Inicio Preprensa Software Software ¿Por qué integrar un Software RIP?, El software como instrumento para ahorrar

¿Por qué integrar un Software RIP?, El software como instrumento para ahorrar

0
1365

Es en la búsqueda de mayor eficiencia y rapidez de los equipos de impresión que surgen los Software RIP, herramientas esenciales de automatización.

softwareBasta con echar un vistazo a nuestro alrededor para notar que la industria de la impresión está en todas partes de nuestra vida cotidiana. Aparatos electrónicos, gadgets, publicidad, decoración y hasta alimentos se presentan al mercado en todo tipo de aplicaciones que conllevan, naturalmente, distintas técnicas de impresión.

Las artes gráficas han llegado a formar de esta manera una parte esencial de nuestra vida y la forma en que nos relacionamos con los productos que consumimos. No se trata únicamente de estar expuestos a las múltiples plataformas publicitarias del mundo actual, sino de atender hasta las necesidades más básicas del día a día: todo tiene una relación directa o indirecta con el negocio de la impresión.

Es precisamente por esta demanda desmesurada que se hace imprescindible diseñar herramientas que agilicen el trabajo de impresión de los distintos equipos disponibles en el mercado. En la búsqueda de la rapidez y eficiencia de estas técnicas han surgido sistemas incluso capaces de reducir los costos de producción y el margen de error de una producción; hablamos por supuesto de los software RIP, esenciales en la búsqueda de todo impresor de mantenerse competitivo.

¿Qué es un Software RIP?
Un software RIP (Raster Image Processor) es un programa informático que permite controlar una impresora de forma automática sustituyendo al controlador nativo del fabricante. Por decirlo de alguna manera, es el sistema cerebral de un equipo que “razona” las tareas y se asegura de llevarlas a buen término. Un sistema RIP además aporta funciones suplementarias como la imbricación, la cual permite montar automáticamente varias imágenes en un mismo formato preestablecido.

La mayoría de los equipos en el mercado cuentan con sistemas RIP de menor o mayor complejidad, pero para aquellos impresores que cuentan con uno muy básico y desean hacer su equipo más poderoso, existen opciones de software compatibles con una gran variedad de impresoras.
Un RIP está diseñado para administrar de manera eficiente todo tipo de archivos que ingresan a un equipo, sus necesidades de color y dimensiones para reducir los márgenes de error e incluso automatizar una producción. Hoy existen softwares tan avanzados que son capaces de diseñar flujos de trabajo, calcular costos de producción, verificar la existencia de materiales y hasta ofrecer una previsualización del trabajo final por medio de renders.

Cuestión de negocios
Analizando este panorama, y teniendo en cuenta que las necesidades de impresión del público son cada vez más exigentes, no resulta difícil imaginar por qué es ideal contar con un software RIP de alta calidad en un taller de impresión; sin embargo, sus beneficios van más allá de facilitar trabajos con buena resolución, color o resistencia; pues se trata también de una herramienta indispensable para hacer rentable el negocio de la impresión. Entre sus principales ventajas se destacan las siguientes:

Más alta calidad de impresión: un sistema RIP es capaz de gestionar las tintas de manera que la fidelidad al color sea suprema, y lo mismo ocurre con los sustratos. Ya que tiene una lectura de gran precisión de los trazos que se desean imprimir, la resolución de la imagen será muy buena y, gracias a la correcta administración de los tiempos de curado y la gestión del material, éste no se dañará durante el proceso de impresión.

Un software RIP es ideal para impresores de grandes volúmenes que producen en serie o tienen clientes frecuentes, ya que es capaz de almacenar en la memoria las condiciones de una impresión específica. Es decir, si se trata por ejemplo de la producción de una etiqueta o una aplicación publicitaria, en las cuales es fundamental la fidelidad al color de la marca, un RIP es capaz de guardar la información necesaria de colorimetría, tiempos de curado, comportamiento del color respecto a distintos sustratos, y mucho más. Esto por supuesto se traduce en un beneficio económico considerable.

ADEMÁS DE INFLUIR EN LA CALIDAD DE LA IMPRESIÓN, UN SOFTWARE RIP ES CAPAZ DE REDUCIR CONSIDERABLEMENTE LOS GASTOS DE PRODUCCIÓN.

Velocidad de producción: sin duda una de las principales preocupaciones e intereses del público y el impresor es el de la inmediatez. El vertiginoso ritmo de la publicidad es un factor determinante para esta tendencia y un software RIP es una gran herramienta para cumplir con este objetivo, ya que es capaz de automatizar una producción y reducir considerablemente los tiempos de trabajo. De la misma manera, gracias a que los márgenes de error se reducen bastante, es casi innecesaria la intervención de un operador, lo que podría derivar en pérdida de tiempo.

Mayor calidad de vida para los equipos: es este un aspecto muy importante que muchas veces no se toma en cuenta de un software RIP. Ya que analiza constantemente el estado de las tintas, sustratos, temperaturas y demás, es una buena herramienta de prevención de problemas que podrían afectar el desempeño de la impresora. Al reducir la cantidad de desechos de consumibles y calcularlos perfectamente, los equipos se mantienen en buen estado ya que no quedan residuos que puedan afectarlos.

Opción verde: algunos consideran incluso que un buen sistema RIP puede ser considerado una opción ecológica de impresión ya que busca el máximo aprovechamiento posible de los materiales y desecha muy poco.

