancho máximo de trabajo de 1.70 metros, este equipo cuenta con un sistema de control de velocidad que permite al usuario programarlo para trabajar de uno hasta cinco metros por minuto. Además su mecanismo digital de regulación de temperatura logra resultados más precisos, alcanzando hasta los 399 grados centígrados. El diámetro de rodillo de 43 centímetro, así como el recubrimiento de teflón en el tambor, permiten que el textil se mantenga en buen estado durante el proceso de sublimación, al tiempo que el usuario puede ahorrar gracias al sistema de recuperación de papel.

Metalnox CMD 1800: este equipo puede trabajar con un ancho máximo de tela de 1.80 metros y es una de las más populares del mercado gracias a que cuenta con sistemas de control de temperatura y velocidad digitales para automatizar y monitorear todo el proceso de impresión. Alcanza los 220 grados centígrados, el rodillo tiene un diámetro de 22 centímetros y puede trabajar hasta tres metros de material por minuto. Cuenta con un sistema automático de alineamiento de felpa y también integra un sistema de recuperación de papel para un aprovechamiento máximo del mismo. El tipo de calefacción que utiliza esta máquina es de aceite y su margen de error es muy reducido.

Orion MT-1880: es un equipo un poco más pequeño que los anteriores, pues tiene un ancho máximo de trabajo de 1.52 metros y un diámetro de rodillo de 21 centímetros. El equipo se calienta mediante resistencias de metal y alcanza una temperatura máxima de 200 grados centígrados. Gracias a sus controles digitales de velocidad y temperatura los resultados de impresión tienen alta calidad. Sin embargo, al no contar con mesa de trabajo, se trata de una máquina ideal para talleres pequeños.

Transmatic 7360: esta calandra goza de buena aceptación en el mercado gracias a que optimiza los flujos de trabajo y el consumo de energía. El preciso sistema de avance de material ayuda a mantener una homogénea presión y permite trabajar con textiles de distintos grosores y consistencias. Su sistema de calentamiento por aceite garantiza la distribución uniforme y estable de la temperatura a lo largo de todo el cilindro de 20 centímetros de diámetro. Además de un regulador digital de velocidad y uno de temperatura, esta calandra integra un control electrónico de centrado del tapete para mejores resultados. Para efectos de seguridad y ahorro energético, el equipo se apaga automáticamente al bajar de los 140 grados centígrados durante el proceso de enfriamiento.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.