Desde cualquier perspectiva que se analice, es la adición de un software RIP una decisión económica y una táctica de negocio. Al lograr trabajos de tan alta calidad, el rango de precios que un impresor puede manejar es superior al de la competencia, y ese es sólo el beneficio más evidente.

Sobre todo, la rentabilidad de un RIP radica en el ahorro, pues todos ellos están orientados al aprovechamiento máximo de los consumibles y los sustratos, que a largo plazo resulta en una considerable reducción de gastos. De la misma manera, al automatizar las producciones, un buen software necesita poco o nada de supervisión humana.

Una de las mayores ventajas que ofrecen los más novedosos software RIP es el de calcular el gasto total de materiales en una producción y mostrar al impresor un costo aproximado. Esto permite hacer presupuestos mucho más acertados y reducir los márgenes de error, de manera que la ganancia no se sacrifica. Cada vez es menos necesaria, incluso, una prueba de impresión que también representa un gasto, pues a través de un software es posible hacer previsualizaciones del trabajo final para la aprobación del cliente.

Por si todo esto fuera poco, un RIP puede mantener un equipo de impresión en buen estado y prevenir gastos de reparación, que siempre son elevados y nunca están contemplados. Ya que constantemente monitorea el funcionamiento del equipo, el software puede detectar fallas en su primera manifestación, avisa al impresor y el problema se atiende antes de que se convierta en uno grave y de costosa reparación.

Los líderes del mercado
Gracias al buen recibimiento que han tenido en el mercado, los software RIP no han dejado de perfeccionarse y continuamente se lanzan al mercado nuevas opciones de alto rendimiento. Entre los más populares se encuentran los siguientes:

Caldera. Muy bien posicionado en el mercado, Caldera RIP es uno de los sistemas más completos para un negocio de impresión, pues permite elaborar desde una cotización hasta calcular de forma muy precisa los tiempos totales de producción.
Este RIP permite distribuir la carga de trabajo en diferentes máquinas que trabajan al mismo tiempo y de esta manera se agiliza la producción. Entre sus más grandes beneficios se destaca su asociación con Adobe, lo que le permite integrar las últimas versiones de APPE haciendo que el RIP procese los archivos de imagen más rápido y con mayor precisión. Las opciones de automatización de Caldera permiten al usuario maximizar su producción imprimiendo las 24 horas del día evitando errores humanos. Sin embargo, algunos consideran una limitación que hasta ahora sólo puede trabajar con Linux y Mac.

EFI. La opción ideal para los usuarios que desean obtener una reproducción de color coherente y de alta calidad; la última versión de este software es Fiery XF 6.3 y ha sido muy bien recibida gracias a que es capaz de comprobar la exactitud tanto de gamas CMYK como de colores spot usando las tiras de control incluidas y la opción Color Verifier.
Fiery se integra con los clientes de EFI-web-to-print y soluciones MIS de impresión, permitiendo enlazar los sistemas. Además captura datos importantes de la etapa de producción como la cantidad de tinta que se utilizó para imprimir un trabajo, lo cual permite llevar un control de los materiales y consumibles utilizados y de esta forma llevar un presupuesto organizado.

Onyx. Este sistema prioriza la calidad del color y permite a las empresas reducir costos y aumentar la productividad al automatizar y simplificar el flujo de trabajo para la impresión de gran formato. Onix, permite al impresor procesar varios archivos en menos tiempo con velocidades de RIP dos veces más rápidas, pues aprovecha al máximo su plataforma de 64 bits para configurar trabajos, mover archivos y abrir aplicaciones rápidamente.
Su más reciente versión Onyx 12 permite manejar al mismo tiempo plotters y cama plana de corte, simplificando la producción de trabajos más detallados que simplemente impresión. A diferencia de ediciones anteriores, Onix 12 ofrece mayor velocidad y rendimiento, además de una cartera avanzada de acabados especiales.

Wasatch: uno de los software más populares del mercado, este sistema es muy fácil de usar y favorece un flujo de trabajo intuitivo. Particularmente orientado a reducir los tiempos y costos de producción, ofrece colores de excelente calidad y representación fotorrealística de 16-bit gracias al método de mediotono de tramas estocásticas Precision Stochastic Screens.
Este software puede administrar cualquier entorno de impresión desde una sola impresora hasta una planta de producción muy compleja de dispositivos múltiples. Gracias al ahorro de material y tinta que permite, wasatch es muy rentable.

SAI: con su más reciente serie Flexi 12, amplía su nicho de mercado y ofrece SAI FlexiSIGN para corte de vinilo directa; SAi FlexiPRINT para la impresión de gran formato y corte, y Sai FlexiSIGN & PRINT para corte de vinilo directo, impresión e impresión y corte.
La velocidad de producción interesa particularmente a este sistema que favorece la automatización de la impresión y reduce la necesidad de participación humana.
El factor de ahorro económico de estos software es probablemente su mayor ventaja. Aunque de primera instancia algunos pueden resultar muy costosos, la inversión vale la pena y la retribución económica se da muy rápidamente gracias a que logra impresiones de muy alta calidad que se venden a precios competitivos.

  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.
  • Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe las noticias más importantes de publicidad del medio grafico en tu correo.


    By submitting this form, you are granting: graphic innovations, López Cotilla # 2282, Guadalajara, 44130, permission to email you. You may unsubscribe via the link found at the bottom of every email. (See our Email Privacy Policy (http://constantcontact.com/legal/privacy-statement) for details.) Emails are serviced by Constant Contact.